Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/29/2011 12:00:00 AM

¿Qué se hicieron?

Estos son algunos de los personajes colombianos que más figuraron en 1982. Muchos de ellos desaparecieron de la vida pública.

Francisco Morris Ordóñez

Para Morris, la década de los ochenta le dejó tanto buenos recuerdos como sinsabores. En 1982, este abogado era superintendente bancario. En esa calidad, fue acusado de no haber tomado medidas para impedir las maniobras cuestionables del Grupo Grancolombiano, en ese entonces en el ojo del huracán. Tras la investigación, el Tribunal Superior de Bogotá lo absolvió en 1988. Actualmente es profesor de Derecho Internacional Privado en la Universidad Sergio Arboleda de Bogotá, corresponsal de Harris Lawyer, una de las oficinas de abogados más grandes de Washington, y presta sus servicios como árbitro de la Cámara de Comercio. Espera publicar próximamente su libro La crisis financiera de los 80, que será un análisis desde adentro de la primera gran crisis de ese campo, “con detalles de lo que ocurrió en ese entonces y que no todo el mundo conoce”.


Julie Pauline Sáenz

Esta bella mujer de ojos azules se convirtió en 1982, con 17 años, en la Señorita Colombia más joven de la historia. Los reinados y la belleza no eran un tema ajeno a la familia Sáenz. Su hermana mayor, Shirley, había sido reina nacional en 1977, y su media hermana, la actriz Kathy Sáenz, llegaría a ser virreina en 1992.

Aunque no le fue bien en Miss Universo, Julie Pauline recuerda su año de reinado como “todo un paseo”. “Viví intensamente y me lo gocé: las presentaciones, los eventos. Y cuando terminó, sentí nostalgia, pero ya tenía que volver a mi vida”. Hoy la exreina dice que su proyecto de vida son sus dos hijos, fruto de su matrimonio con el arquitecto Andrés Valderrama. El golf es una de esas actividades que hacen juntos, y a ella no le va nada mal. En 2010 fue campeona por segunda vez consecutiva en la categoría de damas del Torneo Nacional Mid-Amateur Copa TaylorMade-Adidas Golf, uno de los certámenes más importantes del golf aficionado.


Roberto José Guerrero

Hace 29 años, mucho antes de que el país se contagiara de la fiebre del automovilismo con Juan Pablo Montoya, este piloto paisa puso a Colombia a toda velocidad cuando se convirtió en el primer colombiano en correr en la Fórmula 1.

Comenzó en la categoría karts a los 12 años. Luego, se trasladó a Inglaterra, donde comenzó su carrera en la Fórmula Ford; luego, en la F3, la F2 y finalmente en la máxima categoría.

Durante dos temporadas estuvo compitiendo en los principales circuitos del mundo, pero al final de la temporada de 1983, su equipo, el Teodore Ford, se quedó sin presupuesto y Guerrero se trasladó a Estados Unidos, donde reside y donde alcanzó en dos ocasiones el segundo lugar en las 500 millas de Indianápolis. Actualmente, es el asesor deportivo de Sebastián Saavedra, quien en 2010 se convirtió en el tercer colombiano en correr Indianápolis. Además, Guerrero es comentarista en las transmisiones de automovilismo del canal Fox.


Kápax

También conocido como ‘el Tarzán colombiano’ o ‘el Guardián del Amazonas’, Alberto Lesmes Rojas se hizo famoso cuando en 1976 completó una hazaña poco común. En ese entonces tenía 30 años y buscaba realizar un acto que le diera el estatus de héroe y llamara la atención sobre el cuidado de la naturaleza. El 29 de junio salió de Neiva, dispuesto a recorrer a nado más de 1.600 kilómetros del río Magdalena hasta llegar a Barranquilla. Lo logró y cuando terminó todo el país tenía los ojos sobre él. Con su nuevo título de héroe, Kápax fue protagonista de fotonovelas y de una película. Nunca ha abandonado el Amazonas y lidera todo tipo de iniciativas ambientales para salvar la biodiversidad de la zona. Desde hace cinco años trabaja como guía turístico del Hotel Decamerón, y no hay visitante que se vaya sin una foto a su lado. A sus 64 años, Kápax sabe que le debe su fama al río y por eso tiene en mente muchos proyectos para cuidarlo y seguir siendo el gran defensor de la naturaleza.


Margarita Vidal

La periodista asumió en 1982 la dirección de la revista Cromos, a la que, según ella, rescató del pozo del chisme. También hizo parte de la Comisión Nacional de Paz, que organizaba el presidente Belisario Betancur. Y entre la sala de redacción y las conversaciones con las Farc, Vidal aún tenía tiempo para sus hijos y, a veces, para bailar en la discoteca El Unicornio, en la calle 94 de Bogotá.

