Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 1986/09/22 00:00

SEGUNDA MUESTRA TEXTIL COLOMBIANA

SEGUNDA MUESTRA TEXTIL COLOMBIANA

HACIA LA INTEGRACION DEL SECTOR
Por segunda vez y a partir de este martes 2 de septiembre, en el Centro de Convenciones "Gonzalo Jiménez de Quesada", se realiza una muestra de la industria textil colombiana que, en esta ocasión reúne a cuarenta productores de fibras, tejedores y productores de insumos para la confección, bajo la coordinación de la ANDI y la asesoría de Alicia Mejía.
El evento cumple varias finalidades, entre ellas, lograr una mayor integración de los sectores que manejan las fibras, los textiles y las confecciones y al mismo tiempo presentar a las entidades oficiales, los distribuidores, diseñadores y confeccionistas los nuevos productos de la industria nacional.
Los cuarenta expositores se hallarán ubicados, cada uno, en stands de tres por tres metros y serán conocidos por los visitantes especializados, quienes los días 3 y 4 participarán de una programación intensa. El viernes 5, la muestra será abierta al público en general.
En esta muestra, ¿qué encontrarán los visitantes? Cada expositor busca entregar la mayor información posible sobre sus productos. Los que fabrican, por ejemplo, insumos para confecciones (botones, broches, hebillas, etc.), se dedicarán a mostrar a confeccionistas, distribuidores y diseñadores sus nuevos artículos y de acuerdo con el interés de los visitantes se irá desarrollando el programa.
Para que los dos días iniciales sean aprovechados hasta lo último, habrá gulas entrenadas en distintos aspectos de este sector industrial y si un visitante, por ejemplo, sólo quiere enterarse de cómo va el proceso de estampados en los textiles nacionales, entonces será conducido a los respectivos stands.
¿Se realizarán negocios durante esta muestra? No en el sentido de la compra-venta, pero se establecerán relaciones comerciales que más tarde se convertirán en negocios concretos. Cada visitante conocerá detenidamente las posibilidades de los productos y los servicios ofrecidos, hará preguntas, recibirá respuestas y se llevará una imagen muy completa de lo que está buscando.
Voceros del sector industrial han señalado que la realización de esta II Muestra de los textiles colombianos se presenta en momentos en que se produce una auténtica reactivación en este sector.
Paralelamente a la labor de los stands para los visitantes especializados y el público en general, el último día, se realizan otros eventos como el que tiene que ver con el aspecto académico, ya que por las mañanas y las tardes varios especialistas dictarán conferencias de interés para los visitantes, entre los cuales se contarán los funcionarios y empleados de las distintas empresas e industrias, quienes durante los días de la Muestra tienen la ocasión de actualizar sus conocimientos y experiencias en este ramo.
Además de la labor de los stands y las conferencias ilustrativas, también se realizarán "minimuestras". El día de la inauguración tendrá lugar un fastuoso desfile-show, con participación de toda la industria textil, se lanzarán los nuevos modelos nacionales y los centenares de invitados, entre los cuales se cuentan varios ministros, funcionarios del gobierno y dirigentes empresariales, podrán comprobar una vez más la existencia de la llamada "moda colombiana".
Esa será la única ocasión en la cual habrá un desfile de modas multitudinario porque durante los dos días siguientes se realizarán las "minimuestras". Funcionarán varias salas pequeñas con una pasarela mesurada con el fin de que los visitantes puedan mirar de cerca los distintos productos. En cada sala habrá expertos en los diferentes aspectos de la confección, con capacidad para cuarenta personas sentadas.
La presentación de cada muestra se tomará 25 minutos y los visitantes podrán formular todas las preguntas necesarias. Se presentará entonces la típica escena del diseñador o el confeccionista interesado en un nuevo tipo de tejido, tocará el traje de la modelo, preguntará sobre la acción del agua y la plancha, hará algunos comentarios y anotará mentalmente para hacer sus pedidos después.
Lo que se quiere con la organización de estas "minimuestras" en salas confortables que no quieren convertirse en espectáculos multitudinarios, es que los clientes potenciales y los visitantes especializados regresen a sus empresas con conceptos muy claros sobre el desarrollo de la moda y la industria.
El visitante, si permanece unas cuatro horas en el Centro de Convenciones, saldrá con una información muy completa y actualizada sobre el estado actual de la industria textil colombiana. De esas cuatro horas se desprenderán numerosos e importantes negocios.
Y si todo lo anterior no fuera suficiente, todavía el visitante, especializado o no, tendrá a su alcance un Puesto de Información Visual en el cual, sólo con imágenes, sin palabras, habrá abundante información sobre la moda, las tendencias, los colores, las telas, los materiales utilizados por los diseñadores y las inclinaciones hacia los próximos meses.
La realización de esta Segunda Muestra no es fruto del azar sino la consecuencia directa de la creación, varios meses atrás, del llamado "Comité de la Moda" dentro de la ANDI. En ese Comité participan todos los sectores que tienen alguna relación con los textiles y como sus dirigentes viajan con frecuencia, como asisten a los salones de la moda que se realizan en otras capitales, entonces ese Comité puede, en un determinado momento orientar a los de este sector industrial sobre los numerosos movimientos en este campo, como la Tendencia Milán o la Tendencia Etnica o la Tendencia Rodeo según la estación, los materiales utilizados y las circunstancias en que se usan estos modelos.
El Comité demuestra, según los organizadores de esta muestra, que el sector textil está unido y que con base en sus experiencias, algo tan efimero varios años atrás como la llamada Moda Colombia, actualmente es un hecho, una realidad. Paralelamente a estas actividades viene funcionando el Centro de la Moda, un ente que aglutina en forma efectiva todo lo relacionado con el sector y se halla financiado y manejado en forma independiente con el apoyo de ANDI, Fedetex, la Asociación Colombiana de Diseñadores y otras entidades.
Durante la realización de esta Segunda Muestra, los industriales aprovecharán para exponer ante funcionarios del gobierno la situación del sector y cómo, por ejemplo, es necesaria la creación de una tarifa especial para la importación de maquinaria destinada a la industria, una industria que en mejores condiciones tributarias podría crear diez mil nuevos empleos en dos años, pero siempre y cuando las exportaciones sean favorecidas.
En 1977, la industria textil colombiana llegó a exportar 300 millones de dólares. Fue su mayor cifra. En 1985 alcanzó 70 millones y en el primer semestre de este año lleva 30 millones. Uniendo textiles y confecciones, en 1985 la cifra llegó a los 135 millones de dólares. Los industriales no están de acuerdo cuando en algunos medios se habla de una presunta crisis del sector; hablan de dificultades financieras y piden un respaldo entusiasta del gobierno para replantear las condiciones tributarias y de exportación. Esta Segunda Muestra viene a convertirse en la materialización de estos anhelos.

EXPOSITORES
Las empresas que concurren a esta Segunda Muestra de la Industria Textil, son las siguientes:
Coltejer, Fabricato, Tejicóndor, Enka de Colombia, Satexco, Industrias Celtex Ltda., Industrias Yidi Ltda., Britilana Benrey, Lanera del Pacífico, Hilos Cadena, Compañía de Tejidos de Lana Omnes, Confecol Indulana, Vicuña, Marquillas Tejidas S.A., Gameco, Indubotón, La Garantía, La Fayette, Diagonal, Entretelas DHJ Unica, Productora de Hilados y Tejidos Unica, Perfabrica, Marquillas Niza, Miratex, Botonacar, Invatex, Broches y Botones de Colombia S.A., Telaraña, Toallas de Cazuca Hello Hermanos Ltda. e Hilat Ltda.




¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.