Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/29/1990 12:00:00 AM

SEGUROS

Las cifras hablan
el sistema financiero en general logró derumbarse en los últimos años por el camino del crecimiento sostenido, el sector asegurador no podía quedarse atrás.

Las últimas cifras suministradas por la Superintendencia Bancaria dan clara muestra de lo sucedido en el primer semestre de 1990, como un ejemplo contundente del desarrollo que pueda llegar a alcanzar dicho sector al cierre del año. Más de 22 mil millones de pesos en ganancias, lo que significa un incremento del 35 por ciento con respecto a los resultados obtenidos en igual período de 1989, reflejan el dinamismo que viene presentando el sector aseguradores los últimos años.
Los mejores balances los ofrecen las firmas de seguros generales, que lograron aumentar su crecimiento en un 33 por ciento y obtuvieron un resultado positivo de 16.085 millones de pesos. Las reaseguradoras, por su parte, ocuparon el segundo lugar con $3.602 millones, mientras los seguros de vida arrojaron ganancias por $3.105 millones.

Y si era común observar pérdidas técnicas cuantiosas en este ramo del sector financiero, las aseguradoras lograron subsanarlas y excederlas en más de 22 .700 millones de pesos.

De la misma manera, y debido a los requerimientos exigidos por el gobierno desde 1989, las firmas aseguradoras han aumentado su patrimonio en cifras bastante representativas. Al cierre del primer semestre del 90, el patrimonio del total de las empresas de seguros alcanzó la cifra de $249.639 millones, de los cuales $161.608 millones pertenecen a las compañías dSe seguros generales, $50.278 millones a las de seguros de vida, y $37.753 millones a las reasegurádoras.

División del mercado
Si bien el mercado de los seguros se ha mantenido estable en los últimos años, dicha estructura ha presentado ligeras variaciones, si se tienen en cuenta los datos de Fasecolda de 1975 y de 1989.

Según las estadísticas de la Unión de Aseguradores Colombianos, los seguros de automóviles han aumentado su participación en el mercado en un 6% y siguen constituyéndose como líderes en la emisión de primas con un 26.97% del total de la estructura. No sucede lo mismo con el sector de los seguros de transporte, que mientras hace 15 años participaba con un 17%, ha reducido su porcentaje en 1989 al 7%.

Por su parte, los seguros de vida y accidentes personales, que representaban un 15% dentro del mercado en 1975, para 1989 los datos reflejan una caída de 9 puntos, y se sitúan incluso por debajo del sector de los seguros colectivos y de grupo.

Contodo, el valor del total de primas emitidas en 1989 ascendió, según datos de Fasecolda, a 266.576 millones de pesos, y durante el primer semestre de 1990 obtuvo un crecimiento promedio del 32%, con respecto a igual período del año anterior, lo cual es una referencia clara de que este ramo del sectorfinanciero sigue recuperándose de manera ostensible.

Según los expertos, es de esperar que las últimas disposiciones gubernamentales referentes a la liberación de tarifas,la oportuna información financiera y contable, el patrimonio técnico mínimo exigido, el desmonte de las inversiones forzosas en Bonos de Vivienda Popular (BVP), el control del reaseguro y el manejo de divisas en el extranjero, le concedan un mayor dinamismo y una mayor competitividad al sector, para que, de esta manera, se logre la ampliación de su cobertura y el afianzamiento de las garantías para los beneficiarios.
De igual forma, la desregularización de ciertos tramites le garantizarán mayor autonomía al gerente asegurador, para que pueda manejar su empresa con más libertad y asuma la total responsabilidad administrativa ante los accionistas, los asegurados y el mismo Estado.

Por ahora, las cifras siguen en ascenso.
El arribo de los corredores
Dentro del círculo de aseguradores el nombre de "Corredor de Seguros", así como sus funciones, resulta bastante común. Pero ya dentro del público en general, el Corredor suele ser confundido muchas veces con la aseguradora misma. En realidad, existen diferencias marcadas entre una y otra modalidad en el manejo de seguros.
¿Que es y cómo funciona el sistema de los corredores de seguros?
El negocio de la intermediación de seguros es tan antiguo como los seguros mismos y ha sido regulado de diversas maneras por la legislación colombiana.

