Domingo, 11 de diciembre de 2016

| 1994/07/11 00:00

No. 4 EL FUTBOL Y LA POLITICA

No. 4 EL FUTBOL Y LA POLITICA



DOS CONSPIRACIONES

1966: ¿Conspiración contra Suramérica?

1970: ¿Conspiración contra Europa?


1966
Parcialidad arbitral
En el mundial jugado en Inglaterra, equipos e hinchas suramericanos sintieron un aire de conspiración contra los equipos latinos, provocada por la evidente parcialidad de los árbitros en beneficio de los equipos europeos.
En el partido Argentina-Alemania, el juez toleró impunemente la agresión del alemán Overath sobre González, y en cambio expulsó al argentino Albrecht por un foul contra Weber.
En el encuentro Argentina-lnglaterra, ni el árbitro, ni el capitán argentino Rattin se entendieron.
Resultado: expulsión injusta del suramericano.
En la disputa de Uruguay vs Alemania F. el silbato inglés Finney pasó por alto el evidente penalti del alemán Schnellinger, quien detuvo el balón con la mano cuando su portero estaba vencido. Para agravar la situación, expulsó a los uruguayos Troche y Silva, provocando desequilibrio de fuerzas y la derrota uruguaya.
Y en los partidos que disputó -el entonces dos veces campeón- Brasil, los jueces toleraron el juego sucio que desembocó en nueve jugadores lesionados, incluyendo a Pelé.


1970
Capitàn del equipo campeòn mundial detenido por presunto robo.
El equipo inglés, que debía defender su título ganado en 1966, viajó a Bogotá para su preparación, teniendo en cuenta que esta ciudad está ubicada a una altura sobre el nivel del mar similar a la de Ciudad de México.
Pero a México no llegó su capitán.
Bobby Moore -capitán de la selección inglesa, futbolista calificado en 1963 y 1964 por la prensa como el mejor jugador de Inglaterra y en 1966 consagrado como "jugador de jugadores"- se quedó en Colombia acusado temerariamente por el robo de un brazalete de esmeraldas y diamantes de una joyería en Bogotá.
Durante los cinco días que Moore permaneció detenido, el primer ministro Harold Wilson debió pedir a su embajada en Bogotá que lo mantuviera enterado del desarrollo del lío judicial, mientras la policía en Londres debió proteger la sede de la embajada colombiana ante la posible reacción de los furiosos hinchas ingleses.

¿Borrachos?
La irritación inglesa alcanzó su más alto punto al arribar su selección a suelo de México. La prensa de éste país señaló entonces que sus jugadores desembarcaron borrachos.
Perdieron el campeonato por un dolor de estómago
Para acabar de empeorar la situación, el legendario portero inglés Banks se enfermó y tuvo que ausentarse del partido definitivo contra Alemania. El resultado de 3 - 2 en contra de Inglaterra se constituyó en su eliminación del Mundial.
Banks culpó a los cocineros del hotel donde se hospedaron por la cena del día anterior, la cual le produjo desórdenes estomacales.
En la City se denunció "complot suramericano para desmoralizar a los ingleses". Y Sir Alf Ramsey, entrenador inglés, rompió relaciones con los periodistas.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.