Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/15/1992 12:00:00 AM

PROPIEDAD HORIZONTAL Y DISEÑO

105 AÑOS NO SON NADA
ERA EPOCA DE TRANvias, de tertulias y de filipichines. Santa Fe de Bogotá se reducía a La Candelaria y un poco más lejos al tradicional barrio de Chapinero. Los santafereños corrian de un lado a otro con sus sombrillas en la mano, vestidos de sombrero y abrigo. Sin duda, mucho ha cambiado desde entonces pero de aquellas épocas han quedado herencias que aún marcan el destino del país en algunas áreas.

Se trata de antigüedades preciosas que han recobrado la vigencia y la vitalidad al pasar los años. Con el día a día son capaces de pensar y repensar las actividades del hombre con respecto a la comunidad misma. Es el caso de la Sociedad Colombiana de Ingenieros, una "antigüedad" que lleva más de un siglo en trabajo activo y que desde entonces no ha hecho más que actualizarse para andar al ritmo de los tiempos.

Una asociación que ha sido capaz de dinamizarse y que nació de una inquietud.
Porque aquel 24 de mayo de 1887 los ingenieros residentes en Santa Fe de Bogotá recibieron una invitación que muy cordialmente los citaba el domingo 29 del mismo mes, para "tratar asuntos de ingenieria".
Los anfitriones, Diodoro Sánchez, Abelardo Ramos, Andrés A. Arroyo y Miguel Triana, profesionales en ingeniería percibieron la necesidad de reunir a sus colegas para intercambiar opiniones respecto a su trabajo. Al encuentro llegaron 45 profesionales, quienes fundaron en aquella ocasión la Sociedad Colombiana de Ingenieros mientras precisaban reuniones posteriores para aprobar los primeros estatutos de la asociación y posteriormente para echar a andar la publicación "Andes de Ingeniería".

Ese año la Sociedad quedó consolidada y desde entonces se dedica a colaborar con el gobierno central, a promover las actividades académicas e investigativas, y a unir y proteger a los profesionales individualmente.

LOS CIMIENTOS DEL FUTURO
En 1892 la Sociedad celebró sus cinco años de vida, fue un aniversario pausado impregnado de expectativas. En 1937 la Sociedad cumplió 50 años de fundada y la celebración se realizó con bombo y platillos. Era su gran consolidación. 25 años después, la Sociedad cumplió 75 abriles y continuaba en el apogeo de su actividad. En 1987 celebró el primer siglo de vida y a esta conmemoración asistieron sus miembros rindiendo un gran respeto a la entidad.

El próximo 29 de mayo la Sociedad Colombiana de Ingenieros asociación profesional más antigua de Colombia cumple 105 años de existencia. Una celebración, que al igual que en su quinto aniversario, permanece impregnada de expectativas y proyecciones.

La Sociedad Colombiana de Ingenieros se mira hoy de cara al futuro bajo la orientación de su presidente Germán Silva, un profesional que tiene bien definidas las victorias de la ingeniería en el país, los peligros de la actividad y los campos para desarrollar.

Según Silva, la entidad pretende defender un adecuado ejercicio de la ingeniería, por ejemplo, en el plano ético. Para ello la Sociedad hace parte del Consejo Nacional de Ingenieria a través del cual se intenta controlar las acciones, la calidad y el limpio ejercicio de la profesión.

Además la institución pretende incentivar la actividad académica e investigativa. Para ello ha generado una serie de premios que anualmente o cada dos años, se otorgan a los mejores trabajos en ingeniería electrónica, publicaciones sobre ingenieria nacional, sobre el conocimiento del territorio nacional, al mejor alumno en ingenieria, al ingeniero o grupo de ingenieros que se esfuercen por la integración de la ingeniería colombiana y a quienes hayan realizado un aporte material o científico a la profesión.

