Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/8/1988 12:00:00 AM

PAZ EN LA TIERRA.. NO PARA ESTOS NIñOS

PAZ EN LA TIERRA.. NO PARA ESTOS NIñOS PAZ EN LA TIERRA.. NO PARA ESTOS NIñOS
"SABIA QUE EL SOLDADO ME HABIA HERIDO"
Niña sudafricana de 13 años habla de los tiros que la paralizaron.
THABISENG MABUSA es una niña de 13 años, parte de una familia de refugiados políticos sudafricanos que vivió en la capital de Botswana, Gaborone, a 32 kilómetros de su tierra natal. Hoy, paralizada de la cintura para abajo por balazos disparados desde un rifle militar de alta velocidad, asiste al Centro de Rehabilitación Saint Giles de Harare, Zimbabwe. A menudo, el shock de recibir estos balazos basta para matar, dicen los cirujanos. A Thabiseng le dispararon las tropas gubernamentales sudafricanas en 1986, cuando invadieron Botswana en busca de guerrilleros del Congreso Nacional Africano. Esta es la historia que narró en una conferencia sobre niños víctimas del apartheid sudagricano, celebrada en Harare.
Después del fallecimiento de mi padre en 1983, viví con mi madre y mi hermana de 7 años.
En la noche del 14 de junio de 1986, teníamos visitas en nuestra casa de Gaborone, mi tío, mi tía, sus dos hijos pequeños y dos de mis amigos.
Mas o menos a los 8, mi tía me mandó al dormitorio para buscar algo para su bebé.
De repente oí un bang. Me paré y vi un soldado en la ventana.
Salí corriendo del dormitorio para ver qué pasaba.
Alguien estaba pateando la puerta muy fuerte. Se abrió y vi otro soldado, disparando. Tenía puesta una máscara.
Me dió pánico y traté de correr. Hubo otro disparo, seguido por muchos otros en sucesión rápida. Había una luz en el balcón. El soldado me podía ver claramente. Yo tenía puesto un vestido.
Me caí. Aunque no sentía nada, sabía que el soldado me había disparado en la barriga.
Traté de levantarme y correr otra vez. Después me volvió a disparar en la espalda.
El soldado disparó hacia el comedor y los dormitorios. Le pegó a mi tía y la mató.
Grité y grité pidiendo auxilio. Cuando se fueron los soldados vinieron los vecinos. Mi mamá trajo un hombre con un auto que me llevó al hospital, pero yo estaba paralizada. No podía mover los miembros inferiores.
En el lenguaje de nuestra gente, Thabiseng significa "hazme feliz".
A pesar de mi parálisis, soy alegre porque tengo una madre que me quiere y gente que me cuidó y me alentó a hacer cosas por mí misma.
Ahora curso el séptimo grado en la escuela Saint Giles de Harare, y estoy empezando a aprender a caminar con muletas -no muy bien-, pero lo puedo hacer.

EDICIÓN 1861

PORTADA

Prieto en la mira

La imputación de cargos al exgerente de la campaña de Santos sorprendió. Pero esta no tiene que ver con el escándalo de Odebrecht ni con la financiación de las campañas. ¿Por qué?

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com