Domingo, 22 de enero de 2017

| 1994/06/27 00:00

SECTOR FINANCIERO

SECTOR FINANCIERO


TECNOLOGIA Y FINANZAS

NO HACE MUCHOS AÑOS ERA DIFICIL pensar en realizar transacciones financieras completas sin necesidad de utilizar el tradicional cajero humano. Mucho menos pensable era la posibilidad de obviar el viaje a la entidad para realizar cualquier vuelta bancaria. Ahora todo es factible gracias a las múltiples soluciones sistemáticas y de computadores que aparecen en el mercado, que actualmente ya se encuentran posicionadas en los países desarrollados y que en Colombia ya están haciendo su aparición rápida y seguramente.

Todavía queda en la memoria de la mayoría de los usuarios el recuerdo de lo que era un banco, esas moles de mármol frío e impersonal, grandísimo en espacio y dotado de empleados igualmente lejanos. Las colas, los trámites y las esperas para obtener los servicios exigidos eran pan diario. Seguras de su mercado y de los procesos que seguían, se negaban un poco a aceptar que el camino exigido por los tiempos venideros era la inversión drástica en tecnología que agilizara los procesos y ayudara la labor del personal de la entidad todo en beneficio del usuario.

De pronto hicieron su aparición las corporaciones de ahorro y vivienda con una mentalidad seducida totalmente por la sistemación. Se agilizaron entonces los procesos y aparecieron, entre otras, nuevas opciones para créditos y adquisición de bienes. Los cajeros automáticos, por ejemplo, fueron las primeras señales de evolución, todo en aras de una sola premisa: el cliente. Ademàs este ya no tenía que someterse a la antesala del gerente del banco para solicitar un crédito, seguido de los innumerables requisitos para obtenerlo. Ya no tenía que hacer largas colas durante horas para consignar o retirar dinero y ni siquiera tenía que viajar hasta las filiales de las empresas de servicios para pagarlos. Agua, luz, teléfono y hasta los pagos de colegios y universidades podían hacerse en las corporaciones.

Lo anterior significó para el sector financiero ingresos adicionales provenientes de estos servicios y no sólo de las tasas de interés obtenidas por los créditos y otros movimientos financieros.

De esta manera, el concepto de vender y mercadear hizo su aparición en los círculos financieros. Ya no se trataba sólo de meter y sacar plata, de colocar dinero a término fijo o de obtener un crédito, había que vender algo más y ese fue, principalmente, uno de los factores que le adjudicaron a las corporaciones de ahorro y vivienda y a las cooperativas una ventaja considerable con respecto al movimiento de los bancos.

La diferencia aún se percibe en el ambiente, sin embargo se reconoce que estos últimos ya han empezado a mover sus intereses alrededor de la tecnología en bienestar del cliente.


AUDACIA FINANCIERA

Como la tendencia actual es la de mercadear productos no necesariamente financieros -que incluyen pasajes, viajes, tiquetes y hasta suscripciones para revistas- pero que a la larga engrosen las ganancias de este sector las compañías encargadas de crear y diseñar los programas para ello se han puesto a la cabeza y actualmente se pueden encontrar soluciones para todo tipo de proyectos y que abarcan las necesidades más apremiantes del ritmo de vida actual. La multimedia, por ejemplo, está haciendo maravillas con sus distintas herramientas como los windows, el color en la pantalla, un software inteligente y hasta la voz ayudan y complementan el trabajo del cajero humano y automático. Es el caso de la solución Finesse 2.000, de Unisys, que consiste en un paquete completo con múltiples posibilidades de uso. Esta implica desde un cajero automático muy moderno hasta la plataforma, que es el sitio donde se abre la cuenta o se pide información sobre algún servicio, en este lugar el empleado puede tener una terminal con un software inteligente en donde con los datos básicos del cliente este puede detectar un cliente potencial para otros productos de la entidad y sugerirle al informador ofrecer productos y servicios adicionales, como un CDT, un seguro de vida o una tarjeta de crédito. Eso sin mencionar otros como en el caso de créditos nuevos, planes de viaje turísticos, y muchos más. La idea es ir más allá de los servicios tradicionales y todo a través de una forma interesante y agradable a la vista. Con este sistema se puede ver de antemano el apartamento por el que se va a sacar el crédito o escoger y conocer el hotel a donde se va a llevar a la familia en las próximas vacaciones. También puede ser desarrollado bajo el concepto de cajero automático, donde la tarjeta y el sistema están programados de manera inteligente de tal forma que el cliente se puede atender a sí mismo e interactuar con la máquina como lo haría con un humano, ya que está programada para preguntar, responder, ofrecer y brindar múltiples opciones al interesado de una forma ágil e inteligente. Este tipo de software fue hecho en Europa y se ha ido desarrollando y adaptando en distintos países del mundo, según las necesidades de cada región o cultura. Es un sistema abierto que puede ser utilizado en cualquier máquina. "Los sistemas propietarios cerrados que solamente corren en una marca de sistemas ya pasaron a la historia. Hoy en día lo que se pretende es que las soluciones adquiridas para una entidad financiera en particular pueda correrlo en computadores de esa entidad o cualquier otra", fue lo expresado a SEMANA por Jorge Ivan Toro, vicepresidente Lob Financero de Unisys.

Actualmente tres entidades financieras se encuentran montando prototipos de este sistema que es el resultado de atender las tendencias de la banca a nivel mundial.

Esto demuestra lo expresado a través de este artículo y es que uno de los sectores mas beneficiados de la tecnología y la sistematización es el financiero.


TECNOLOGIA A LA MANO
Los avances y las mejoras a nivel tecnológico hoy en día tienen la capacidad de salir de la entidad financiera y llegar hasta la misma casa del beneficiario. ¿Cómo? Por medio de la Telebanca, que consiste en hacer toda clase de transacciones bancarias por teléfono. Por este medio ya no sólo se hacen transferencias y se averiguan saldos, también se pagan cuentas de colegios y servicios públicos y hasta se obtienen datos básicos para un crédito bancario. "El cambio es tan dramático que al sector financiero le tocó volverse vendedor, lo que antes no ocurría. Todo con apoyo de la tecnología y con la capacidad personal de cada vendedor. El concepto es el de 'clientizar' ayudando a que la organización misma se vuelva vendedora aplicando creativamente la tecnología todo con el solo objetivo de facilitarle la vida a los clientes, quienes a la vez por un buen servicio pagan el precio justo a quien se lo ofrece, de ahí la importancia en términos de ingresos para las entidades financieras", expresó Oscar Hoyos Medina, director nacional de la Línea de Negocios Financiera de Unisys.

Generar ingresos y movimiento a través de soluciones que agilicen y faciliten la vida de los usuarios es lo que mueve tanto a las compañías que se desarrollan alrededor de la tecnología como a las entidades, especialmente financieras, que velan por los intereses de los usuarios a la vez que lo hacen partícipe de las últimas alternativas novedosas del mercado.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.