Lunes, 22 de septiembre de 2014

| 1992/05/04 00:00

SECTOR FINANCIERO

SECTOR FINANCIERO

VIENTOS DE APERTURA
LA APERTURA ECONOMICA NO ES LA PAlabra gastada que se escucha a diario en los medios económicos. La apertura económica es un reto y como tal representa para las entidades y empresas del país, un proceso hacia la calidad. Con la apertura hay que ponerse las pilas. En el sector financiero esto es evidente. Y muchas instituciones han tomado cartas en el asunto para prepararse ante la competencia internacional. Es el caso del Banco de Crédito, una entidad de capital privado cuya misión es prestar servicios financieros integrados de óptima calidad a clientes seleccionados moral y económicamente, pertenecientes principalmente a los sectores empresarial y corporativo.
Desde sus inicios el banco se ha especializado en atender las necesidades de sus clientes con énfasis en operaciones internacionales. Para ello cuenta con una infraestructura sistematizada, atención personalizada y oficinas en las principales ciudades del país.
Sus accionistas de origen nacional y extranjero, conforman un grupo de empresas que incluye las filiales Almabanco, Leasing de Crédito y Fiducrédito; y asociada Banco de Crédito Bank & Trust Company, Islas Cayman.
Según el presidente del banco, Ricardo Llanos Amaya, "este grupo de empresas permite ofrecer un servicio integrado a todos los clientes, con una solución total a sus necesidades financieras".
Pero, ¿cómo se prepara el Banco de Crédito a la expansión creciente del sector financiero colombiano? Según algunos funcionarios de la entidad, a lo largo y ancho del año pasado, el banco hizo una retrospectiva y concluyó que era necesario equiparse para atender adecuadamente los cambios derivados de la legislación financiera y la apertura económica.
La preparación arrancó con la creación de dos nuevos departamentos, el de inversiones y el de cambios internacionales, por medio de los cuales los clientes cuentan con una asesoría especializada e integral en sus negociaciones.
Para Llanos Amaya, "la labor del departamento de inversiones está enfocada hacia el desarrollo y mercadeo de productos de inversión, extendiéndose como tales aquellos que buscan maximizar los excesos de liquidez de los clientes" . Para ello, el banco ofrece la intermediación de fondos y negociación de valores con lo cual se garantiza liquidez inmediata en la venta de inversiones, agilidad en las transacciones, seguridad de los títulos valores negociados y obtención de tasas competitivas en el mercado.
A esto se suma la disponibilidad que tiene el banco con sus tradicionales sistemas de captación de inversiones a través de los Certificados de Depósito a Término (C.D.Ts). los Depósitos de Ahorro a Término (DAT's) y las cuentas de ahorro personal y empresarial.
Por su parte, el Departamento de Cambios Internacionales se encarga de atender las operaciones de compra de divisas por exportaciones, transferencias y donaciones, entre otras. Además es responsable de asistir a los clientes en la venta de divisas para el pago de importaciones, inversiones y cuentas corrientes, y en las transacciones con Certificados de Cambio y mercados de futuros. -

CRONICA DE UN BANCO ANUNCIADO
EL 27 DE DICIEMBRE DEL AÑO PASADO LA Superintendencia Bancaria dio un visto bueno esperado desde hace 24 años en el país. A través de la Resolución 5106 de esa fecha la entidad anunciaba la conversión de Financiacoop en el Banco Cooperativo de Colombia, el primero en su género a nivel nacional.
Todo comenzó cuando el Movimiento Cooperativo colombiano de trabajadores expresó su voluntad de contar con instituciones financieras que le permitieran prestar la totalidad de servicios bancarios. Así nacieron algunas entidades bancarias entre ellas Financiacoop.
Aunque se fundó en 1963, Financiacoop comenzó operaciones en 1968 y desde entonces la Superintendencia Bancaria le permitió prestar servicios de la banca tales como emisión de cartas y sección fiduciaria. Sin embargo la legislación no permitía que una entidad cooperativa funcionara como banco.
Con la Ley 79 de 1989 se actualizó la legislación cooperativa y por primera vez se determinó que en Colombia podían operar bajo la figura de Sociedades Cooperativas entidades como bancos, sociedades fiduciarias y sociedades administradoras de cesantías, entre otras.
Un año después se expidió la Ley 45 de 1990 y estableció, entre otras cosas, la existencia en Colombia de bancos bajo la figura de sociedad cooperativa utilizando entre otras, la herramienta de la conversión. Con estas dos leyes comenzaron a germinar las semillas que darían vida al primer banco cooperativo del país tan añorado desde 1968.

