Domingo, 11 de diciembre de 2016

| 1993/03/01 00:00

SALUD Y BELLEZA

SALUD Y BELLEZA

IMPULSOS ELECTRICOS
SI USTED ES DE ESAS PERSONAS QUE QUIERE estar en forma pero sin dietas y sin pasar una o dos horas diarias en un gimnasio, la solución ya está a la mano. Se trata del novedoso sistema de gimnasia pasiva a través del cual el "deportista" logra adelgazar y fortalecer sus músculos como si realizara gimnasia activa.
Este tipo de tratamiento nuevo en Colombia lleva cerca de 25 años de investigación en el mundo. Todo comenzó con la llegada del hombre a la Luna y los primeros viajes espaciales. Por las características de la nave y de los vuelos, los astronautas debían pasar demasiado tiempo sin ejercitar los músculos de su cuerpo y corrían el peligro de perder paulatinamente sus capacidades. Así nació la idea de estimularlos y reemplazar el ejercicio diario con aparatos especializados. Posteriormente este tipo de gimnasia se aplicó a la medicina para recuperar partes del cuerpo que habían sido atrofiadas por uno u otro motivo. Pero sólo fue hasta la década de los 80 que los aparatos de gimnasia pasiva se aplicaron a la estética.
Hoy en día los aparatos de gimnasia pasiva consisten en términos generales, en estímulos eléctricos similares a los que envía el cerebro cuando la persona hace deporte. De esa manera se produce una contracción al músculo y así logran ejercitarlo.
Según directivas de la firma In-Shape, representante en Colombia entre otras de la firma mundial Slendertone, la gimnasia pasiva no adelgaza por sí sola. La verdad es que la mesura en la comida es la mejor compañera de las sesiones diarias de este tipo de rutina.
In-Shape cuenta con varios equipos de gimnasia pasiva pero el más conocido es el, Sym Relax de origen francés que consiste en una unidad con cuatro salidas y ocho discos que se sostienen con bondas autoadhesivas. Así mismo tiene una frecuencia variable de 20 a 65 impulsos intermitentes por minuto.
El Gym Relax, además de ejercitar y afirmar los músculos, sirve para aliviar dolores reumaticos, ciaticos, lumbagos y artríticos entre otros. De igual forma sirve para combatir el estrés y el cansancio, para levantar y moldear los glúteos y los senos.
Como si fuera poco este aparato que está en un maletín, que puede funcionar con luz eléctrica o con pilas y que se puede usar en casa, actúa contra la celulitis, las estrías, la flacidez y el tratamiento posparto.
Similar al Gym Relax, pero de origen irlandés, el Gymbody es utilizado básicamente para levantar y fortalecer los glúteos. Cuenta con una unidad que funciona a base de pilas, de dimensiones pequeñas y con cuatro discos que se adhieren a la piel por medio de un gel. Por su funcionalidad y tamaño el Gymbody puede usarse en casa, en la oficina o mientras se hace cualquier tipo de actividad sin necesidad de asistir a un centro especializado. Las sesiones diarias son de 30 minutos durante tres semanas. Según un estudio realizado con una muestra de cinco mil usuarios en Europa, se comprobaron disminuciones de la siguiente manera dependiendo del grado de obesidad: caderas hasta seis centímetros, abdomen y cintura hasta 11 centímetros y muslos hasta cuatro centímetros. Los resultados se pueden apreciar a partir de la segunda semana de utilización del equipo.

A DAR LA CARA
Finalmente los especialistas cuentan con un aparato especializado en gimnasia pasiva para el rostro. Se trata de Face Up una novedad que a través de estímulos eléctricos en el rostro tonifica los músculos de la cara, mejora la circulación y define los contornos del rostro para darle una apariencia mas jóven. Un tratamiento que se complementa con Evaness Plus Gel un exfoliante facial y nutriente natural.
El Face Up nació de la importancia que tiene para el hombre el ejercicio de los músculos del rostro. La gimnasia facial es esencial para combatir la falta de tonacidad de los músculos ocasionada por el poco ejercicio que se hace con ellos pues las fibras muculares tienden a deteriorarse y a encogerse; así mismo la gimnasia facial ayuda a combatir las inclemencias del clima, especialmente el envejecimiento prematuro ocasionado por una continua exposición al sol; y, por último, la gimnasia facial contrarresta la fuerza de gravedad que disminuye la firmeza y suavidad a las partes más sensibles de la cara.
Este electroestimulador facial es el ejercicio pasivo para combatir las amenazas anteriormente mencionadas a las que está expuesta la piel. Este aparato tiene dos puntas de oro que transmiten el estímulo eléctrico y activan los músculos de la piel. El Face Up tiene tres programas. El primero para levantar y fortalecer los músculos caídos; el segundo para el cuello y los párpados, y el tercero para la revitalización de los músculos y la eliminación de las toxinas.