Antes de viajar a Londres, donde permaneció hasta los años noventa, hizo el programa Al banquillo con Margarita, en el que pudo entrevistar a famosos personajes de la política y el jet set nacional. Hoy día, Vidal hace de todo un poco. Escribe los grandes reportajes dominicales de El País de Cali, es columnista de Credencial y realiza el programa Versión libre, en Canal Capital. Y así como nunca ha abandonado la televisión, tampoco lo hizo con la escritura. Actualmente está preparando un libro del que se siente orgullosa, pero prefiere no revelar.


Fernando González Pacheco

Pacheco en 1982 llevaba años como presentador y participaba también como actor en las novelas El manantial de las fieras y El último asalto. Él, que no nació en Colombia pero se considera más colombiano que un tamal, tenía un carisma enorme y un don de gentes extraordinario que supo transmitir en programas como Sabariedades, Los tres a las seis, Animalandia, Compre la orquesta, Cabeza y cola y tantos más.También probó su faceta como entrevistador en Charlas con Pacheco y Cita con Pacheco y se llevó tres premios nacionales de periodismo.

Después de más de treinta años de carrera, en los que fue sin discusión el hombre más popular de la televisión, se ha alejado de la pantalla chica por cuestiones personales y de salud. Pero aunque pase el tiempo, Pacheco siempre será Pacheco, presente para siempre, con su voz ronca y su risa bonachona, en el corazón de los colombianos.


Julio Andrés Camacho

Aunque dio sus primeros pasos profesionales en el sector público y financiero durante los años setenta, en los ochenta Julio Andrés Camacho se convertiría en el empresario de medios que algunos recuerdan. A finales de 1979 asumió la vicepresidencia de RTI, donde permaneció hasta 1982, cuando en sociedad con Rafael Sanabria compró la revista Cromos. Tras cuatro años de ejercer labores administrativas, Camacho se convirtió en el director del medio. También hizo parte del grupo que conformó QAP Noticias a comienzos de los años noventa como gerente, cargo del que se retiró seis años más tarde, cuando el presidente Ernesto Samper lo nombró embajador en Argentina. Hoy día Camacho vive en Chile junto a su esposa, la diplomática chilena Patricia Ríos. Allí trabaja en su empresa de importación de bienes italianos. Extraña Colombia y los medios.


Gloria Valencia de Castaño

‘La primera dama de la televisión colombiana’ estaba en 1982 al frente del programa Naturalia, que marcó la infancia de generaciones de colombianos a quienes les enseñó de cultura y biología, con una dulzura extraordinaria. Gloria ya había logrado saltar exitosamente de la radio, en la que comenzó en los años cincuenta junto a su esposo, Álvaro Castaño Castillo, hacia la televisión. Fue presentadora de varios programas en los que sobresalió por su talento e ingenio. Y además fue una entrevistadora aguda que conservaba su sencillez frente a cualquier personaje que se enfrentara.

Continuó con programas como El precio es correcto, Cumpleaños Ramo, Correo especial y Esta noche sí, en una brillante carrera que le mereció más de una docena de premios y distinciones y un lugar perenne en el corazón de los televidentes. El año pasado, Gloria Valencia celebró sus 60 años de trayectoria en los medios masivos, y el entonces presidente, Álvaro Uribe, le entregó el máximo galardón que ofrece el gobierno a sus ciudadanos distinguidos: la Orden de la Cruz de Boyacá.  
 

Roberto Arias Pérez

Este abogado de la Universidad del Rosario se hizo famoso en la década de los ochenta por ser pionero del bienestar social y el creador de Colsubsidio, la primera caja de compensación del país. En 1982, Arias estaba cosechando los frutos de su esfuerzo y viviendo su sueño. Cuando se retiró después de casi treinta años de servicio, planeó pasar una temporada en Europa, pero fue elegido rector de su alma máter, “y ese fue un llamado que no pude ignorar”. Desde ese entonces y hasta hoy, Arias se dedica a sus negocios particulares y a asesorar a algunas instituciones sin ánimo de lucro. “Es que yo lo que siempre he tenido es una obsesión de hacerles bien a los demás –dice el hoy presidente honorario de Colsubsidio–, y eso va más allá de mi obra con las cajas de compensación. Es algo en lo que medito constantemente y algo que haré hasta que la vida me dé tiempo”.


Elsa Rodríguez

Una de las grandes figuras de la historia de este deporte en Colombia. Esta tenista bogotana participó en la clasificación de los cuatro torneos de Grand Slam, excepto el Abierto de Australia, y alcanzó la posición 131 del ranking mundial. A finales de los años sesenta, fue campeona nacional infantil y juvenil. De 1970 a 1984 salió campeona nacional de mayores. La carrera de Rodríguez terminó en 1989, a sus 33 años, luego de jugar y ganar el torneo internacional San Andrés.

