Martes, 17 de enero de 2017

| 1996/07/01 00:00

A RITMO LENTO

LA SOBREOFERTA DEL MERCADO INTERNACIONAL, LOS BAJOS PRECIOS Y EL AUMENTO DEL INDICE DE SINIESTRALIDAD LE PONEN FRENO A LA INDUSTRIA REASEGURADORA EN EL PAIS.

A RITMO LENTO

Definitivamente los usuarios de la industria aseguradora en Colombia hoy son, sin lugar a dudas, los principales beneficiarios de la sobreoferta que enfrenta este importante sector de la economía nacional. Y es que los bajos precios de las pólizas y la reducción en las tasas de interés han creado un ambiente de expectativa en el público en general. Pero, contrario a lo que muchos piensan, la efectiva administración financiera de los recursos que manejan, tanto las compañías de seguros y de reaseguros, ha logrado equilibrar esta situación de desaceleración del mercado. Sin embargo las reaseguradoras nacionales, como Colseguros, Hemisférica y Reaseguradora de Colombia, que son las que constituyen el respaldo económico de las compañías de seguros, coinciden en afirmar que el negocio no pasa por uno de sus mejores momentos, pues por un lado la gran competencia internacional, de la cual resultan los bajos precios, y por el otro el aumento en el índice de siniestralidad, que de acuerdo con Fasecolda alcanzó el 60 por ciento el año pasado, son los factores que afectan directamente el crecimiento del negocio. Sólo el año pasado las tres reaseguradoras cancelaron 178.207 millones de pesos en siniestros, es decir casi el doble de lo pagado en 1994. Y la reaseguradora que mayores pérdidas obtuvo por este concepto fue la de Colseguros, con 145.391 millones de pesos. Según las estadísticas de Fasecolda a septiembre 30 del 95 los índices de crecimiento de siniestros se presentan en los siguientes porcentajes; terremoto, 25 por ciento, transporte 26 por ciento, ramos de ingeniería 17 por ciento, y, esto sin tener en cuenta los altos níveles de homicidios, accidentes, acciones terroristas y fenómenos naturales que han atacado con mayor fuerza en los últimos años al país. Competencia abierta El mercado de los reaseguros es un negocio internacional liderado por Europa, en donde compañías como la Munchener Ruck y la Munich Reinsurance Co., de Alemania, o la Swiss Re., de Suiza, o la Score Re., de Francia, al igual que la American Re., de Norteamérica, son algunas de las más tradicionales en el mundo, inclusive varias de ellas están establecidas en Latinoamérica. Sin embargo, y de acuerdo con Jorge Noguera, vicepresidente técnico comercial de la Reaseguradora Hemisférica, en la actualidad Colombia _a pesar de su situación política_, junto con Argentina y Chile, continúan siendo los países latinoamericanos más apetecidos por los reaseguradores extranjeros, ya que los sucesos económicos ocurridos en Venezuela y México les hicieron reconsiderar su inversión en ellos. Hoy son más de 20 las compañías extranjeras que tienen negocios con empresas aseguradoras colombianas y sólo tres, las nacionales, que compiten abiertamente en diferentes ramos, coberturas y tarifas. La más antigua de todas es la Reaseguradora de Colombia, que lleva 42 años brindando apoyo a todo el mercado asegurador del país y a varias compañías de Europa. Sus utilidades a 31 de diciembre de 1995, fueron de 45.566 millones de pesos, lo cual la colocó en el primer lugar, pero sus pagos por siniestros durante el mismo año alcanzaron la cifra de los 21.816 millones de pesos. El ramo de incendio fue el que más pérdidas generó. En tiempo de existencia le sigue la Reaseguradora Colseguros, creada en 1970, mucho tiempo después de haberse fundado la Compañía Colombiana de Seguros S.A. _Colseguros_, que es una de las 33 empresas aseguradoras con las que trabaja, entre las que también se destaca La Nacional de Seguros. De acuerdo con Hernando Arévalo, subgerente de reaseguros, la compañía capto el año pasado 234.000 millones de pesos por concepto de primas. Y según el informe de Coyuntura del segundo trimestre de1995 de la Superintendencia Bancaria a junio de ese año, Colseguros ya presentaba pérdidas por valor de 121 millones de pesos. Los siniestros que más afectaron su cartera fueron el robo de automóviles y el de accidentes aéreos. La segunda en utilidades el año pasado fue Hemisférica, compañía creada hace 15 años y que en la actualidad pertenece en un 93 por ciento a la empresa española Mapfre. Sus utilidades alcanzaron 2.013 millones de pesos y sus pagos de siniestros se registraron por 11.000 millones de pesos. Hemisférica cuenta con 30 clientes colombianos, entre los que se encuentran la mayoría de las empresas aseguradoras del país. Pero también atiende cuatro compañías del mercado ecuatoriano como lo son: Seguros Equinoccial, Seguros Sucre, Rocafuerte y la Colonial. Esta empresa, que tiene previsto para 1996 un presupuesto de 34.000 millones de pesos y cuya utilidad en lo que va corrido del año, según su vicepresidente técnico comercial, ha alcanzado la cifra de los 1.650 millones de pesos, al igual que las otras dos reaseguradoras nacionales, está muy escéptica en cuanto a conseguir buenos resultados durante los próximos dos años. Y comulgan con la opinión de Santiago Vásquez, presidente de Reaseguradora de Colombia, "si el deterioro del orden público que está afectando negativamente el desarrollo del país, así como los resultados del sector asegurador y, como si fuera poco, el deterioro de las tasas que cobran las compañías de seguros persisten, el futuro del sector se verá seriamente comprometido". Y si bien el año pasado el sector reasegurador y la industria en general, sufrió una ligera desaceleración, el ritmo con el que comenzó este año ha sido mucho más lento y preocupante. Pero, lo peor es que la industria reaseguradora colombiana espera que este fuerte chaparrón continúe hasta el 97. "Amanecerá y veremos".

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.