DIENTE POR DIENTE
QUE HACER CON EL PRlMER DIENTE? Es la pregunta que muchos padres se hacen cuando al niño a partir de los seis meses de edad, comienzan a salirle sus primeros dientes.
Pocas personas saben con certeza sobre la higiene, el cuidado y la protección que debe darse a la dentadura de los niños durante los primeros cuatro años de vida. SEMANA consultó al odontólogo Mauricio Plata, de la compañía Servisaral, acerca de lo que se debe y no se debe hacer con la dentadura temporal del niño.
Para el especialista el comportamiento futuro del niño respecto a la higiene y cuidado de sus dientes se siembra en dos lugares: en el consultorio del odontólogo y en la casa. En el primero se forman los lazos de confianza hacia la practica odontológica y se pierde el temor de ir al especialista. " El niño que se siente incómodo en el ambiente odontologico durante sus primeras citas -asegura Plata- será un buen paciente en, la medida en que van pasando los años hasta convertirse en un paciente adulto". Y en el segundo se crean los hábitos de higiene y de nutrición que permanecercan durante toda la vida.
Sobre el primer punto, el especialista asegura que para establecer una buena relacion paciente-odontólogo éste último tiene que conocer su lenguaje y desarrollo motor y social. Y una forma de sumergirse en el mundo infantil es que el consultorio sea decorado acogedoramente para que el niño se sienta bien recibido.
El temor y la ansiedad del pequeno serán tal vez los bloqueos emocionales más importantes a los que el odontólogo tendrá que enfrentarse.
Algunos niños llegan con temor al odontólogo por conversaciones oídas en la casa o de sus compañeros de juegos razón por la cual la primera visita al odontólogo debe llevarse de tal forma que el niño tenga una experiencia interesante y agradable. De ahí que el tratamiento definitivo no se hace en esa primera visita.
Más bien debe ser una relación amigable y de exploración por parte del pequeño a un mundo nuevo y desconocido por él, evitando avances físicos demasiado precipitados.
El ojo del huracán en este punto es si los padres deben acompañar al niño al consultorio. Un tema de intensa controversia entre los profesionales de la odontología. Plata señala que, sin duda, con un pequeño de dos o tres años de edad es aconsejable que los padres estén presentes durante las primeras visitas. Sin embargo se prefiere excluir a los padres cuando el niño no coopera . Claro esta que un odontólogo experimentado que gana la confianza de sus pequeños pacientes encontrará pocos problemas de conducta.
El segundo y quizas el lugar esencial en el que se siembra la motivación hacia el cuidado de los dientes es la casa. La colaboración de los padres especialmente de la madre en esta labor es de vital importancia. Y en ello se debe tener en cuenta que la alimentación sea balanceada, que la estimulación hacia la higiene dental del niño sea apropiada y guiada por el odontólogo, y estar atentos ante cualquier signo o síntoma que indique alguna alteración dentro de la cavidad oral del pequeño. La higiene debe desarrollarse desde la aparición del primer diente.
En ese momento la madre puede limpiarlo con un algodón con el propósito de quitar la placa bacteriana que se produce con el azúcar del tetero.
También es importante que la madre le cuente al odontólogo pediátrico el momento en el que empiecen a erupcionar los dientes del niño. Es importante saber que a los dos años de edad el niño ya tiene completamente formada su dentadura temporal.
Antes de los dos años de edad el niño ya debe haber visitado al odontólogo por lo menos una vez. En esa primera visita el pequeño podra familiarizarse con el consultorio y se le aplicara la odontología preventiva. Paralelo a este proceso y cuando el niño ya tiene su dentadura temporal completa los padres deberan hacerle el cepillado normal e incluso hacer uso de la seda dental en la cavidad oral de su hijo.
Hábitos y costumbres que están orientados a formar dentaduras sanas y bien cuidadas, en niños que desde el primer momento y diente por diente han sido estimulados al cuidado e higiene de la cavidad oral.

LO QUE SE DEBE HACRE
.Evitar el uso del chupo de entretención, pues puede ocasionar la malformación del paladar del niño.
. Evitar los hábitos permanentes de succión (dedos, pañales, cobijas, almohadas).
. Evitar dar al niño el tetero o las coladas demasiado azucaradas y que el pequeño no duerma con el biberón en la boca, pues se acumula azúcar en los dientes y esto estimula la aparición de la placa bacteriana.
. Evitar el consumo excesivo de dulces y chocolates.
. Motivar al niño para mantener una excelente higiene bucal con la ayuda de sus padres. Ellos deben colaborar en el cepillado de los dientes tres veces al día.
. Llevar al niño al odontólogo como mínimo cada seis meses para que le apliquen los métodos de prevención: el flúor y los sellantes, el control de placa bacteriana y profilaxis, entre otros.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.