Elsa Rodríguez alternó las canchas y la raqueta con el micrófono y las cámaras. Se graduó de comunicadora social y trabajó durante un tiempo en Punch Televisión. Finalmente, se dedicó a sus hijos y a importar bolas de tenis marca Treton. En la actualidad representa una firma norteamericana que produce ropa femenina para tenis.


María de la Paz Jaramillo

Exponente de la pintura y la escultura del país, Maripaz Jaramillo exhibió sus obras en todo el mundo. Considerada una artista pop, amante de la noche y con el rasgo distintivo del uso del color, esta manizaleña se graduó en 1974 de Bellas Artes en la Universidad de los Andes.

Tras obtener el primer premio en el XXV Salón Nacional de Artes Visuales, se fue a vivir a Cali, lugar que le inspiró la colección sobre el baile y la salsa. Su arte figurativo y expresionista siempre ha estado vestido de profundidad y crítica, con obras sobre la destrucción y el descuido de los mares y las playas. Después de estar con la galería Diners durante diez años, en 2007 regresó a Garcés y Velásquez. Su última exposición, en 2009, se llamó Bailando por un sueño. Actualmente se encuentra preparando una serie de cuadros en su taller, en el norte de Bogotá. Además hace bodegones de plata y objetos utilitarios que vende en exposiciones.


Antonio Pardo García

En los años ochenta, su voz ya se había convertido en leyenda del periodismo, gracias a transmisiones como la de los Juegos Olímpicos de Múnich en 1972. Según él mismo, esa década fue una de las más trascendentales de su vida. Trabajó primero en Caracol, donde fundó el programa Última hora.
 
Luego, en Todelar, donde fue director por un año, y finalmente en RCN, donde recibió al entonces novato Juan Gossaín en la mesa de trabajo. Medio siglo dedicado a la radio culminó en 2004, cuando con 70 años dijo adiós a los micrófonos.

Pardo García se dedica ahora a reflexionar sobre lo que considera fue la época dorada del periodismo. “Hacíamos la mejor radio del mundo. Los periodistas vibramos con los matices que nos ofreció esa década llena de alegrías y tristezas”. Por eso decidió escribir el libro en el que trabaja actualmente, Los hombres de la radio, en el que relata las historias de esas personas que, como él mismo dice en la que quizá sea su frase más famosa: “Son la radio”.


Claudia de Colombia

Cuando tenía 21 años, esta cantante se convirtió en la primera artista colombiana en presentarse en el Madison Square Garden, de Nueva York. Gladys Caldas Méndez, su nombre completo, consolidó su fama en los escenarios del mundo en los años ochenta. En 1985 grabó junto a treinta artistas de la talla de Julio Iglesias, Vicente Fernández y Celia Cruz la canción Cantaré, cantarás, una respuesta hispana al fenómeno del hito de Lionel Richie We are the World.

Ha acumulado más de cuarenta años de carrera y se ha hecho merecedora de 13 discos de oro y un disco de platino. Claudia no ha abandonado los escenarios y sus discos siguen vendiéndose, pero ahora intercala su carrera de cantante con el negocio de la finca raíz. Su próximo proyecto es un estudio personal, que espera tener listo a mediados del año.


Fabio Parra

El pedalista más completo del ciclismo nacional, Fabio Parra es dueño de un hito en la historia de este deporte en Latinoamérica. Logró en 1988, con el equipo español Kelme, subirse al podio del Tour de Francia al quedar tercero, detrás de Pedro ‘Perico’ Delgado y del holandés Stephen Rooks. Parra también salió subcampeón de la Vuelta a España en 1989. A nivel nacional cuenta con dos triunfos en la Vuelta a Colombia, en 1981 y 1992, y un triunfo en el Clásico RCN en 1987. Después de dejar su caballito de acero en 1992 y de estudiar Administración de Empresas, creó en 1995 su propio negocio de elaboración de envases y tapas plásticas, Pluspack Ltda., uno de los más importantes dentro del gremio. Ahí maneja la parte administrativa de calidad y apoyo logístico y exporta sus productos a Venezuela y Centroamérica. A finales de la década de los noventa fue subdirector de Coldeportes.


Alberto Piedrahíta Pacheco

Su voz ya es legendaria. El ‘Padrino’, como se le conoce a Alberto Piedrahíta, nació en Líbano, Tolima, el primero de febrero de 1931, y en los años ochenta se consolidó en el mundo de la radio. A comienzos de esa década, Yamid Amat lo convocó a Caracol Radio, en donde presentó el exitoso programa Pase la tarde. Con Julio Arrastía Bricca conformaron una pareja histórica del periodismo deportivo nacional. En la actualidad, Piedrahíta Pacheco sigue en Caracol: trabaja en La luciérnaga encargado de la sección ‘Las preguntas de don Alberto’. A su vez, dirige y presenta La barra de las 13, al aire en la señal AM de W Radio, un segmento polideportivo que cumplió 30 años. Así mismo, es la voz de algunas cuñas publicitarias.


