Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2004/01/26 00:00

Reinas del mercado

Otra vez las acciones colombianas fueron el negocio del año. Según los expertos, en 2004 seguirán subiendo pero a un menor ritmo.

Reinas del mercado

Sera tarde para embarcarse en la buena racha que han tenido las acciones colombianas? Esta es la pregunta que se hacen por estos días quienes no aprovecharon el alza que tuvieron las acciones de la Bolsa de Valores de Colombia (BVC) en 2003. Incluso aquellos que le huyen a la volatilidad del mercado accionario, o simplemente nunca se han fijado en él, comienzan a pensar en la renta variable como una opción atractiva.

El índice de la BVC creció el año pasado 45 por ciento. Esto no significa que todas las acciones hayan subido de precio. "En 2003 se realizaron transacciones con 77 títulos, de los cuales 43 papeles repuntaron, 14 acciones terminaron el año al mismo precio de finales de 2002 y 20 perdieron valor", dice un informe de la Bolsa. Si bien el índice muestra que el mercado de las acciones va subiendo en general, a la hora de invertir usted debe analizar muy bien los resultados y las perspectivas de las empresas de las que quiere ser dueño. En últimas, cuando usted compra una acción le está apostando al futuro de una compañía.

Suponga que el 31 de diciembre de 2002, usted compró 5.000 acciones preferenciales del Banco de Colombia. El precio del papel en ese momento estaba en 1.800 pesos. Un año después decidió vender sus acciones y encontró que se las compraban a 3.760 pesos cada una. Tuvo entonces, sólo por el aumento en el precio, una rentabilidad de casi 109 por ciento. Pero durante el año recibió además dividendos -33 pesos por acción cada tres meses-, de suerte que su rentabilidad fue en total de 117 por ciento. Comparar ese rendimiento con el de cualquier otra opción de inversión le permitirá afirmar que hizo un excelente negocio.

En general, las acciones del sector financiero fueron las ganadoras el año pasado. La recuperación económica impulsó la demanda de crédito y mejoró el cumplimiento de los deudores a la hora de pagar sus préstamos. Eso se tradujo en menores provisiones por cartera morosa y mayores utilidades para los bancos, lo que a su vez les permitió aumentar los dividendos que pagan a sus accionistas. También se reflejó en el precio de sus acciones, al punto que de las cinco empresas inscritas en la bolsa con mayores valorizaciones, dos son bancos (Bancolombia preferencial y Bansuperior). Los expertos consultados por SEMANA coinciden en que el sector financiero continuará teniendo un buen desempeño en 2004.

Otro sector que se ha vuelto atractivo para quienes quieren invertir en acciones es el cementero. El precio de las acciones de empresas como Argos, Cementos del Valle o Cementos Paz del Río tuvo valorizaciones superiores al 40 por ciento. El auge constructor por el que atraviesa el país, a causa de algunos proyectos específicos de obras públicas, centros comerciales o vivienda de estratos altos, hizo que aumentaran las ventas de cemento. El panorama en 2004 promete también buenos resultados, aunque quizás no tanto como el año pasado.

En cuanto a las empresas que dependen del comportamiento del consumo, como Bavaria, Coltabaco o la Nacional de Chocolates, los expertos esperan también repuntes en el precio de sus acciones. En cambio, las acciones de las grandes cadenas de comercio como Exito o Carulla registraron en 2003 caídas de 2,8 y 7,4 por ciento, respectivamente. En este resultado ha influido el estrechamiento de los márgenes de rentabilidad en el sector comercio, a causa de la reñida competencia.

¿Cómo les fue a los 60.725 colombianos que compraron acciones privilegiadas de la ETB en 2003 y a los 78.534 accionistas de ISA? En el caso de la ETB, quienes compraron las acciones de contado (a 597 pesos por acción) terminaron el año con una rentabilidad cercana al 21 por ciento. Los descuentos que les otorgaron al momento de adquirirlas y el dividendo preferencial que les pagaron lograron compensar la baja de casi 3 por ciento que ha tenido la acción en el mercado. Los de ISA también han obtenido buenas rentabilidades, según la emisión en que hayan sido compradas las acciones: en la primera o en la segunda emisiones fueron del 22 y el 27 por ciento al cierre de 2003.

Aunque los expertos recomiendan siempre diversificar y no meter todos los ahorros en un solo tipo de inversión, y mucho menos en una sola acción, los beneficios que otorgaron ISA y ETB a los compradores de sus acciones ayudaron a que hasta ahora les haya ido bien. Sin embargo es riesgoso tener toda la plata invertida en una sola empresa.

En otras latitudes

En general, 2003 fue un excelente año para las bolsas de valores en todo el mundo. La de Brasil creció por ejemplo 127 por ciento en dólares y la de Argentina, 120 por ciento. En Estados Unidos, después de tres años consecutivos de caídas, los índices accionarios presentaron crecimientos muy fuertes. El Nasdaq, que mide la evolución del precio de las acciones de empresas tecnológicas, aumentó casi 50 por ciento y el S&P500, un 22 por ciento.

La recuperación de la economía estadounidense se sintió especialmente en los mercados de acciones. El dato de crecimiento del PIB en el tercer trimestre (8,2 por ciento) confirmó que la actividad económica en el país del norte había despegado, si bien algunos indicadores, como la tasa de desempleo, siguen flojos.

Los analistas no esperan que en 2004 se repita la carrera alcista del año pasado, pero sí un buen comportamiento de las acciones estadounidenses. Pronostican un crecimiento económico de 4 por ciento, debido a que las tasas de interés continuarán bajas y seguirán los recortes de impuestos, lo que debe verse reflejado en los estados financieros de las empresas.

Cualquier decisión que usted tome al momento de invertir en acciones debe estar bien fundamentada y tener en cuenta los riesgos que se corren. "Uno no se juega la plata del mercado en acciones", dice Alvaro Cámaro de Interbolsa, pues verse en la obligación de venderlas en algún momento puede llevar al peor de los mundos: comprar caro y vender barato. Cuando el mercado está al alza y el ánimo de los inversionistas los lleva a asumir mayores riesgos, la elección de la empresa y del momento en que se compra debe hacerse con especial cuidado. Y, recuerde, la inversión en acciones es de largo plazo, así que no debe asustarse ante la primera caída y salir a vender. Es posible que lo haga cuando la acción está en su nivel más bajo y que después se recupere.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.