Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/25/1993 12:00:00 AM

Paso de vencedores

Nunca antes los colombianos habían triunfado tanto en el ámbito internacional. Las épocas del ídolo único, como Pambelé y Cochise, son cosa del pasado.

HACE ALGUNAS SEMANAS LOS COLOMBIAnos escucharon de los grupos guerrilleros la amenaza de que septiembre sería un mes negro a nivel nacional. Con este anuncio, nadie puso en duda que las noticias que se escucharían del país en el mundo entero estarían de nuevo protagonizadas por los muertos y las bombas. Sinembargo, la situación fue otra. Los colombianos sí se tomaron los titulares de la prensa internacional, pero no precisamente por ser víctimas del terrorismo. Por un lado, Faustino Asprilla se convirtió una vez más en centro ds atracción mundial al anotar cinco goles en cuatro días y colocar a su equipo, el Parma, no solo en el liderato de campeonato italiano, sino en la lista de clasificados para la próxima ronda de la Recopa europea.
Al mismo tiempo que los periódicos dedicaban sus páginas a las hazañas del "Tino", otro colombiano también se apoderaba de grandes titulares: Fernando Botero. Por primera vez las esculturas de un artista vivo se exponen a lo largo de Park Avenue, en Nueva York. Simultáneamente, algunos de sus cuadros cuelgan en las paredes de la galería Marlborough de la misma ciudad. Además, desde la semana pasada 100 de sus "gordos" andan viajando por los más famosos museos de Rusia, como el Pushkin, de Moscú, y el Ermitage, de San Petersburgo.
Estas noticias, sumadas al triunfo del ciclista Alvaro Mejía en la vuelta a Cataluña (España) hace dos semanas, hicieron de éste el mes de los colombianos en el exterior. Pero esto no corrió sólo por cuenta de ellos. En realidad, muchas compatriotas han colaborado en la lista de éxitos internacionales que Colombia ha tenido durante este año. En el campo del arte, del deporte, de la ciencia, de la música y hasta de la actuación, hay nacionales que ocupan actualmente los primeros lugares.
Es más: nunca antes el país había tenido tantos representantes suyos sacando pecho en el exterior. Lo cual confirma que las épocas en las que Antonio Cervantes "Kid Pambelé" o Martín Emilio "Cochise" Rodríguez acaparaban las primeras planas fuera de Colombia, son tiempos pasados. Hoy la cosa es a otro precio.
UNA ESTRELLA EN HOLLYWOOD
Dentro de la lista de triunfadores está John Leguízamo, un bogotano residente en Estados Unidos, catalogado como el rey latino de la comedia. Aunque comenzó siendo un artista para los chicanos, hoy se habla de él en toda esa nación.
Su trabajo ha merecido los mejores comentarios en medios como The New York Times y Newsweek, e incluso la revista Playboy le ha dedicado más de dos artículos.
En la hoja de vida de Leguízamo los éxitos han venido uno tras otro. En efecto, en menos de dos años logró impresionar a los grandes de Hollywood. Su primer gran hit lo anotó con la obra Mambo Moulh, un monólogo escrito y actuado por él que puso a reír a los estadounidenses. Después hizo un papel en la cinta Susurros en la oscuridad, en la que compartió créditos con actores de la talla de Annabella Sciorra y Alan Alda.
Y lo que definitivamente lo dejó en los primeros lugares de la lista de actores latinos fue su papel en la película Super Mario Bros., de reciente estreno, por el que recibió más de un millón de dólares.
Esta cinta ha tenido tal éxito en sus primeras semanas de exhibición que ya está siendo producida en dibujos animados para la televisión mundial.
Los éxitos que le esperan a John Leguízamo en el futuro no se comparan con lo anterior. En los próximos meses firmará un contrato para actuar en una película al lado de Al Pacino, uno de los actores más importantes del séptimo arte. Esto hace suponer que John Leguízamo se pueda convertir, muy pronto, en uno de los actores latinos más perseguidos por los productores de cine estadounidense.

