Lunes, 16 de enero de 2017

| 1996/06/17 00:00

NEGOCIOS DE PLACER

LA COSTA ES EL LUGAR PREFERIDO POR LOS EMPRESARIOS PARA CELEBRAR SUS CONVENCIONES. EL 50 POR CIENTO DE LA OCUPACION DE LOSHOTELES DEPENDE DE ESTOS EVENTOS.

NEGOCIOS DE PLACER

No todos los días una ciudad recibe a 60 jefes de Estado, 110 delegaciones de los cinco continentes y cerca de 3.000 periodistas. Eso fue exactamente lo que sucedió hace pocos meses en Cartagena, cuando miles de personas aterrizaron en el aeropuerto Rafael Núñez con un sólo objetivo: asistir a la Cumbre de los Países No Alineados. Durante varios meses el gobierno local y los hoteleros cartageneros trabajaron para poder atender de la mejor manera posible a los visitantes. Y no cabe la menor duda de que lo lograron. Una vez más la ciudad demostró que está preparada para ser sede de las reuniones más importantes tanto a nivel local como internacional.Cuando se trata de organizar eventos, seminarios o cualquier tipo de actividad grupal, las principales ciudades de la Costa Atlántica tienen una larga experiencia. Tal como lo enfatiza Luis Fernando Cañizares, presidente de Cotelco-Cartagena, "actualmente la Costa es la región número uno del país en la organización de convenciones porque posee la mejor infraestructura y le da la posibilidad a los visitantes de poder trabajar y gozar al mismo tiempo gracias a su clima cálido y a sus playas".Para la jefe de relaciones públicas del Hotel Santa Clara, Carmen Otero, el éxito especial de Cartagena estriba en que esta ciudad posee no sólo la infraestructura necesaria sino que además es un destino con atractivos turísticos y culturales. "Aquí pueden llegar los acompañantes de la persona que participan en la convención y no se aburren. Eso no sucede en las ciudades que no son turísticas por naturaleza".De otra parte, Sonia Gedeón, directora de relaciones públicas del Hilton-Cartagena, opina que una de las principales ventajas de la Costa es que sus ciudades son mucho más seguras que Medellín, Cali o Bogotá y ofrecen una infraestructura igual de completa.Negocio redondoUn estudio reciente a nivel latinoamericano reveló que cada convencionista gasta un promedio de 300 dólares diarios. En Colombia esa cifra es de 150 dólares al día y las reuniones ocupan un promedio de dos a cuatro noches. "Se trata de un turismo que busca hoteles de cinco estrellas y come en los mejores restaurantes", afirmó Alvaro Vásquez, presidente de la Asociación Colombiana de Operadores de Congresos _Acopecon_. De ahí que el negocio de las convenciones y seminarios no sea para nada despreciable. Y lo mejor del caso es que con esta actividad ganan todos: los hoteles, las líneas aéreas y la ciudad sede. La cuestión, para Lucy Díaz-Granados, gerente de ventas del Hotel Irotama, es muy sencilla: "Los visitantes gastan dinero en la ciudad y como para disminuir costos las convenciones se realizan en temporadas bajas, los hoteles y los aviones llenan sus vacíos. Y como si lo anterior fuera poco, no se vende de manera individual sino por volumen".Precisamente por la rentabilidad del negocio los mejores hoteles de la Costa han centrado su estrategia en atrapar este tipo de clientela. Así, por ejemplo, el hotel Cartagena Hilton está construyendo un gran salón que tendrá capacidad para 1.200 personas. Así mismo, Las Américas tuvo que ampliar sus salones para poder satisfacer la alta demanda por eventos de tipo grupal. "Cuando el hotel comenzó a funcionar, hace dos años, el segmento de las convenciones no era su principal objetivo. Sin embargo la demanda por este tipo de reuniones fue tan alta que tuvimos que ampliar nuestras instalaciones", reveló Alberto Araújo, presidente de Las Américas, hotel donde, hoy por hoy, un 40 por ciento de la ocupación depende de las convenciones.Si se considera, por ejemplo, que el 47 por ciento de la ocupación hotelera del Cartagena Hilton y el 50 por ciento del Howard Johnson Santamar están ligadas al turismo de convención, no hace falta ninguna otra explicación para entender la importancia que posee este tipo de industria para las ciudades de la Costa Atlántica.Punto de partidaEl auge de este tipo de eventos en la Costa comenzó en 1982, año en el cual se inauguró el Centro de Convenciones Cartagena de Indias. Paralelamente comenzó un mejoramiento de la infraestructura de la ciudad: el aeropuerto, los canales de comunicación, la aparición de la Casa de Huéspedes Ilustres y, por supuesto, la construcción de los hoteles de lujo que eran necesarios para recibir a los convencionistas.Hoy, en Cartagena, Santa Marta y Barranquilla, existe una oferta amplia de salones de tamaño mediano y de hoteles de cinco y cuatro estrellas. Así mismo, La Heroica cuenta con un centro de convenciones capaz de recibir a 3.000 personas y Santa Marta con uno que puede atender hasta 1.200 invitados. Pero los clientes de los eventos reciben mucho más que salones. Los hoteles ofrecen no sólo los espacios sino además los mejores equipos audiovisuales y de traducción simultánea. Los interesados en planear una reunión no tienen que preocuparse por nada: los hoteles y las 64 empresas colombianas que trabajan exclusivamente en la organización de congresos hacen absolutamente todo. El cliente paga y obtiene un servicio integral: salones, comidas, refrigerios y hasta tours por la ciudad. Incluso existen hoteles que ya lanzaron sus paquetes especiales de 'Todo incluido para convenciones'.El presidente de Cotelco-Cartagena asegura que son los eventos como la Cumbre de los Países No Alineados los que han permitido que la fama de La Heroica haya traspasado las fronteras nacionales. Cada día aumenta el número de reuniones mundiales que se realizan en la ciudad. De hecho, la demanda de este tipo de turismo seguirá creciendo a medida que aumente el número de hoteles cinco estrellas capaz de alojar a los visitantes. Y si las cosas continúan como van, quien quita que algún día Colombia pueda competir con países como Brasil, que actualmente está en condiciones de recibir cumbres de hasta 10.000 personas.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.