Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/7/1987 12:00:00 AM

SALUD Y BELLEZA


LA MODA 87
Medellín realizó en los meses de mayo y junio el primer salón nacional que en materia de moda nos acerca a las manifestaciones del buen vestir en el resto del mundo: Moda 87.
Al evento asistieron aproximadamente 60 mil personas que tuvieron oportunidad de apreciar la moda de nuestros diseñadores, las nuevas colecciones de nuestros confeccionistas, los últimos diseños en las telas e inclusive la moda en el diseño y decoración de los stands que poblaron el centro de exposiciones y convenciones de la capital antioqueña.
El volumen de ventas de las negociaciones realizadas por los expositores alcanzó la cifra de 600 millones de pesos, en una modalidad de evento comercial que permitió a los participantes poder publicitar directamente sus productos, posicionar su imagen en el mercado y captar nuevos públicos.
Lo que será la moda femenina y lo que ha sido hasta hoy en nuestro medio, a lo largo del presente año, fue dado a conocer en el evento que se caracterizó por las tendencias con posibilidades de ser mezcladas entre sí y con el denim como protagonista de importancia, combinado con encaje, pedrerías, taches y accesorios en colores estaño y bronce.
La alternativa de vestido fue innovada con la utilización de "prenda sobre prenda", como efecto multiplicador del ajuar.
1987 es un año rico en contrastes de color; pasteles con Indigo blached, caqui con azul navy, rojo con verde aceituna, rayas bicolores azul y blanco, y tonos blancos con la suavidad apropiada para las celebraciones románticas.

SI SE TRATA DE TELAS...
El indigo y el chambray son el concepto primordial de la moda femenina, seguidos de las sedas, las popelinas, diagonales livianas, linos, driles, black denim, challis y tipo canvas.
En cuanto a diseños, novedosos estampados y preteñidos darán un toque refrescante a las colecciones del 87. Diseños preteñidos de cuadros, rayas, rayas bicolores, principe de Gales y gallinetos.
Estampados como camuflajes, dibujos minifigurativos, selváticos, étnicos, batiks, sedas en flores, imitación de pieles de animales, motivos indígenas y follages.
La silueta vive un retorno a la femineidad, que ajusta las formas, y un look safari y vaquero se mezclan entre si, se destacan los hombros y acentúa la cintura en un giro romántico posmoderno y sofisticado que evoca ajuares de las abuelas y vestidos de fiesta de las niñas.
Para ceremonia: sastres, chaquetas con diferentes largos. Anchas, estrechas, destacando la elegancia femenina. Con y sin solapa, con peplums, faldas estrechas y cortas, vestidos clásicos con drapeados.
La línea misión, militar o safari, inspirada en la película "Africa mia", enfatiza las acciones y los colores de la selva, tendencias de grandes posibilidades en moda y color (crudo, arena, caqui, ocre, verde seco y café maduro) con camisas entalladas a la cintura con charreteras y bolsillos, pantalones tipo baggies, bermudas, falda pantalón y pantalones con mucho detalle militar.
El vaquero, con azules que varian desde el oscuro hasta el celeste y acabados stone washed, nuclear o golden, combina diferentes tonos de indigo en la prenda, usando muchos detalles de confección: pretinas, bolsillos, pasadores, cierres, flecos tipo vaquero, sellos, pedrería, taches y encajes.
Overoles enterizos y con cargaderas, faldas amplias y largas, vestidos camiseros, sastres, chaquetas y pantalones clásicos "cinco bolsillos", son algunos de los ejemplos de un estilo que favorece la silueta femenina.
La moda masculina, según las tendencias que se dieron cita en Medellín, conserva ciertas características similares en cuanto a materiales y colores, diferenciándose en el conjunto de las prendas donde encontramos camisas sencillas de cuello liviano, pantalones clásicos con pliegues adelante, bota recta y bolsillos laterales, chaquetas con abotonadura sencilla o cruzada y chaquetas largas o sobreabrigos.
La tendencia "fuente de soda", con popelinas de algodón, en pesos medios y livianos, recurre a los bicolores azul claro y blanco, colores pasteles y blanco, y colores brillantes (azul, rojo, verde y amarillo) para las camisas amplias y camisas con corte más largo atrás que adelante.

EL CABELLO TAMBIEN CUENTA
Recientemente fue inaugurado en Bogotá un Estudio Técnico de Wella Internacional, con el propósito de prestar un servicio profesional a los peluqueros colombianos, de acuerdo con las normas y exigencias tanto de la teoría como de las prácticas de la moda internacional en materia de peinados y cortes.
Creado como un moderno centro de capacitación y actualización, el Estudio comprende tres áreas: recepción, en donde se da información sobre los diferentes servicios; sala de conferencias, para 80 personas, y una sala de práctica con equipos, para que simultáneamente trabajen 24 profesionales en la aplicación de tinturas, ondulados, cortes, tratamientos y peinados.
Sus programas se dictan en forma de seminarios (Básico, de tinturas y permanentes; Avanzados, y Técnico-Artístico, de la moda y sus tendencias, que se materializa en un show en pasarela). Cada seminario cuenta con material audiovisual de acuerdo con cada proceso y con las innovaciones en técnica, moda e información científica (películas, diapositivas, material impreso) además, durante las prácticas se graban en videos los procesos de alta peluquería, para hacer una evaluacion detallada de los estudiantes y sus instructores.
El Estudio cuenta con la tecnología del Climazon, la superestrella de los equipos de peluquería, que facilita la aplicación de cualquier tratamiento en el cabello, en un mínimo de tiempo, con criterios determinados por un tablero de codificación, con tipos de producto y tiempo de acción. Este aparato trabaja automáticamente lavando el cabello a una temperatura constante. También utiliza la electrónica en artefactos como el secador computarizado Futura 2002, y el Wallapor, que facilita las decoloraciones, permanentes y moldeados, suministrando calor en forma de vapor para aumentar la capacidad de absorción del cabello. Con máquinas cortadoras (Maxicut y Minicut) y la pinza eléctrica Quick lock se complementa la capacidad de innovación tecnológica de Wella.
Como éste, existen estudios en más de 40 países. En Colombia es dirigido por Iván Dario Pérez, quien hace parte de la nueva generación de estilistas colombianos que se capacitan regularmente y que próximamente complementará su formación en el Estudio Central de Río de Janeiro, bajo la dirección del especialista Wilfried Kalbacher.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1837

PORTADA

América Latina: la corrupción hace metástasis

La mitad de los presidentes y expresidentes recientes de América Latina está envuelta en grandes escándalos de corrupción. Lula no es más que el último.