Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/22/1995 12:00:00 AM

RECONQUISTA

EL Plan de Desarrollo confía en la inversión extanjera para cumplir sus metas de infraestuctura.

EN LOS AÑOS 80 ERAN los bancos los que más traían recursos a América Latina, hasta que llegó la crisis de la deuda y se identificó esa época como la década perdida del continente. Hoy, son los inversionistas privados quienes llegan con sus capitales a los países de la región, lo que ha puesto a los gobiernos y al sector privado de todas las naciones en una verdadera competencia por conquistar extranjeros dispuestos a producir en el mundo en desarrollo.
El año pasado 173.000 millones de dólares tocaron las puertas del área, que es una cifra sin precedentes pues el promedio hasta 1991 era cercano a los 50.000 millones de dólares para todas las naciones subdesarrolladas del mundo. A Colombia le tocaron en 1994 unos 1.750 millones de dólares, que a pesar de ser una cifra pequeña y prácticamente insignificante dentro del total de inversión extranjera, muestra un incremento del 72 por ciento con respecto al año anterior. En petróleo y gas se colocaron 625 millones de dólares, en portafolio 321 y en otros sectores 802,6 millones, con un sorprendente crecimiento del 82 por ciento.
Fueron varios los ingredientes que se unieron para hacer del año pasado una época buena en cuanto a la entrada de capital internacional. Por un lado, Cusiana entró en operación, lo que mueve la cifra de inversión en petróleo. Por el otro, entró la telefonía celular al país, de manera que el rubro de telecomunicaciones y transporte se disparó, al pasar de 5,7 millones de dólares en 1993 a 157 millones de dólares el año pasado. Y además, empresas como Cyanamid de Estados Unidos, y Hoechst y Bayer de Alemania convirtieron a Colombia en su centro regional, especialmente para el negocio de agroquímicos, lo que dinamizó las cifras del sector de químicos, caucho y plástico. Otras áreas que también se movieron fueron manufactura, papeles e imprenta, minas, alimentos y bebidas, y textiles, confecciones y cuero.
Que se dinamice la inversión extranjera es indispensable para cumplir con las metas del Plan de Desarrollo. Aunque aún no se sabe cuánto exactamente se requiere para adelantar todas las obras, serán por lo menos 1.500 millones de dólares al año de aquí a 1998, especialmente en infraestructura, que es uno de los principales puntos de mira del Salto Social. De no lograrse esa cifra, el país seguirá sin vías ni sistemas de comunicación para la apertura.
Pero aunque las cifras son sorprendentes, hay un fenómeno que puede afectarlas, y es el 'efecto tequila'. Al fin y al cabo, la crisis de México junto con los problemas que atraviesan economías como las de Argentina y Brasil pueden crear una sombra de incertidumbre sobre la región. No obstante, diversos analistas han dicho que Colombia no se verá afectada, y además es considerablemente superior la porción de inversión directa que la de portafolio. Así, es más difícil que de un momento a otro los capitales 'vuelen' como ocurrió en México.
Con todo y eso, aún no hay ninguna garantía de que lleguen nuevos capitales, o bien de que no se vayan los que ya están. De ahí que gremios como la Asociación Nacional de Industriales -Andi- insistan en la necesidad de crear más incentivos para los extranjeros, de manera que la confianza en Colombia no se quede en decir que se ha tenido un buen manejo económico y que fue el país que mejor sorteó la crisis de los 80.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.