Domingo, 22 de enero de 2017

| 2006/02/12 00:00

Seguridad ante todo

La industria de seguros ha tenido un impresionante crecimiento en los últimos años y las aseguradoras hacen todo lo posible por sostenerlo.

Seguridad ante todo

En 2002, después del atentado terrorista al club El Nogal, las proyecciones para el sector de las aseguradoras no eran las mejores. Pero, poco a poco, el panorama fue cambiando hasta dejar unas estadísticas que indican un escenario bastante favorable: según estudios de la Federación de Aseguradores Colombianos (Fasecolda), el total de primas subió de 2003 a 2004 6 por ciento, y de 2004 a 2005, 4,5 por ciento. A esta tendencia de crecimiento se suman los resultados de un estudio diseñado por Fasecolda y Fedesarrollo, que predicen que para el año 2010 el sector estaría produciendo alrededor de 17 billones de pesos. Y lo más importante es que todo este positivo panorama se ve reflejado en los esfuerzos de las compañías aseguradoras por ofrecer grandes novedades en las modalidades de seguros tradicionales y nuevos modelos y propuestas para otros segmentos. Colseguros, por ejemplo, le está apostando a convertirse no sólo en un generador de productos de seguros, sino también en un proveedor integral de servicios financieros. Édgar Gómez, gerente de negocios especiales de la empresa, afirma que "esto responde a que, además de que la tendencia en el mundo es que las empresas de este tipo ofrezcan la mayor cantidad posible de servicios, Colseguros es propiedad del Grupo Allianz y ellos quieren empezar a ofrecer en el país todo su modelo de negocios". Esto se traduce en el Plan Ideal Vida Inversión. Se trata de un servicio que no es, como se podría pensar, sólo un seguro de vida. Se define, en lugar de eso, como una protección ante el riesgo de muerte que además permite que el dinero se pueda emplear de otra forma. En palabras de Gómez, "se trata de una redefinición del concepto de seguros de vida porque no se trata de que alguien muera para que el dinero se pueda disfrutar, sino que esté a plena disposición del usuario para inversión, administración de recursos, protección y seguridad para los suyos en caso de que se presente un fallecimiento". A esto se suma que algunas aseguradoras, además de ofrecer amplias posibilidades para las familias o las personas, lo hacen también con las empresas privadas en temas tan específicos como las consecuencias del terrorismo. Un ejemplo de ello es el primer Seguro de Responsabilidad Civil por Actos Terroristas que lanzó la empresa DeLima Marsh S. A., un seguro que busca proteger a las empresas que sean víctimas de atentados terroristas que, como normalmente ocurre después de un acto de esta naturaleza, terminan siendo acusadas por algún tercero y convertidas en victimarios. Incluso hay algunos que están innovando en el sector de seguros para grupos específicos. AIG Colombia Seguros Generales S. A., una compañía miembro de American International Group INC., hace eso con sus dos nuevos productos. El primero de ellos es un seguro que se llama AIS Mujer y que está diseñado exclusivamente para la protección del máximo posible de facetas de las mujeres. Y el segundo, llamado Compromiso de Servicios AIG, busca que cada póliza cubra de la manera más amplia posible las necesidades del usuario. Y estas son pocas de las variedades que se presentan en este mercado y que hacen pensar que el sector puede alcanzar no sólo un sostenimiento fuerte, sino también las proyecciones esperadas.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.