Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/3/2001 12:00:00 AM

A puro color

Los cuidados del pelo y la paleta de colores son hoy cosa de señores.

Cada día son más los salones de belleza masculina y menos las barberías. Esto tiene una explicación sencilla: los hombres ya no se limitan a mantener el corte, arreglarse la barba o el bigote y la calvicie dejó de ser la única amenaza que querían combatir. Hoy en día los señores se preocupan tanto como las mujeres por el ‘fondo y no la forma’. Es decir, que no sólo importa tener el pelo bien peinado sino conservarlo sano, suave, con brillo y sin canas.

Las casas de cosmética capilar han sacado al mercado varios productos que si bien no son sólo para hombres sí apuntan a los dos sexos. Hoy existen desde champúes, tratamientos nutritivos y geles hasta siliconas para dar brillo, proteínas para mantener el color y productos para evitar el frisado. Todo es cuestión de informarse un poco, perderle el miedo a las ayuditas para lucir impecable.

Alrededor de los 40, y en algunos casos mucho antes, las canas aparecen en más de una cabeza. A pesar de que aún hay quienes las lucen con orgullo e inclusive las consideran su mayor atractivo, hay otros que pueden llegar a atormentarse cada vez que se encuentran con un espejo. “Son muchos los señores que vienen con el propósito de taparse las canas, pero por lo general me piden que lo haga de forma gradual para que el cambio no sea repentino”, cuenta Angelo Castañeda, de la Peluquería Macho’s de Bogotá. Esto demuestra que a pesar de que los señores ejercen cada vez más su ‘derecho a la vanidad’ los hombres siguen preocupados por el ‘qué dirán’. Son pocos los que cuentan que se están pintando las canas sin miedo a que en la oficina piensen que teñirse el cabello es cosa de señoras.

A la hora de ir a la peluquería conviene saber que las que dan mejor coloración son la de origen vegetal o las que contienen mínimas dosis de amoníaco. El exceso de amoníaco y de químicos terminan dañándolo. Lo resecan y en algunos casos pueden acelerar su caída. El pelo tinturado debe lavarse con un champú especial que ayude a mantener el color y lo proteja del sol. Durante las vacaciones o largos períodos de exposición al sol vale la pena utilizar algún filtro solar para evitar que los rayos ultravioleta alteren el color.

Cualquier cosa que se aplique en el cabello debe ser de buena calidad. Muchas veces por gastar menos hay quienes experimentan por su cuenta y se llevan sorpresas bastante desagradables. Para que el resultado sea el deseado es mejor acudir donde un especialista. Ellos son quienes conocen técnicas y trucos para que el resultado sea natural. Las cremas para tinturar requieren un manejo de aplicación y tiempo cuidadoso. Así que para evitar quedar con el pelo verde, manchado y maltratado es mejor ponerse en manos de un profesional.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1834

PORTADA

El peligro inminente de los otros grupos violentos

La bomba del Andino deja claro que terminada la guerra con las Farc aún quedan otros grupos armados. ¿Cuáles son y qué peligro representan?