Viernes, 24 de octubre de 2014

| 1994/12/12 00:00

PARECE QUE FUE AYER

Sofía Rizo Hernández, una encantadora abuela que en 1934 llegó al primer reinado en representación de Cundinamarca, recuerda lo que pasó hace 60 años en La Heroica.

PARECE QUE FUE AYER

EL 3 DE ENERO DE 1934 se llevó a cabo la elección de la primera señorita Colombia. La elegida fue Yolanda Emiliani Román, quien representaba al departamento de Bolívar. En el segundo lugar se ubicó la candidata del Valle del Cauca, Lulú Bueno Delgado, mientras que en el tercero quedó la bogotana Sofía Rizo Hernández, candidata por Cundinamarca. En ese entonces la ceremonia de coronación se llevaba a cabo en el Teatro Pedro de Heredia y, ese año, el encargado de ceñirle la corona a la ganadora fue el presidente del jurado calificador, Manuel Serrano Blanco.

En esa época las costumbres eran muy estrictas y cualquier signo de libertinaje era considerado como una herejía. Incluso la idea de realizar un concurso de belleza era una osadía que desafiaba las normas sociales. Por eso, cuando las candidatas desfilaban por las pasarelas, los vestidos no dejaban mucho que ver de la belleza femenina. En el primer reinado celebrado en Colombia no se habló siquiera de la posibilidad de que las diferentes candidatas desfilaran en traje de baño. El público y el jurado prácticamente debían juzgarlas con la imaginación. Eran otros tiempos.

El país se debatía en una guerra con Perú, pues el vecino país le disputaba la soberanía sobre un remoto rincón al que el gobierno llamaba el trapecio amazónico. Ese mismo año terminaba la administración de Enrique Olaya Herrera, el primer presidente liberal después de la hegemonía conservadora. Testigos del primer concurso de Cartagena no quedan muchos. El pionero de las fiestas novembrinas, Carlos Martelo, falleció hace unos años. También la primera soberana que tuvo Colombia, Yolanda Emiliani Román, murió, a la edad de 77 años, el primero de enero de 1991. Pero afortunadamente vive todavía una de las candidatas que estuvo en la coonación de ese 3 de enero de 1934.

Se trata de Sofía Rizo Hernández, una encantadora abuela que hoy vive en Bogotá en un apartamento del norte de la ciudad. A sus 87 años conserva su lucidez y recuerda, como si fuera ayer, lo que pasó hace 60 años en La Heroica. "Aún recuerdo el día de mi elección como Señorita Bogotá. La ceremonia de coronación se realizó en el actual Teatro Colón, que por esa época era llamado Municipal. Los modales de los caballeros de ese entonces no se pueden comparar con los que se ven ahora. Antes los hombres eran muy educados y galantes", recuerda doña Sofía, sentada en un mullido sillón en la sala de su casa. Después de ser coronada como la mujer más bella de la capital, fue invitada a Cartagena por el empresario Carlos Martelo, quien se encontraba al frente de la organización del Primer Reinado Nacional de la Belleza.


60 AÑOS NO SON NADA...

Las 12 candidatas que participaron ese año llegaron a la capital de Bolívar a finales de 1933, pues la elección se haría el 3 de enero del año siguiente. Allí tuvieron oportunidad de inaugurar los muelles, un evento al que asistió lo más granado de la sociedad, no sólo cartagenera sino de Colombia. Se encontraban figuras públicas como el propio presidente Enrique Olaya Herrera, Germán Zea Hernández, Daniel Lemaitre, Carlos Cock, Darío Echandía y Felipe Lleras Camargo, entre otros asistentes.

Doña Sofía recuerda: "Lo más emocionante no fue escuchar mi nombre como una de las ganadoras de ese primer reinado. Fue el haber bailado un vals con el señor presidente, Enrique Olaya. Fue un privilegio que siempre he guardado en mi memoria". La fiesta de coronación fue todo un acontecimiento. El teatro Pedro de Heredia estaba colmado por grandes personalidades nacionales. A medida que se acercaba la hora final las candidatas vivían momentos de angustia. "Era una emoción indescriptible -recuerda doña Sofía-. Todas nos tomamos de las manos para darnos ánimo. No importaba quién fuera a ganar, lo único que todas queríamos era que la ceremonia fuera elegante y sobria. Cuando escuché mi nombre como una de las finalistas me emocioné mucho, creo que alcancé a llorar. Y cuando Yolandita fue nombrada como la ganadora, todas la rodeamos y la abrazamos con un sentimiento de corazón". Doña Sofía también hace remembranza del baile que siguió a la coronación: "Fue algo hermoso. En ese tiempo se bailaba una música muy diferente a la de ahora. Los hombres debían ir con el sacoleva de rigor. Las mujeres íbamos con largos vestidos y con mitones hasta por encima de los codos. La etiqueta era mucho más exigente y rigurosa de lo que se acostumbra hoy". A pesar del tiempo transcurrido, para quienes participaron en los primeros años del reinado la belleza y el esplendor seguirán siendo las características primordiales del concurso. Aun cuando haya cambiado sustancialmente la forma de vestir, para aquellas hermosas mujeres que han pasado por Cartagena el reinado no ha perdido ese ambiente de fábula, de cuento de hadas que lo rodea. No obstante, mucha agua ha corrido bajo el puente desde aquellos días de galantería y fastuo y quienes conocieron épocas mejores, al compararlas con los tiempos modernos, no dudan en decir como doña Sofía Rizo Hernández: "Definitivamente, todo tiempo pasado fue mejor".

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×