Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/22/1997 12:00:00 AM

QUE DEJO LA BONANZA

En contraste con lo que ocurrió con las regalías del petróleo, los pueblos cafeteros sí aprovecharon las épocas de vacas gordas.

En ciudades como Barrancabermeja, Arauca o Yopal sus habitantes aún no saben qué ventajas tiene vivir sobre un suelo rico en petróleo. Aparte del olor a crudo que se cuela por las ventanas y de las torres de perforación que a diario llegan a excavar los suelos, estas ciudades aún están lejos de contar con los privilegios que tienen las regiones que viven de las regalías petroleras. En estas regiones, que en el país pueden llegar a ser más de 10, no existen buenas vías de acceso, un bajo porcentaje de la gente tiene educación, los centros de salud son casi inexistentes y los pueblos siguen siendo cada vez más pobres a pesar de recibir cerca de 1,5 billones de pesos en regalías entre 1991 y 1992.Otra realidad, en cambio, se levanta en medio de los cafetales colombianos. En los departamentos que tienen cultivos de café, en Antioquia, Valle, Tolima, Cauca, Nariño, Huila, Cundinamarca, Boyacá, Santander, Norte de Santander, Cesar, La Guajira y Magdalena; y en especial en la zona conocida como eje cafetero, que comprende los departamentos de Caldas, Risaralda y Quindío, las ciudades, los municipios y las veredas han crecido gracias al café. De hecho, la región del eje cafetero es considerada hoy en día como la zona que cuenta con el más alto nivel de calidad de vida en todo el país. (Hasta 1997 ha recibido cerca de 179.000 millones de pesos para proyectos de inversión social) Sin embargo este título de honor no ha sido fácil de lograr. Detrás de él está la unión de la Federación Nacional de Cafeteros con los diferentes comités departamentales, que han llevado a cabo una serie de proyectos que abarcan la construcción y pavimentación de vías, la dotación de servicio de agua y energía para las regiones y la implantación de puestos de salud y escuelas rurales en muchas veredas de los departamentos. Educación En materia de educación, por ejemplo, se habían creado, hasta diciembre de 1995, 17.097 aulas, 5.419 viviendas para maestros y dado cupo a 62.397 alumnos en 1.536 veredas de 409 municipios. En sólo el área de Caldas, por ejemplo, en los últimos años se han creado 1.103 escuelas en el área rural. Por cada vereda hay un promedio de una a cinco escuelas y todas trabajan bajo un nuevo sistema de educación que lleva el nombre de Escuela Nueva. Este sistema de educación personalizada se lleva a cabo con equipos de trabajo en los cuales los alumnos, que pueden ser niños, adultos o ancianos, van al ritmo de aprendizaje que ellos mismos necesiten. Nunca pierden el año y las clases son dictadas con una mayor interacción entre el profesor y el alumno. Según Alberto Jaramillo, director del Comité Departamental de Cafeteros de Caldas, "el programa bandera para nosotros siempre va a ser la educación de la gente. Ya se ha comprobado la relación que existe entre la educación de una comunidad y su grado de desarrollo y a más educación mejores indicadores de salud, mejor ingreso per cápita, más respeto por los demás, más racional la explotación de la tierra, más conciencia social y, lo que es más importante, más autoestima de las personas". La inversión socialLa educación no es el único proyecto en el que están trabajando los comités departamentales. Las obras viales han cobrado una mayor importancia en los últimos años porque al contar con buenas carreteras, además de beneficiar a la región, el proceso de transporte del café es mucho más ágil. Por ello se han mejorado 56.028 kilómetros de vías, creado 1.522 puentes para vehículos y 1.161 puentes para peatones en 4.162 veredas de 552 municipios. La obra más importante realizada en los últimos años es el viaducto entre Dosquebradas y Pereira el cual ha mejorado de una manera importante el acceso entre Pereira, Manizales y Medellín. Así mismo, para satisfacer las necesidades de agua y energía en la región, se han creado 5.561 obras para acueductos que han favorecido a más de 1.715.000 habitantes en 1.704 veredas. De igual forma, se han electrificado 209.890 viviendas en 1.157 veredas de 364 municipios. Sumando estas cifras podría afirmarse que la bonanza del eje cafetero sí ha sido un verdadero milagro para los departamentos productores. Sin embargo, así como han sabido llevar con orgullo su envidiable situación en épocas de vacas gordas, otro tanto han hecho en los tiempos de crisis. "Los cafeteros no se han quedado con los brazos cruzados esperando mejores épocas _dijo a SEMANA Marino Restrepo Angel, director de la Unidad de Extensión y Producción Agrícola del Comité de Caldas_, ellos son conscientes de la necesidad de entrar a trabajar en nuevos mercados sin abandonar el café" . Y es aquí donde entra a jugar un papel muy importante la Corporación para la Diversificación del Ingreso Cafetero Cordicafé, (ver recuadro). Esta corporación busca ofrecerle al cafetero asesorías y créditos que lo motiven a ensayar en otros cultivos que constituyan una alternativa viable en la diversificación del ingreso del productor rural. Hasta ahora, lo único cierto es que los cafeteros han sido uno de los pocos gremios que, más allá de quejarse por la crisis, la han sabido aprovechar en su propio beneficio. Y, al contrario de otras zonas productoras de otros recursos, en las regiones cafeteras se nota el desarrollo. nLos nuevos mercados de la crisis cafetera En épocas de crisis han sido muchas las alternativas que se han planteado para que los caficultores puedan sobrellevar una producción disminuida de café o unos precios de venta muy bajos sin que ello afecte drásticamente la actividad económica de la región cafetera. Sin embargo, tal vez lo que más ha tenido acogida por parte de los mismos cafeteros es el programa que sobre diversificación viene adelantando la Federación Nacional de Cafeteros a través de Cordicafé. Con este programa se pretende poner en marcha una serie de proyectos centrados en la identificación, evaluación, promoción y desarrollo de alternativas empresariales para lograr que se diversifique el ingreso de los caficultores. Entre los principales programas se encuentran:
·Producción de alevinos para fomentar la industria de pescado.
·Producción de materiales de siembra certificados para que otros empresarios asuman el desarrollo de plantaciones en especies frutales, forestales, ornamentales, entre otras.
·Producción y comercialización del turismo en fincas cafeteras de propiedad de caficultores.
·Información de precios, mercados y tecnologías de punta para que los productores tomen sus decisiones y asuman su propio riesgo
·Producción de asistencia técnica y transferencia de tecnología en frutales, macadamia, caucho y arreglos agroforestales, con un impacto en cerca de 4.000 hectáreas en los departamentos de Cundinamarca, Caldas, Quindío, Antioquia, Huila, Santander y los Llanos Orientales. Los paisajes del caféComo una salida a la crisis cafetera, los propietarios de las haciendas han empezado a adecuarlaspara prestar servicios hoteleros.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.