Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/13/2011 12:00:00 AM

No caer en malas manos

Los 6 millones de dólares que en 2010 representó para el país el turismo de salud han llevado a que algunas instituciones y especialistas ofrezcan servicios que su formación y experiencia no les permiten realizar.

Cuando un extranjero no tiene muy claro en dónde y con quién va a realizarse un procedimiento médico en Colombia, corre el riesgo de caer en manos interesadas en facturar servicios que, en ocasiones, no están en condiciones de cumplir. Esta equivocación puede ocasionarle al turista de salud desde perder su inversión hasta la muerte.

La normatividad colombiana exige a las instituciones de salud cumplir requisitos mínimos de habilitación de servicios. El Ministerio de Protección Social es el organismo responsable de otorgar esta certificación.

Sin embargo, con el propósito de consolidar a Colombia como destino internacional de servicios médicos, algunas clínicas y hospitales han optado por avanzar hacia las acreditaciones, nacionales e internacionales, que ratifican sus estándares de calidad y seguridad.

En Colombia el ente acreditador es Icontec, que tiene unos parámetros reconocidos fuera del país. A nivel internacional, una de las de mayor prestigio es la otorgada por la Joint Comission International.

El Programa Transformación Productiva liderado por el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo trabaja actualmente con 21 instituciones acreditadas por el Icontec y con dos por la Joint Comission International. Veinte más buscan esta última.

Para garantizar la calidad de sus servicios, el cluster de servicios de medicina y odontología de Medellín ha establecido a clínicas y hospitales requisitos de ingreso y permanencia, entre los que están: experiencia en la atención de pacientes internacionales, ser IPS con servicios especializados y tener acreditación internacional vigente, compromiso de iniciar el proceso o estar poniéndolo en marcha.

Para el caso de las intervenciones estéticas existe la Sociedad Colombiana de Cirugía Plástica Estética y Reconstructiva, agremiación que reúne a los cirujanos plásticos que cumplen con los requisitos éticos y de formación requeridos.

Lo cierto es que cualquier paciente extranjero está sujeto a la reglamentación y protección al usuario que tienen los ciudadanos nacionales. Por tanto, si queda inconforme con el tratamiento, podrá reclamar inicialmente en la oficina de atención al usuario de la respectiva institución. Si no obtiene respuesta, puede acudir a las secretarías municipales y distritales de salud y, por último, a la Superintendencia Nacional de Salud. También puede hacer uso de las vías legales de reclamación civil o penal y, si existe alguna póliza, hacer uso de ella.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.