Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/27/1994 12:00:00 AM

SECTOR FINANCIERO



MUCHO MAS QUE FONDOS COMUNES ORDINARIOS
PARA UN ALTO EJECUTIVO DEL SECTOR financiero colombiano, el crecimiento de la fiducia en Colombia podría perfectamente homologarse a la aceleración de partículas en los experimentos científicos. Y aunque un poco rebuscada, esta analogía sirve para condensar el impresionante aumento en número de fiduciarias y la especialización del negocio que vive el país actualmente. En cámara rápida, el proceso es más o menos como sigue.

Adelantar negocios a través del sistema de fiducia es posible en el país desde 1923, pero sólo hasta 1970 el Código de Comercio reglamentó este campo. Las primeras fiduciarias aparecieron en 1976 y cuando llegó la Ley 45 de 1990 que obligó a desmontar las secciones fiduciarias de los bancos, existían en el país 22 sociedades dedicadas exclusivamente a las inversiones con este sistema. En tres años, hasta 1993, las fiduciarias llegaron a ser 45 y hoy son más de 50.

Hay tres tipos generales de fiducia. La de inversión es la màs difundida y, en ella, compañías o las personas naturales entregan dinero para que la sociedad fiduciaria lo invierta en papeles transables en el mercado secundario, compre con él entidades financieras públicas o privadas o cree paquetes de ahorro con fines muy particulares como pago de matrículas o pensiones voluntarias. Los fondos más conocidos en fiducia de inversión son los Comunes Ordinarios (FCO) en los cuales los depósitos del público no tienen destinación específica.

Otra gran división del negocio es la fiducia administrativa donde los clientes entregan un patrimonio para ser administrado. Este es el escenario que más creció entre 1992 y 1993. Casi un 260 por ciento, y uno de sus ejemplos clásicos es el manejo de excedentes de tesorería de grandes compañìas.

El tercer gran campo de la fiducia es el sector inmobiliario, donde a juicio de un buen número de expertos se han registrado las mayores novedades entre este y el año pasado. Cada día nacen más sociedades dedicadas a recoger recursos para proyectos específicos, bien sean por construir (donde se buscan inversionistos) o construidos (donde ser buscan compradores). A tal grado ha llegado la democratización de la propiedad por medio de este sistema que el objeto de la fiducia puede ser un solo piso dentro de un edificio de excelente valorización.

Pero ahí no paran las sorpresas. Con la resolución 1394 del año pasado, la Superintendencia de Valores dio vía libre a la titularización inmobiliaria que en síntesis permite convertir estos activos fijos en valores negociables en las bolsas del paìs. Fuentes cercanas a SEMANA han confirmado que entre esta y la próxima semana estarán listas las primeras aprobaciones de fondos de este tipo.

NOVEDADES EN INVERSION

SEMANA visitó tres fiduciarias en el campo de las inversiones para conocer sus más novedosos productos y proyectos, y el potencial que estos ofrecen como verdaderos incentivos de ahorro y como oportunidades de buena rentabilidad.

Fiduciaria Corredores Asociados -Fiducor- y Fidultra son firmas dedicadas de manera exclusiva a la fiducia de inversión, completamente autónomas pero con la ventaja competitiva de contar con el respaldo de la experiencia de las dos firmas más grandes de comisionistas de bolsa en el país. Fiducor con Corredores Asociados, y Fidultra con Ultrabursátil. Aunque, desde luego, tanto la una como la otra están en libertad de trabajar con las firmas comisionistas que ofrezcon los papeles de mayor rentabilidad en cualquier momento. También aparece el último proyecto de Fiduciaria Tequendama, una firma que se mueve tanto en el campo inmobiliario como en el de inversión.


PENSIONES VOLUNTARIAS

El decreto 2513 de 1987 abrió la puerta para que las sociedades fiduciarias administraran fondos voluntarios de pensiones. Como su nombre lo indica, estos fondos funcionan al margen del régimen obligatorio reformado recientemente por la conocida Ley 100 o ley de seguridad social y así constituyen ahorros adicionales de los trabajadores que están conscientes de sus necesidades en la vejez y, desde luego, que cuentan con los recursos necesarios para terminar de asegurarla.

Hasta el momento, en este campo se movían sólo tres firmas: Fiduciaria Popular, Alianza y Skandia. Pero hacel5 días una nueva alternativa fue aprobada y en un mes entrará al mercado. Se trata del Fondo de Pensiones Voluntarias Fiducor que nace -de acuerdo con lo señalado por sus administradores- en un momento ideal: cuando por fin se ha cerrado la puerta para que este tipo de fondos sean utilizados como vehículos de evasión.

