Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 2005/02/28 00:00

Puerto On line

La Fundación Fabio Grisales Bejarano, de la Sociedad Portuaria Regional de Buenaventura, ha invertido durante 10 años en el capital social del puerto. Educación y salud son los sectores donde mejores resultados se obtienen.

Puerto On line

Suena el timbre que advierte el final de clase y las alumnas de grado once del colegio femenino San Vicente corren, gritan y se empujan para llegar de primeras al salón donde tomarán la siguiente clase. El entusiasmo inusual del grupo surge por la certeza de que durante la próxima hora estarán conectadas con el mundo desde su lejana Buenaventura. "Como sólo hay 20 computadores, la que no llega rápido tiene que compartirlo", dice una de las 30 estudiantes que disputan un lugar privilegiado frente a la pantalla. Como ellas, más de 12.000 porteños repiten esta escena, desde hace cuatro años, en cada una de las 10 infoaulas donadas por la Fundación Fabio Grisales Bejarano de la Sociedad Portuaria Regional de Buenaventura.

"El programa de infoaulas fue creado con el propósito de aportar al mejoramiento de la calidad académica y al desarrollo de toda la comunidad mediante el uso de la informática como una herramienta básica", señala Joaquín Orobio, coordinador del proyecto. Cada infoaula cuenta con 20 computadores con acceso a Internet a través de la banda ancha y un orientador que pone la empresa People On Line, socia del proyecto, para solucionar inquietudes de los alumnos y enseñarles el manejo de los equipos. Otro socio importante del proyecto es la universidad Eafit de Medellín, que actualiza constantemente a los profesores de Buenaventura con el fin de mantener viva la ilusión por el conocimiento y ayudarles a reconocer cómo aprovechar la tecnología dentro del proceso educativo.

"Basados en un modelo pedagógico colaborativo, el programa nos ha permitido fomentar el trabajo en equipo y afinar las habilidades de investigación tanto de los estudiantes como de sus maestros, aumentando las probabilidades de desarrollo en la región", concluye Orobio. Esto salta a la vista pues en una clase normal es posible ver cómo cada alumno manifiesta intereses diversos. "Hay unos que apenas terminan el trabajo en clase se dedican a buscar información sobre cantantes o películas, pero otros sorprenden porque investigan sobre temas referentes al sexo o el sida", cuenta Mairobi, la orientadora del curso.

Las infoaulas también han servido para fomentar valores como la amistad y el liderazgo. Desde muy pequeños, los estudiantes desarrollan la creatividad y despiertan el compañerismo a través de los clubes de amigos de la tecnología, donde los alumnos más aventajados entrenan a los demás en el uso del computador y las posibilidades de Internet. Pero no todo es trabajo y estudio, pues los muchachos del puerto han comenzado a interactuar con sus pares en otras instituciones de su municipio y del país, a través de chats y foros electrónicos.

Un buen ejemplo de la pasión por el conocimiento que hoy tienen los estudiantes del San Vicente es el caso de Ana Jensi Grueso. Ella, con apenas 8 años, quiere ser maestra y está dando sus primeros pasos hacia el objetivo trazado ya que se prueba como asistente del orientador de la infoaula. Anita acompaña el aprendizaje de sus compañeros y les enseña a utilizar los servicios del portal educativo Colombia Aprende, donde encuentran información valiosa para el desarrollo de su proyecto Esperanzas de Paz. Fue tanta su dedicación que el gerente de la Sociedad Portuaria le regaló un computador para pudiera trabajar desde la casa.

El programa de infoaulas para colegios de Buenaventura es apenas uno de los varios que apoya la Fundación Fabio Grisales Bejarano de la Sociedad Portuaria Regional. Esta entidad ha invertido durante los 10 años que lleva funcionando casi 30.000 millones de pesos en proyectos sociales y productivos en beneficio de la población más pobre del puerto y, por su importante labor, está ubicada como la tercera empresa con mayor inversión social en el país.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.