Pero la actividad de la Sociedad no se detiene allí. Pensando en el futuro, la entidad adelanta programas de desarrollo profesional mensual; asesora al Gobierno en aspectos trascendentales como el problema energético del país y en la modificación del decreto de contratación que es la Constitución de la Ingeniería Nacional; como si fuera poco se dedica a realizar actividades para integrar al gremio alrededor de la Sociedad y lidera el Comité de Integración de Ingeniería y Arquitectura.

Según Silva, uno de los campos en los que más ha crecido la ingeniería del país es en el tecnológico. "Hace 25 años aseguró la ingeniería colombiana no hacía proyectos importantes, por ejemplo, en el sector eléctrico. Hoy las lineas de interconexión, entre otros, han sido realizadas por la ingenieria nacional. Sin duda, el país cuenta con una ingeniería sólida y responsable".

No obstante el presidente de la Sociedad señaló que la práctica de esta profesión lucha contra una serie de obstáculos como la situación financiera y económica en general, hecho que debilita a las compañías constructoras.

A este factor se suman el problema de la inseguridad en las obras que se realizan en el campo y el exceso de trámites que genera gran corrupción y la aparición de intermediarios.
No obstante, Silva aclaró enfáticamente que " la gran mayoría de los ingenieros en Colombia hace su trabajo con honestidad.
Hoy hacer ingeniería es dificil y de riesgo. Tenemos muchos hombres que ejercen con transparencia la profesión " . -

PREMIOS Y ESFUERZOS
La Sociedad Colombiana de Ingenieros otorga varios premios con el propósito de reconocer el trabajo y profesionalismo de los ingenieros colombianos.
. PREMIO PRESIDENCIA S.C.I.
Fue instituido por los ex presidentes de la Sociedad Colombiana de Ingenieros. Consiste en una medalla y un diploma que entrega la comisión de ex presidentes. Se confiere una vez, cada dos años, a los ingenieros o grupo de ingenieros que se hayan destacado por su interés y cooperación en la integración de la ingeniería colombiana, en la defensa de sus planteamientos y en la exaltación de sus ejecutorías.

.PREMIO NACIONAL DE lNGENIERlA.
Creado por la Ley 100 de 1937 y reglamentado porel Decreto 2194 de 1969. El premio se adjudica el 29 de mayo al ingeniero colombiano que haya proyectado o ejecutado como jefe, la obra material de mayor mérito científico y técnico en el año inmediatamente anterior . Este premio fue concedido por primera vez en 1941 al ingeniero Carlos Boshell Manrique por la obra "Ensanche de la Planta Eléctrica de Bogotá".

. PREMIO MANUEL PONCE DE LEON.
Creado por la junta Directiva de la Sociedad en 1889 y siguiendo la voluntad del testamento de Manuel Ponce de León. Se entrega al alumno de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional en Bogotá que señale el Consejo Directivo y que haya obtenido el mayor de los puntajes superiores al 92 por ciento del puntaje máximo.
.
PREMIO LORENZO CODAZZI.
Este premio fue expresado por Lorenzo Codazzi en su testamento. Más tarde fue establecido por la junta Dírectiva en 1907. Se otorga "al autor del mejor trabajo que tienda al conocimento del territorio colombiano, en el año inmediatamente anterior"

. PREMIO DIODORO SANCHEZ.
El ingeniero y fundador Diodoro Sánchez estableció en su testamento un premio para el ingeniero colombiano que haya concluido recientemente en el país la obra más importante de ingeniería o haya publicado el mejor libro sobre asuntos técnicos, económicos e históricos referentes a la Ingeniería Nacional.

. PREMIO ENRIQUE MORALES.
Según el reglamento de la Sociedad se confiere al autor del mejor estudio o trabajo original elaborado sobre electrotécnia y obras de ingeniería eléctrica construidas en el país.-
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1832

PORTADA

El fantasma del castrochavismo

La mitad del país cree que Colombia está en peligro de convertirse en la próxima Venezuela. ¿Cuáles son las posibilidades reales de que eso suceda?