Es que hasta hace tres semanas el comportamiento de los fondos podía ser bastante errático. Como ofrecen la posibilidad de liquidez inmediata a diferencia de la liquidez a seis meses del sistema pensional obligatorio, sumada a las ventajas tributarias de disminuir los aportes de cada ahorrador a la base de su retención en la fuente y además ahorros en el impuesto de renta (pues este dinero no se considera ganancia ocasional ni renta), había quienes ingresaban a los fondos voluntarios de pensiones sólo cuando debían cumplir sus obligaciones con el Estado. Después, retiraban el dinero. Pero hace tres semanas quedó establecido que los ahorradores que se retiren de cualquier fondo pensional voluntario con fines distintos a los pensionales perderán todos los beneficios que esos fondos ofrecen.

Fiduciaria Corredores Asociados considera que la flexibilidad con que fue aprobado su fondo para crear atractivos portafolios y el respaldo de la experiencia y la confianza que ofrece la firma comisionista Corredores Asociados en el manejo de papeles de renta fija y variable, son sus mejores ventajas competitivas.

A INVERTIR EN ACCIONES

Otra de las buenas sorpresas en fiducia de inversión este año es la creación del Fondo Común Especial Ultracción de Fidultra que entrará en funcionamiento el primero de junio.

Si las hay, son muy pocas las firmas fiduciarios que ofrecen este producto y para muchos inversionistas naturales medianos sigue siendo complicado acceder de manera independiente a un comisionista de bolsa para invertir su dinero en papeles de renta variable, señaló una de las fuentes consultadas por SEMANA.

Además, siendo realistas, productos como el Fondo Acción de la firma comisionista Corredores Asociados, que sí ofrece una base de vinculación asequible, sólo puede cubrir una parte de la demanda con su atractiva promesa de rendimientos por encima del 35 por ciento.

Por esto, Fidultra decidió crear Ultracción. EL dinero mínimo para entrar al fondo es 500.000 pesos y el inversionista recibe un contrato de vinculación. La liquidez es inmediata (10 por ciento de las inversiones debe estar permanentemente en papeles de renta fija) y además, pensando en la diversificación de la inversión, la Superintendencia Bancaria ha establecido que ningún inversionista podrá participar con màs del cinco por ciento e el fondo, que este no colocará más del 10 por ciento de sus activos en una sola empresa y que tampoco podrá adquirir más del 10 por ciento de las acciones de una compañía.


TIEMPO DE ENTRAR A LAS PRIVATIZACIONES

No es difícil descubrir la increíble diversidad que hoy ofrece la Fiducia en Colombia. Así como tampoco puede ocultarse lo competitivo que es este espacio del sector financiero. Y si de competitividad se trata, definitivamente Fiduciaria Tequendama se anotó un interesante hit a finales del año pasado.

Los ahorradores que aceptaron el reto de invertir en su Fondo Común Especial Poder, diseñado para adquirir acciones en instituciones financieras públicas y privadas en proceso de venta, se hizo al uno por ciento de las acciones del Banco de Colombia ofrecidas en el mercado. Estas eran el 73 por ciento de la entidad, pues el 17 por ciento, según se estableció desde el principio, quedó en manos de los empleados. Dentro de las firmas fiduciarias que participaron en la puja, Tequendama fue la única que se quedó con algo del banco.

Pues bien, Poder dirge ahora su atención a la venta del Banco Popular cuya fecha de remate aún está por definirse pero, se piensa, será a finales de junio. El precio base de la acción será de 53 pesos con 50 centavos y el proceso es un poco diferente al del Banco de Colombia, pues el total por vender del banco es el 93.3 por ciento, y de ese porcentaje aún no se sabe cuánto quedará en manos de los empleados y del sector solidario que tienen plazo para comprar sus acciones hasta el 14 de junio.

Disputando lo que quede estará el Fondo Común Especial Poder que, gracias a un convenio con los bancos Tequendama y Ganadero, ofrece la posibilidad de realizar consignaciones para entrar al fondo en una cuenta corriente nacional.

La fiducia, y no solo la de inversión promete ser uno de los escenarios de mayor movimiento en el sector financiero en los próximos años. Y sus posibilidades son casi infinitas.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.