Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/6/2004 12:00:00 AM

Pegados a la tele

El gusto de los televidentes decide qué se programa y qué sale del aire. Así ha evolucionado la medición de audiencias.

En 1954, cuando arrancó la televisión en Colombia, sólo un puñado de colombianos pudo ver la primera emisión, y varios de ellos presenciaron la nueva maravilla en sesiones colectivas.

Poco a poco la televisión reemplazó a la radio y se convirtió en el medio preferido. Al igual que había pasado con los anteriores electrodomésticos, que cuando llegaba a las casas colombianas uno nuevo se le daba un lugar privilegiado, la radio se fue a algún rincón de la casa y el televisor se instaló en la sala.

En los 70, las familias fueron reuniéndose más y más en torno a la nueva caja y hoy tener televisor es una necesidad primaria de cualquier colombiano rico o pobre; en promedio, hay 1,7 televisores por hogar.

El control remoto implicó otro salto en los hábitos de los televidentes. Inventado por Robert Adler en 1956, apenas llegó al país al comenzar la década de los 80. Las audiencias inmóviles en su canal preferido comenzaron a saltar de un canal a otro. Con el enorme crecimiento de la industria, cada vez aparecen más y más los canales de diversa índole para elegir. Así a los canales abiertos se le han venido sumando los de televisión por suscripción, sea esta satelital o por cable. Al finalizar los 90 un 16 por ciento tenía este servicio en su casa. Hoy más de la mitad de los hogares de 22 ciudades del país están suscritos a la televisión.

El zapping ha hecho que sea cada vez más un reto medir la sintonía de la televisión en cualquier lugar. Saber cuántas personas estaban sintonizando un programa se convirtió en una necesidad de la industria. Las primeras en medir las audiencias fueron las mismas empresas anunciantes; entre ellas y al comenzar la década de los 70 se adaptaron a la televisión los estudios de audiencia de radio. Uno de los más conocidos era el 'Consumer', una investigación de audiencias que se hacía con base en encuestas a los televidentes. .

Después se realizaron otras investigaciones esporádicas, como el Estudio Básico de Medios, contratado por la Asociación Nacional de Anunciantes (Anda) a Napoleón Franco & Compañía en 1980. La Anda más tarde invitó a Nielsen de Colombia, que arrancó en Colombia en 1985. Tenía un método más avanzado que los estudios anteriores, pues repartía unos cuadernillos en 500 hogares en diferentes ciudades del país y les pedía a las familias que llenaran allí qué programas estaban viendo, cada 15 minutos, a lo largo del día. De todos modos la mayoría de las personas no anotaba sus hábitos con juicio, cada día, y sólo hasta el final de la semana se acordaba de la tarea y mucho de lo que reportaba era de memoria.

Más tarde en 1995, Ibope, compañía brasileña fundada en 1942, le puso una dura competencia a Nielsen, pues en lugar de valerse de la inexacta metodología de los cuadernillos llegó con los people meters, literalmente "medidores de personas", unos aparatos que conectados al televisor registran automáticamente los cambios de canal. Además amplió la muestra de hogares a 750 y les entregaba a canales y a anunciantes reportes diarios. Nielsen rápidamente puso también los medidores, pero su muestra seguía siendo más pequeña, con 660 hogares. La competencia duró hasta 1997, cuando Ibope ganó la puja por el mercado.

Los gustos de las mayorías, según los midan los ratings, son los jueces implacables de qué sigue al aire y qué se cierra. Hace 20 años los colombianos preferían programas muy diversos como concursos, periodísticos, musicales y magazines, además de los seriados y telenovelas. Hoy en día, en cambio, los favoritos son las telenovelas, los realities y el fútbol. Antes cabían más géneros en la programación, a pesar de existir menos canales.

Los capítulos finales de las telenovelas populares y los partidos en los que juega la Selección Colombia y los encuentros de la Copa América y Libertadores siempre arrasan en sintonía, al igual que el Reinado Nacional de Belleza y Miss Universo. Los programas más vistos en los últimos 12 años han sido En cuerpo ajeno, La potra zaina, Café con aroma de mujer, La viuda de blanco, La mujer del presidente, Yo amo a Paquita Gallego, Perro amor, Yo soy Betty, la fea, Pedro el escamoso, María madrugada, Amantes del desierto, Protagonistas de novela, Expedición Robinson, La costeña y el cachaco, La venganza, Pecados capitales, Pasión de gavilanes, El auténtico Rodrigo Leal, Francisco el matemático y El Desafío 2004.

Hoy ven más televisión las mujeres que los hombres, y son más fieles los televidentes entre 12 y 17 años y los mayores de 40. Los niños se concentran más en telenovelas y realities; los hombres, en los programas periodísticos y deportivos y las mujeres, en las telenovelas nacionales y extranjeras de todos los horarios y en los magazines matinales.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.