LOS ASES EN LAS CANCHAS Pero de lo que no hay duda es de que los grandes logros siguen dentro del campo deportivo. Faustino Asprilla está catalogado hoy como el número uno en el fútbol italiano, la liga más prestigiosa del mundo. Y gracias a los goles que anotó frente al Torino y al Degerfors de Suecia hace dos semanas, las directivas del Parma decidieron firmar con el jugador un contrato hasta 1998 por 675 mil dólares anuales, totalmente libres de impuestos.
Esto significa que el "Tino", que hace apenas un año llegó a Italia, tiene asegurado para su futuro tres mil millones de pesos. Esto, sin contar con los ingresos que seguramente recibirá por bonificaciones y contratos publicitarios. Y si venden su pase -algo que no se descarta, pues un jugador de 23 años tiene todas las posibilidades aún abiertas-, la transacción no se haría por una suma inferior a los 20 millones de dólares, de los cuales el tulueño recibiría el 10 por ciento.
Las volteretas del "Tino" no son, sin embargo, las únicas imágenes de deportistas colombianos que hoy recorren el mundo. Los éxitos de Alvaro Mejía también han dado mucho de qué hablar. El cuarto lugar que alcanzo en el pasado Tour de Francia y el triunfo en la reciente vuelta a Cataluña, superando a figuras de la talla de Miguel Indurain, lograron devolverle a Colombia el prestigio que había perdido dentro del ciclismo mundial. Según los expertos, los éxitos de Mejía no serán pasajeros, pues este muchacho de 26 años -edad en la cual, conforme al juicio de los especialistas, se comienza a triunfar en el ciclismo de alta competitividad-, ha demostrado ser un deportista muy completo, con buen desempeño tanto en la montaña como en las etapas contra reloj. Y lo mejor es que ya tiene asegurados cuatro años de contrato para participar en las principales pruebas de Europa, lo que le significará un ingreso anual de más de 150 mil dólares.
Para completar la terna de deportistas que se han lucido últimamente está la golfista María Isabel Baena, quien este año repitió su triunfo en el campeonato mundial realizado en San Diego (California). A los 16 años, esta pereirana ya es bicampeona mundial en la categoría juvenil, algo que muy pocos deportistas colombianos han logrado en este difícil deporte. Hace dos semanas, logró el segundo lugar en el torneo mundial realizado en Japón, en donde en 1991 resultó campeona.

TRIUNFADORES DE AYER Y DE HOY
Y así como algunos colombianos alcanzaron este año triunfos a nivel internacional, hay otros cuyo mérito consiste en haberse mantenido vigentes en su campo. Es el caso de Gabriel García Márquez y Fernando Botero, quienes pueden considerarse los pioneros de la buena prensa del país en el exterior.
Mientras la venta de libros de García Márquez aumentó significativamente en estos últimos años en todas las latitudes, Fernando Botero logró un éxito de tales proporciones con sus esculturas en los Campos Elíseos, de París, que hasta el propio Jacques Chirac, alcalde de Paris y exprimer ministro de Francia, le hizo una entrevista de una página en el diario Le Figaro.
En este grupo de colombianos sobresalientes están los investigadores Manuel Elkin Patarroyo y Rodolfo Llinás, quienes en los últimos años han ganado un nombre entre la comunidad científica internacional. Patarroyo recibió el premio al mejor científico del Tercer Mundo y su vacuna contra la malaria ha obtenido varios reconocimientos en el exterior, entre ellos, el de la 46 Asamblea de la Organización Mundial de la Salud, entidad a la que el científico donó la patente.
Llinás, por su parte, al crear un scanner que permite estudiar las estructuras y las señales eléctricas que produce el cerebro humano, sigue entre los candidatos al Premio Nobel de Medicina. Hoy en día es jefe del departamento de Biofísica de la Universidad de Nueva York y está catalogado como una de las grandes eminencias de la neurología.
Otro colombiano que se ha consolidado en su campo es el torero César Rincón, quien desde hace dos años, después de su faena en la Plaza de Las Ventas, de Madrid, está considerado como uno de los mejores diestros del mundo.
A pesar de que por las cornadas sufridas en esta temporada no ha tenido la misma suerte que en el pasado, este año Rincón ha toreado 85 corridas -incluyendo las de Cali, Manizales y Bogotá realizadas a principios de 1993-, lo que no sólo lo mantiene como una de las primeras figuras del toreo, al lado de Joselito, Enrique Ponce y Espartaco, sino que le ha representado mucho dinero. Cada tarde Rincón cobra, en promedio, 40.000 dólares. Los bajos honorarios que recibe en plazas de segunda y tercera categorías, los compensa en los de primera, como Madrid, Sevilla, Pamplona, Bilbao y Barcelona.
PERO HAY MAS...
En otras actividadess también hay colombianos que se destacan. El periodista y productor de televisión- Fernán Martínez Mahecha es uno de ellos. Los cuatros premios Emmy que ganó recientemente por la producción de El Show de Cristina lo convirtieron en uno de los realizadores de televisión más prestigiosos de las cadenas hispanas en Estados Unidos.
Este año tiene en sus manos la producción ejecutiva del programa de Chabeli Iglesias que va a comenzar a emitirse en 17 países. El dinero que obtendrá Martínez por estos contratos se desconoce, pero él mismo asegura que superará lo que recibió el año pasado. Es decir, que son más de 160 mil dólares.
Otro que se ha ganado el título del mejor es Joe Arroyo, quien anualmente recibe entre 450 y 500 millones de pesos por sus presentaciones. Los conocedores de la música latina a nivel mundial, aseguran que este artista es hoy en día el más grande intérprete de salsa. The New York Times lo presentó hace un par de meses como "el creador de un género musical irresistible" y, el año pasado, la BBC de Londres compró en exclusiva los derechos de sus videos para toda Europa.
Y es que este artista logró apoderarse de un mercado que tradicionalmente le pertenecía a las orquestas de Puerto Rico y República Dominicana. Hace tres meses ganó el premio "Aplauso" en Estados Unidos, un galardón que antes sólo había recibido una cantante hispana: Celia Cruz.
La lista de éxitos de colombianos en este año no termina ahí. En ella está también el que obtuvo la diseñadora colombiana María Elvira Pardo en París, durante el lanzamiento de su perfume Shambala. Imponer una fragancia en la capital mundial de los perfumes no es cualquier cosa. Pero, además, lograr que al lanzamiento asistan las más destacadas figuras de la nobleza europea es una verdadera hazaña. Un frasco de este perfume valdrá en Colombia 40.000 pesos y en Europa no bajará de 100 dólares. Para el mercadeo del Shambala, se van a invertir en Francia cerca de 10 millones de dólares anuales.