Magda Egas

Durante casi veinte años fue la presentadora oficial del Canal Caracol. A comienzos de la década de los ochenta lideró desde Madrid, España, la campaña para lograr que Colombia hiciera parte de la Organización de Televisión Iberoamericana (OTI), a través de su programa 300 millones.

La historia de Egas empezó en el colegio, donde, con su personalidad desparpajada, hacía de cualquier vaso un micrófono y empezaba a cantar o a presentar lo primero que se le ocurría. En 2003 se convirtió en la presidenta de la Asociación Colombiana de Locutores, a la que ingresó como socia en los años ochenta. Tiene, además, una empresa de asesoría y comunicaciones que maneja la imagen de diversas compañías, entre ellas, la organización hotelera Dann. Su próximo objetivo es sacar una línea de cosméticos, para develar el secreto de su perenne belleza.


Judy Henríquez

En 1982 protagonizó la telenovela La bruja de las minas y era frecuente verla en las miniseries de El cuento del domingo. También era asidua en las tablas, donde protagonizaba las obras de teatro escritas por su marido, el director y libretista Bernardo Romero Pereiro. “Fue una década muy importante. El gremio de actores estaba muy unido y así era delicioso trabajar. Estábamos felices con Bernardo e hicimos de todo un poco”, recuerda.

Judy ha interpretado muchos papeles memorables en más de treinta años de carrera. Participó en Flor de fango, San Tropel y Escalona y protagonizó Señora Isabel. En agosto de 2005 murió su esposo y compañero inseparable. Judy continuó actuando porque no le teme a interpretar a mujeres mayores como Josefina, su personaje en la telenovela Chepe Fortuna.

Ximena y Adriana, sus hijas, heredaron lo mejor de cada uno de sus padres. La primera es libretista, y escribió a cuatro manos con Romero Pereiro su último libreto. Adriana es actriz, y Judy no descarta volver pronto a las tablas al lado de su hija.


Fidel Bassa

El 13 de febrero de 1987, Colombia se vistió de fiesta y Barranquilla prendió su carnaval. Fidel Bassa, hijo de esta tierra, era proclamado campeón del mundo del boxeo en la categoría peso mosca AMB. Había derrotado al panameño Hilario Zapata por decisión unánime en el Country Club de esa ciudad.

Bassa, quien cuando era niño vendía pescado y arepas de huevo, comenzó su carrera como representante del departamento del Atlántico en el Campeonato Nacional de 1983 y fue campeón aficionado. Desde entonces no se bajó más del ring y defendió con éxito siete veces su título mundial. Tras su retiro se vinculó a Editorial Planeta como relacionista público. Hoy es un exitoso empresario y dirige Bassa Grupo Internacional, que agrupa varias empresas, entre ellas, Copymundo y Mundo Científico. Afirma que una empresa es como el boxeo, “antes había que levantarse temprano a trotar, hoy hay que levantarse temprano para organizar la agenda”.


José Patrocinio Jiménez

Este escarabajo nació en Ramiriquí, Boyacá, el 17 de enero de 1952. A sus 24 años conquistó las carreteras en su caballito de acero al coronarse campeón de la Vuelta a Colombia, el Clásico RCN, la Vuelta al Táchira (Venezuela) y la Vuelta a Guatemala. Estos galardones lo convirtieron en el mejor deportista de 1976.

En los años ochenta hizo parte de Varta, el primer equipo nacional de ciclistas que corrió en el exterior. En 1989, ya retirado, viajó al Centro Olímpico de Colorado, en Estados Unidos, y meses después se graduó de entrenador de ciclismo.

Tras dirigir equipos en Perú, Ecuador y Colombia, Patrocinio Jiménez montó su propia empresa. Creó una sala de masajes en Bogotá para ciclistas. Gerencia el lugar, pero también hace terapias musculares, especialidad que aprendió en Estados Unidos.


Víctor Mora

El atleta más importante de la historia de Colombia. Víctor Mora ganó cuatro veces la Carrera Internacional de San Silvestre en Sao Pablo, Brasil: 1972, 1973, 1975 y 1981. Fue un especialista de los 3.000, 5.000 y 10.000 metros planos, en los que logró récord nacional. En 2001 dejó de competir, dos años después trabajó como entrenador de atletismo en el departamento de Boyacá y en 2006, como asesor deportivo de bienestar estudiantil de la Universidad Nacional. Además de su vida deportiva, Víctor Mora es pensionado del Acueducto, actualmente vive en Brossard, a las afueras de Montreal, Canadá, a donde se trasladó en 2008 en busca de un mejor futuro para su esposa y su hija. Estudia francés y espera recibir la ciudadanía canadiense.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.