Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 1994/09/19 00:00

SALUD Y BELLEZA

SALUD Y BELLEZA

SOLO PARA HOMBRES
No sólo las mujeres y los niños se benefician de centros médicos especializados en atender sus enfermedades e inquietudes. En Bogotá existe una de las clínicas más modernas de Latinoamérica, creada sólo para hombres.
Dentro de las clínicas especializadas en amplios sectores de la población -mujeres y niños básicamente- es bueno saber que también existe una cuya atención se centra en los problemas y enfermedades masculinas. Se trata de la Clínica para el Hombre, que por estos días estrena nueva sede con instalaciones modernas y a la altura de las mejores de Latinoamerica.
La clínica nació en noviembre de 1985 como respuesta a una necesidad social que mostraba el vacío de una entidad que pudiera especializarse en tratamientos dirigidos a enfermedades y males exclusivos de los hombres. "Siempre que uno iba por la calle, observaba que había clínicas para mujeres o niños, pero no se veía por ninguna parte que existiera una especializada para hombres", explicó a SEMANA, Cecilia Cadavid, directora de este centro.
El éxito ha sido tanto que la fama y la buena reputación de este centro asistencial registran un número importante de usuarios. El año pasado, por ejemplo, la Clínica fue visitada, en promedio, por unos 60.000 hombres entre los que iban por primera vez, los que se realizaron pruebas, vasectomías o simplemente los que necesitaron orientación.
La nueva sede, ubicada en la calle 34 con carrera 15 es una realidad llevada a cabo gracias a las donaciones de entidades nacionales y extranjeras como la Fundación Bergstrom, la AVSC, la IPPF y la AID, que donaron la casa como premio a la labor de Profamilia y la Clínica para el Hombre. Los modernos equipos también fueron donados y las amplias instalaciones adecuadas especialmente para cada necesidad.


GRANDES BENEFICIOS
Con la nueva sede se aumentaron los programas y los servicios como la planificación familiar masculina, consultas urológicas, enfermedades de transmisión sexual, infertilidad masculina, sexología, consulta femenina, medicina general, cirugía ambulatoria y laboratorio clínico.
Además de los anteriores, existe un Primer Programa de Cirugía Plástica y Reconstructiva de carácter social y a bajo costo. Este programa le brinda la oportunidad a personas de bajos recursos de gozar de un beneficio reservado sólo a grupos de mayores posibilidades económicas. Las deformaciones congénitas o accidentales serán atendidas por excelentes médicos, considerados como los mejores dentro de su promoción universitaria y especializados en áreas específicas.
Pero los servicios no sólo cobijan a la gente de pocos recursos económicos, también los hay para aquellos que pueden pagar un poco más y así subsidiar las operaciones y medicamentos de los demás. El servicio se diferencia en que estas personas pueden pedir su cita telefónicamente y el tiempo de atención para ellos se separa exclusivamente, sin esperas, ni filas, ni fichas. El servicio de la Clínica para el Hombre se caracteriza por ser integral. Es decir, que la mayor parte de los procedimientos se inician con una orientación, la remisión a un especialista y la aplicación de los tratamientos necesarios. Así mismo, dependiendo del caso, la orientación se hace para las parejas ya que en algunas ocasiones la esposa no permite a su pareja realizar ningún método irreversible de planificación familiar.


CAMPAÑA PLANIFICADA
Como uno de los temas que más preocupa a la Clínica para el Hombre y a Profamilia es la planificación familiar y el alto índice de enfermedades de origen sexual, incluyendo el sida, se decidió lanzar por primera vez en el país una agresiva y original campaña publicitaria que estimula el uso del preservativo entre los jóvenes de Colombia. El símbolo de la campaña es el grupo Ekimosis, que será el puente de comunicación entre los jóvenes y Profamilia. Mediante comerciales de radio y televisión con 'jingles' interpretados por ellos, así como conciertos patrocinados por la campaña, se llegará a los jóvenes con un lenguaje fresco que acercará a todo el país alrededor de la responsabilidad sexual.
La campaña comercializará, además, una conocida marca de condones cuyos dineros recaudados serán destinados a la financiación de los distintos programas de Profamilia.
Atención, responsabilidad y compromiso son algunas de las premisas que pueden encontrar los hombres y la población en general en entidades como estas, que aseguran una vida sana y equilibrada, sin importar el estrato o la disponibilidad económica.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.