Sábado, 21 de enero de 2017

| 2002/11/03 00:00

¡Qué buena energía!

Antioquia, que concentra más del 35 por ciento de la energía del país, da los primeros pasos para venderla a los países vecinos y Centroamérica.

¡Qué buena energía!

La fama de que los paisas tienen buena energía no es falsa. Desde que en la década del 70 el país empezó a desarrollar la generación de energía por medio de grandes centrales hidroeléctricas, Empresas Públicas de Medellín (EPM) y el Estado volcaron buena parte de sus esfuerzos a sembrar energía.

Nada pudo detener la fuerza de esa llave de progreso. Tierras históricas y pueblos tradicionales fueron borrados por el profundo azul de las aguas que permitieran generar la energía que necesitaba el país. Varias décadas de trabajo llevaron a Antioquia a ser el mayor proveedor de energía del país y, a pesar de esto, esa marcha no se detiene. Incluso sin importar la difícil situación que vive Colombia.

Iván Correa, presidente de EPM, reconoce que prácticamente ellos son los únicos que están desarrollando proyectos de generación eléctrica, no sólo en Antioquia sino en el país. "En estos momentos estamos haciendo un parque de generación eólica de 20 megavatios en La Guajira, que estará listo en agosto de 2003 a un costo de 25 millones de dólares. En 2004 terminaremos dos proyectos pequeños, La Herradura y La Vuelta, que generarán unos 37 megavatios, y estamos terminando el diseño de la hidroeléctrica Porce III, que costará unos 700 millones de dólares, para generar 700 megavatios en 2008 ó 2009".

Mientras algunos consideran que esta expansión puede ser peligrosa para las finanzas de EPM, pues el país tiene una amplia capacidad instalada, Correa cree que cuando se presente una fuerte reactivación de la economía el país podría estar abocado a un nuevo apagón si se tiene en cuenta que un gran proyecto puede tardar 15 ó 20 años. Por eso, dice Correa, EPM le sigue apostando al futuro.

Los planes de expansión no paran ahí. Ahora el Ministro de Minas y Energía tiene en su escritorio la propuesta de EPM para adquirir las empresas de energía de Caldas y Quindío, de propiedad del Estado. Además firmaron un primer contrato de venta de energía al Ecuador por casi dos millones de dólares.

Por su parte Isagen, que tiene el 12 por ciento de la capacidad instalada del país en Antioquia, deberá definir su futuro en los próximos meses. De propiedad del Estado, el gobierno de Uribe ha anunciado que no la venderá y que por el contrario, la fortalecerá.



Redes externas

Aunque EPM tiene una participación minoritaria en ISA (10,6 por ciento), esta empresa nacional con sede en Medellín y espíritu paisa puede ser su mejor aliada, no sólo para vender su energía en el 80 por ciento del país sino en el exterior.

Hace pocas semanas, en asocio con su filial Transelca y la Empresa de Energía de Bogotá (EEB), adquirió por 30 años la concesión que hizo el gobierno del Perú para entregar el control del 80 por ciento de las redes de ese país. En este momento también ISA trabaja en la ampliación de la interconexión con Venezuela y Ecuador y no descarta la posibilidad de tomar la distribución de la energía en Bolivia.

Actualmente buena parte de la expansión y el futuro de las generadoras del país depende de poder llegar a otros mercados. Por eso el proyecto de romper el 'Tapón del Darién' y lograr una interconexión con Panamá es prioritario. En ese país la energía puede costar el doble, pero de lograrse un acuerdo entre los gobiernos se podría construir la interconexión con ese país.

Con todas estas jugadas, ISA no sólo busca quedarse con la transmisión de energía en la Comunidad Andina sino ser el centro de interconexión hacía Centroamérica.

Como lo reconoce Javier Gutiérrez, gerente de ISA, en torno a Antioquia y Medellín continuará girando buena parte del futuro energético del país, no sólo por la capacidad ya instalada y porque desde allí se controla el flujo de energía, sino porque tienen la experiencia y los recursos para desarrollar nuevos proyectos, entre los que podría estar ese viejo sueño antioqueño de hacer la hidroeléctrica más grande del país en los escarpados cañones del río Cauca que le dé buena energía a Colombia y a los países vecinos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.