Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2003/05/26 00:00

Pan pa'l mundo

La cadena de panaderías Pan Pa'Ya, que hace 15 años nació del ahorro y el esfuerzo de unos estudiantes, está empezando a conquistar el paladar de los españoles.

La gran cadena de panaderIas Pan Pa'Ya, que se ha expandido por toda Bogotá , es un negocio que comenzó a hornearse hace unos 15 años cuando un grupo de amigos estudiantes matriculados en diferentes carreras decidió que era tiempo de invertir los ahorros que habían guardado en un fondo común durante su permanencia en la universidad.

Encontraron en el barrio Pasadena a una pareja de ancianos que tenían una panadería que estaba en venta. Los jóvenes inversionistas compraron el negocio y comenzaron a aprender sobre panadería y a alternar sus profesiones con los hornos, la harina y los pasteles.

Pronto se dieron cuenta de que era posible hacer de su panadería un lugar mucho más agradable, en el que se vendieran los productos clásicos de un negocio de estos de barrio y con una mejor presentación. Pero, sobre todo, comprendieron que el pan caliente era el mejor producto del mundo.

Por eso crearon un concepto de negocio en el que la producción siempre está en marcha, de tal manera que los clientes puedan encontrar productos recién hechos a cualquier hora del día.

Bajo esta idea lograron desarrollar en pocos años la cadena de panaderías Pan Pa'Ya, que hoy en día tiene 22 sucursales, la mayoría de las cuales opera bajo el sistema de franquicias, que desarrollaron hace ocho años.

Incluso han recibido propuestas para llevar la cadena a otras ciudades del país, pero el proceso de otorgar la franquicia es lento ya que la idea es que los aspirantes no sólo sean personas con el capital suficiente para desarrollar el negocio sino que además tengan un alto compromiso y que contribuyan a conservar la calidad de la marca.

Pan Pa'Ya también se animó a exportar y desde hace año y medio sus socios empezaron a investigar las posibilidades de ampliar el mercado. Algunos de ellos se matricularon en diplomados sobre exportaciones que dictan algunas universidades en convenio con Proexport. Comenzaron a visitar ferias internacionales, ya no como asistentes sino como expositores.

Descubrieron que las almojábanas y los pandebonos se conseguían en algunos países en forma de masa congelada, lo que disminuía la frecuencia de consumo. Después de analizar el negocio comenzaron a exportar los productos horneados para que el consumidor sólo tuviera que calentarlos.

Actualmente salen del país contenedores de 40 pies con cerca de 200.000 unidades con rumbo a Estados Unidos y España. En este último país los resultados han sido sorprendentes, no sólo con la colonia colombiana sino con los mismos españoles, ya que es una de las naciones europeas con más tradición en el consumo de productos de panadería calientes.

Por ahora Pan Pa'Ya se vende en algunas cadenas de supermercados de la madre patria, pero la idea es llegar a tener sus propios puntos de venta bajo el mismo lema que los llevó de ser una panadería de barrio a una gran empresa: pan caliente a cualquier hora del día.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.