Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/13/1993 12:00:00 AM

Rostros fantásticos

En una noche de colorido y fantasía, los maquilladores dieron rienda suelta a su imaginación en los rostros de las candidatas.

Rostros fantásticos
FUE LA HORA DE DEJAR VOlar la imaginación y crear. Fue la oportunidad para que los maquilladores y estilistas que todos los años se dan cita en Cartagena mostraran su ingenio. Y el lienzo que usaron para ello fue el rostro de las candidatas.
Fue la noche para el maquillaje de fantasía que organizó en esta oportunidad la firma de cosméticos Jolie de Vogue. Cada uno de los maquilladores plasmó su obra en el rostro de las concursantes. Sus herramientas fueron los pinceles, los delineadores, los coloretes, las bases, la escarcha, la pedrería, los iluminadores artificiales, los pegantes, la silicona y el látex. Con toda esa parafernalia se encerraron en sus cubículos de trabajo y durante casi tres horas fueron disponiendo su obra.
Comenzaron por "borrar" las caras de sus modelos, luego les aplicaron una base pálida y empezaron a delinear sus rostros con sombras de colores pasteles. Con los coloretes y los lápices de delineación resaltaron bocas, ojos, nariz o párpados. Cuando las caras estuvieron perfectamente maquilladas, sacaron sus pinceles y le dieron rienda suelta a la creatividad. El resultado fue sorprendente.
Después cada candidata desfiló ante el jurado calificador, integrado por expertos en maquillaje, actores de televisión y fotógrafos de moda. En sus rostros pintaron arañas, bodegones, atardeceres, cebras, gatúbelas, figuras de animales salvajes, mariposas. También figuras de mimos,las murallas de Cartagena, frutas silvestres y composiciones abstractas. Fue una mezcla de color y sensualidad. Y el cabello hizo parte de ese juego de pinceladas.
Al final, se escogieron tres finalistas. El primer premio se lo llevó Alfredo Barraza, quien, en el rostro de la Señorita Caldas, Adriana Hernández, dibujó una araña. Su obra artística la bautizó "El beso de la mujer araña".
EI Segundo lugar fue para el estilista Guilllermo Ramos, quien transformó la cara de la Señorita Cundinamarca en una princesa árabe. Y el tercer puesto lo ocupó Bernardo Avernia, quien pintó una cebra sobre las facciones de la Señorita Risaralda Elsy Janeth Hoyos.
Si bien sólo se premiaron tres de los 30 estilistas participantes, muchos de ellos presentaron obras espectaculares donde sobresalieron el ingenio, el arte y la creatividad. Fue un evento que sacó del esquema tradicional al Concurso Nacional de Belleza.
Esta vez el centro de atención de los asistentes no fueron las estilizadas o poco estilizadas figuras de las candidatas. Nadie estuvo pendiente de sus atuendos. Todas las miradas se dieron cita en la originalidad de los maquilladores, quienes, en esta oportunidad, pudieron dejar de lado los esquemas tradicionales del maquillaje de belleza para plasmar su arte en esos rostros.
Por primera vez el maquillaje no sólo hizo brillar a las concursantes, sino que ellas les prestaron sus rostros a los estilistas para que también pudieran lucirse.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.