¿UN PAIS DE ENVIDIOSOS?
Con todo, no resulta extraño que en un país como Colombia, acostumbrado a las tragedias y a las malas noticias, los triunfos se valoren más que en ningún otro. Pero así como aquí se les otorga gran importancia a los triunfadores, por lo general también se es injusto con ellos. De hecho, los propios compatriotas son los que más rápido se encargan de enterrarlos en el momento en que cometen una equivocación. Vale recordar que los primeros críticos de la vacuna de Patarroyo fueron sus propios colegas; los que menos creían en César Rincón fueron los aficionados colombianos, y los peores días de Asprilla se los provocó la severa crítica de la prensa colombiana. En efecto, los grandes héroes nacionales pueden convertirse, en un día en los colombianos más vituperados. El ejemplo está fresco: la semana pasada la prensa nacional lanzó fuertes críticas contra Adolfo "El Tren" Valencia, sólo porque en sus últimos tres partidos con el Bayern de Munich, no había convertido goies, olvidando que en sus dos primeros juegos en canchas alemanas fue la figura del equipo.
Algunos sociólogos de la Universidad Nacional, como Fernando Fergussony Gabriel Restrepo, dicen que esto es muy normal, pués los ídolos no tienen por qué ser permanentes. "Lo que sí es un grave error es que los colombianos seamos envidiosos. Aquí a quien tiene éxito se le mira mal -dice Restrepo-. Esta es una sociedad de envidiosos programada para el fracaso. Por eso el que logra sobresalir es visto con recelo e incluso se le pone zancadilla".
" El ejemplo más dramático es el de "Cochise". En 1971, después de haber batido el récord mundial de la hora y haberse coronado campeón mundial en España "Cochise" se perfilaba como el más seguro ganador de la medalla de oro de los Juegos Olímpicos de Munich del siguiente año. Sin embargo, un colombiano se encargó de que ese sueño no se hiciera realidad. Eduardo Senior, un dirigente deportivo, denunció a "Cochise" ante el Comité Olímpico con el argumento de que el ciclista no era un deportista aficionado sino profesional, pues sus entrenamientos los realizaba con una camiseta con la marca de bicicletas Benotto. El resultado fue que no se autorizó su participación en los juegos y se esfumó la ilusión de conseguir esa medalla.
Lo cierto es que las cosas han cambiado. Por una parte, los colombianos que van en busca del reconocimiento internacional ya no se amilanan a pesar de la envidia y las críticas recibidas. Y por otra, el temor de competir en tierras extranjeras y la idea de que los nacionales son inferiores parece haber desaparecido. En los últimos años son muchos los que le han demostrado al resto del país que es posible ser reconocido tanto a nivel nacional como internacional. Y tal como están las cosas es probable que esta racha de triunfos llegue a convertirse en algo normal para los colombianos.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1829

PORTADA

Gran encuesta presidencial

Vargas Lleras arranca fuerte, Petro está estancado, Fajardo tiene cómo crecer y los partidos tradicionales andan rezagados. Entre los uribistas, Ramos se ve fuerte. Y Santos tiene 35 por ciento de aceptación. Gran encuesta de Invamer para Caracol Televisión, Blu Radio y SEMANA.