Comienza la carrera
A finales del año pasado se tomó la decisión de convertir a Financiacoop en Banco Cooperativo. "Golpeamos las puertas de otras entidades similares a la nuestra para unirnos en la creación del banco -aseguró Ismael Enrique Cabrera, presidente del Banco Cooperativo. Sin embargo, nadie se adhirió a la idea "
Financiacoop tomó las riendas del asunto y presentó los requisitos necesarios ante la Superintendencia Bancaria, que aprobó la conversión de la entidad el pasado 27 de diciembre.
Con el espaldarazo de la Superintendencia, el nuevo Banco Cooperativo de Colombia inició su preparación y en esto lleva cerca de tres meses. Esta semana abre sus puertas al público.
Pero no todo fue de color de rosa para lograr la conversión de Financiacoop. La Superintendencia Bancaria le exigió a la entidad un capital mínimo de 5.600 millones de pesos. El nuevo banco demostró un capital superior a ocho mil millones de pesos y ahora que inicia operaciones cuenta con un capital de 8.700 millones de pesos. Una cifra que resulta superior incluso en el mundo de la banca comercial.
Además la Superintendencia pidió una proyección sobre la actividad por desarrollar durante los próximos cinco años y la viabilidad económica del proyecto. Y como si fuera poco, calificó la idoneidad profesional del representante legal de Financiacoop.

Tanto la Ley 45 del 90 como la resolución de conversión de Financiacoop, establecen un período de dos años para lograr la adecuación de la entidad a la operación bancaria. Por eso, durante esta primera etapa de transición, el Banco Cooperativo prestará nuevos servicios como CDT, operaciones con aceptaciones bancarias y cuentas corrientes.
Según Cabrera, la segunda etapa que se proyecta para el año entrante tiene como propósito la iniciación de operaciones de comercio exterior, cartas de crédito y monedas extranjeras. Y asegura que la nueva entidad bancaria conservará la infraestructura física moderna de Financiacoop.
Además, las 40 oficinas localizadas en 28 ciudades del país que antes llevaban el logotipo de la cooperativa, ahora serán sucursales del banco. Y a esto se suma que el Banco Cooperativo hereda de Financiacoop activos por 45 mil millones de pesos, cerca de 90 mil usuarios en todo el país, y sus dueños que son 1.630 empresas cooperativas de todos los sectores económicos cuya participación individual no supera el tres por ciento.
Cabrera asegura que "con la creación del Banco Cooperativo de Colombia iniciamos la banca social en el país. Esto significa una banca abierta, democrática, participativa, con voluntad de servicio a la comunidad " .
El banco tiene claridad sobre su mercado objetivo. Se trata de cooperativas, fondos de trabajadores, otras formas de asociación, microempresas, pequeños comerciantes, campesinos. En fin, toda persona natural o jurídica que difícilmente tiene acceso a la banca comercial. Porque la filosofía de la entidad consiste en dar prioridad al servicio comunitario y a la promoción del desarrollo de las personas.
Además pretende dar la oportunidad de participación a sectores marginales de la banca, Y en ese sentido los expertos coinciden en afirmar que con la llegada del Banco Cooperativo no sólo nace la banca social en el país sino que además nace una forma democrática en el sector tanto por su rasgo comunitario como por su propósito de apertura.

La banca social en el mundo
Aunque el Banco Cooperativo de Colombia resulta una novedad en el país, la verdad es que en el panorama internacional las cosas son bien diferentes.
Sin lugar a dudas, la banca social ha tenido un desarrollo constante y un crecimiento cada vez más sorprendente en el mundo. En Alemania, por ejemplo, existe una banca cooperativa muy sólida cuya cuota en el mercado financiero es del 30 por ciento. Allí existen cerca de 3.700 bancos cooperativos. En Canadá la situación es similar, la cuota de mercado está en alrededor del 30 por ciento. En Francia existen más de tres mil bancos cooperativos y en Italia 800.
Pero eso no es todo. En Japón existe el Norichikin Bank de carácter corporativo y es considerado como el séptimo más grande del mundo con activos por 280 mil millones de dólares.
Sin embargo la actividad de la banca cooperativa más impactante se encuentra en Austria donde el sector coloca una cuota del 50 por ciento del mercado financiero.
En Américo Latina el país abanderado de la banca cooperativa es Argentina, que cuenta con 50 bancos. Le siguen Costa Rica, Perú, Puerto Rico y Ecuador.
Actualmente Colombia se prepara para recibir al Banco Uconal y en un futuro cercano la conversión de Coopdesarrollo en banco. Con estas tres cuotas se estima que para finales de año la banca social colombiana representará el 10 por ciento en el mercado financiero. -

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×