Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/22/1995 12:00:00 AM

REGULAR, GRACIAS

Las utilidades de las empresas subieron pero las acciones tomaron el camino contrario.

AUNQUE ES EVIDENte que a las empresas colombianas no les ha ido nada mal, la bolsa de valores no parece pensar lo mismo. Eso se desprende de la evolución de los precios de las acciones de algunas compañías inscritas en bolsa entre abril de 1994 y abril de 1995. Al tiempo que los diferentes indicadores presentaban un desempeño satisfactorio, el valor teórico de la mayoría de las empresas bandera del país iba en declive.
La peor suerte la llevó Fabricato, cuyas dificultades para competir con los textiles importados legal e ilegalmente, al parecer han preocupado a los inversionistas. Según el precio de su acción, Fabricato cuesta ahora unos 23 millones de dólares, cerca de una tercera parte que hace un año.
Lo sucedido es el resultado de varios factores. En primer lugar, el boom accionario que se registró a comienzos de la década llevó a que algunos precios subieran de manera exagerada, y ahora se ha venido presentando una corrección. Simultáneamente, la economía ha asistido a tasas de interés crecientes en el frente interno y muchos ahorradores han preferido la seguridad de un rendimiento fijo al albur de las acciones. Como si todo eso fuera poco, la crisis mexicana de finales de diciembre pasado ha llevado a los fondos extranjeros que invierten en el país a preferir la línea de la cautela. Pero hay razones para el optimismo. En la medida en que los bajos precios continúen y las empresas sigan con buenos resultados, el mercado volverá a ser interesante y las vacas gordas volverán a pastar en la bolsa.-
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.