Viernes, 24 de octubre de 2014

| 2006/09/02 00:00

¿Qué profesionales necesita Colombia?

A la hora de escoger una carrera, los jóvenes bachilleres también deben tener en cuenta cuáles son las áreas en las que el país requiere personal formado.

Es un asunto que preocupa a todos. A los directivos de las universidades, al sector productivo, al Estado. La oferta de las carreras no se trata sólo de lo que podría gustarles a los futuros estudiantes, sino de por qué en la región y en el país donde éstas se ofrecen son necesarias.

Por esta razón, existe un consenso general en consultar las necesidades del desarrollo regional y hacer énfasis en la formación técnica y tecnológica. Así está previsto en el plan Visión Colombia 2019, liderado por el gobierno nacional.

Este es uno de los principales proyectos del gobierno y consiste en un ejercicio prospectivo de planeación para soñar el país que los colombianos desearían tener en el año 2019.

A través de 17 estrategias, el documento, que fue elaborado por el Departamento Nacional de Planeación, propone ambiciosas metas en algunas materias como la educación. En este campo, el gobierno pretende que las personas de entre 15 y 24 años duren en promedio 11,3 años recibiendo educación (hoy, de 8,7 años); lograr una tasa de cobertura bruta de 40 por ciento en educación superior (hoy, de 25,7 por ciento); y, por consiguiente, reducir la tasa de desempleo al 5 por ciento.

Otras de las metas propuestas en educación y consignadas en el Plan Visión Colombia 2019 son la formación de 40.000 personas dedicadas a actividades de ciencia, tecnología e innovación (hoy hay 21.000) para 2010, y de 55.000 para 2019. Además, establece como áreas estratégicas para el desarrollo que se deben fomentar: biodiversidad y recursos genéticos, biotecnología e innovación agroalimentaria y agroindustrial, enfermedades infecciosas prevalentes en áreas tropicales, materiales avanzados y nanotecnología.

Requerimientos esenciales

Galo Burbano, director de la Asociación Colombiana de Universidades (Ascún), considera que el punto en el que se debe centrar el apoyo es en "más que en carreras técnicas y tecnológicas, en la formación de capital humano al más alto nivel y especialmente la capacitación en maestrías y doctorados". En el nivel de pregrado, asegura Burbano, hay dos campos importantes: las ingenierías, primordiales para el desarrollo nacional, y la matemática, un campo fundamental para la ciencia y la tecnología.

En los últimos años, cuando la globalización económica y el libre comercio flexibilizan las fronteras y fortalecen las regiones, existen grandes riesgos frente a los cuales el país tiene que responder con un capital humano altamente profesionalizado. Sin embargo, los gremios de la producción, en su perspectiva del desarrollo económico, plantean que en materia educativa hay que hacer énfasis en la formación de técnicos y tecnólogos.

Universidades, gobierno y empresarios, en muchas ocasiones se han sentado a la mesa para conocer las propuestas de desarrollo en cada área productiva y asegurar la pertinencia académica y la cooperación de largo plazo.

Todos los sectores están de acuerdo en que las Instituciones de Educación Superior (IES) deben formar en los futuros profesionales una actitud emprendedora, porque están cada vez más llamados a generar empleo, y no a buscarlo. El fomento de la cultura de la innovación, el emprendimiento y la asociatividad, en todas las carreras, son fundamentales para construir el tejido social y empresarial que requiere la competitividad regional.

Juan Alfredo Pinto, presidente de la Asociación Colombiana de Medianas y Pequeñas Industrias (Acopi), coincide en la necesidad de contar con más profesionales en ciencias básicas, ingenierías y tecnologías, para fortalecer la apreciación social de los tecnólogos. "En los pregrados, la capacitación del talento humano debe considerar el bilingüismo efectivo, el conocimiento intercultural, la formación filosófica y conceptual, la geografía económica pero, sobre todo, fomentar la tecnología aplicada".

Aunque Pinto critica la falta de una política pública que vincule más a los sectores educativo y empresarial, destaca los logros alcanzados por algunos centros de desarrollo tecnológico que sirven de catalizadores y conectores para acercar a estos sectores.

Desde la academia, la visión de los rectores no dista mucho de la realidad que a todos preocupa. Según el ex presidente de la CCA-Mazda y actual rector de la Universidad Jorge Tadeo Lozano, José Fernando Isaza: "Creo que el país requiere profesionales con ética personal y laboral, con gran fortaleza en ciencia y humanidades, que actualicen su vida laboral a los cambios del entorno. En ningún país existe superávit de buenos profesionales, estos tendrán siempre demanda".

Jorge Enrique Silva, rector de la Universidad EAN, piensa que el país necesita profesionales capaces de transformar su realidad: "Que generen alternativas a los problemas de las organizaciones a las cuales pertenezcan, que pongan en acción su capacidad creativa e innovadora, en fin, que jalonen las organizaciones productivas para insertarse en los mercados internacionales de una manera protagónica y competitiva".

En cuanto a la disyuntiva ¿profesional o tecnólogo, Isaza considera que en Colombia hay tres profesionales por cada tecnólogo, mientras en los países desarrollados la proporción es al revés, porque apenas se ha empezado a dar reconocimiento social a las carreras tecnológicas.

En su opinión, las áreas económicas que tienen mayor demanda de trabajadores son y serán los sectores de servicio, por su crecimiento continuo y ahí es donde pueden desempeñar papel primordial las carreras tecnológicas de alto nivel académico, relacionadas por ejemplo, con informática, comunicaciones, sistemas, mantenimiento de redes, diseños de máquinas, auxiliares en el campo de la medicina (debido al envejecimiento de la población), servicios de atención a la infancia y desarrollo de turismo y ecoturismo.

En el sector privado, la preocupación va más allá de la necesidad de crear nuevos puestos de trabajo y generar más empleos. Para el empresario Francisco Dueñas G., gerente de la Compañía Industrial de Cereales S. A., Colombia necesita profesionales con mayor formación comercial, con elementos para conocer el mercado y los negocios, cualquiera sea la carrera que estudien. "Ahora más que nunca necesitamos empresarios, emprendedores de nuevos negocios y profesionales creativos e innovadores que agreguen nuevos valores a los productos que fabricamos".

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×