Sábado, 21 de enero de 2017

| 2000/08/21 00:00

Pujar en línea

Las subastas en la red son la nueva herramienta para conseguir los precios más económicos.

Pujar en línea

Parte del Exito de la economía estadounidense de los últimos años se debe a que Internet ofrece una nueva forma de comprar que abarató los costos casi en 40 por ciento.

Para algunos eso explica porqué un país lleno de efectivo y ansioso por comprar ha mantenido el precio de venta de los artículos tras varios años, a pesar de la ley de la oferta y la demanda.

La explicación es muy sencilla: Internet permite que las fábricas compren por subasta pública. Antes las fábricas solicitaban cotizaciones a unos cinco proveedores que tenían inscritos por determinado producto. Ahora anuncian que determinado día y a cierta hora abrirán una subasta durante unos 30 minutos. A esa hora se presentan los interesados en vender el artículo y durante media hora presentan ofertas para mejorar las anteriores de sus competidores.

La conclusión es que el comprador recibe ofertas de muchos más oferentes y logra mejores precios.

Este modelo de compras se ha implementado, tanto en entidades del gobierno como en compañías privadas, con un éxito abrumador. Además facilita que las licitaciones se desarrollen con completa transparencia ya que los mismos vendedores están observando las ofertas de todos.

La identificación de los proponentes es garantizada por las entidades certificadoras, que emiten un documento para dar fe de que cada empresa es la que dice ser. Adicionalmente las compañías compradoras llevan un estricto registro de cumplimiento de las vendedoras y cualquier punto negativo es causa de eliminación de la oferta en un mercado tan competido.

Los negocios en Internet se dividen en dos tipos: los negocio a negocio (B2B, por sus siglas en inglés) y los negocio a consumidor (B2C). Estas subastas hacen parte del primer grupo.

La agenda de conectividad del gobierno colombiano incluye el proyecto del gobierno en línea, para el que se tienen en cuenta las licitaciones por Internet, pero éstas sólo están planeadas para la tercera y última etapa. Una vez se supere la barrera cultural y se afine la parte legal.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.