Si bien en un comienzo las aseguradoras acudieron a empleados (agentes), para buscar a los clientes en nombre y representación de sus compañías, con el tiempo el manejo de este sistema se hizo imposible de controlaren sutotalidad. Las "comisiones" que las aseguradoras ofrecieron en principio a sus agentes se convirtieron en "sueldo" con prestaciones y retroactividad de cesantías incluidas, lo cual dificultó su sostenimiento.

Se promovió entonces la transformación de los agentes en compañías independientes sin carga prestacional, desde luego denominadas Agencias, las cuales cumplen la misma función de los agentes y representan a una o varias compañías aseguradoras.

En este orden de acontecimientos, el Código de Comercio permitió la aparición de un nuevo tipo de productores de seguros:
los Corredores. Se trata en este caso de sociedades independientes cuya función es la de intermediar entre la aseguradora y el cliente. No representan a la compañìa de seguros y, más bien, tienen la función de defender los intereses de los clientes frente a las aseguradoras, buscando las mejores opciones y las mejores coberturas.

Vigilancia
La Superintendencia Bancaria es el órgano del Estado encargado de vigilar a las entidades financieras, aquellas que manejan ahorro del público. De manera excepcional y por disposición de la ley, la Superintendencia está encargada de la vigilancia de los Corredores, a los cuales impone la obligación de tener capitales mínimos hoy de veinte millones de pesos o del 8% de las comisiones recibidas al año inmediatamente anterior, lo que sea más alto destinados a la organización técnica y contable. Por esa razón, las Sociedades corredoras han alcanzado un alto grado de tecnificación en computadores y comunicaciones, y se han colocado, como sucede en otras partes del mundo, a la vanguardia de la tecnología.

Una vez que la Sociedad Corredora demuestra ante la Superintendencia que sus administradores son personas idóneas y que carecen de inhabilidades e incompatibilidades que la ley prevé, la superintendencia expide un certificado de inscripción que la autoriza para operar como Corredor.

La vigilancia de la Superintendencia es la que ha permitido que tanto las grandes empresas como el público en general hayan depositado paulatinamente la confianza en los corredores, con lo cual este sector de los seguros ha crecido de manera salida.

¿Apertura o desregularización?
La característica fundamental que distingue a los Corredores de los otros intermediarios es que aquellos no están ligados a las partes por las relaciones de mandato o representación, lo que garantiza la independencia y, por consiguiente, el mayor profesionalismo.

Esto permite a los corredores estructurar y de finirel programa de seguros sin vincularlo a los ofrecimientos de una aseguradora en particular. En compensación, buscan la compañía que, para un riesgo determinado, ofrezca las mejores garantías y los mejores precios. El corredor analiza objetivamente el riesgo que tiene que ser cubierto por el seguro y luego busca la compañía en la cual debe colocarlo.

Con la apertura económica, que en el campo de los seguros se ha traducido en una "desregularización", la funcion del corredor se facilita enormemente, puesto que ya no todas las aseguradoras van a ofrecer el mismo producto a la misma tarifa, sino que aquellas más eficaces en su administración o las que tengan menores indices de siniestralidad o consigan mejores reaseguradores en el exterior, pueden operar en mejores condiciones y a menor costo que otras. Y es aqui donde la función del Corredor adquiere su verdadera dimensión.

En paises como Chile, donde ya ha operado la apertura, el papel de los corredores se ha fortalecido substancialmente, debido a que los corredores han logrado obtener mejores condiciones y coberturas, con costos comparativamente iguales.

"Los corredores, afirma Rafael Nieto Navia, Presidente Ejecutivo de la Asociación Colombiana de Corredores de Seguros Acordes, tienen la infraestructura técnica necesaria para proponer nuevos clausulados a las pólizas como lo hacen los corredores ingleses y buscar luego la compañía capacitada para expedirlas. Son ellos los que pueden hacer el análisis profundo de las necesidades de un cliente, teniendo en cuenta las condiciones especiales de éste, el entorno en el que trabaja, los dispositivos de prevención de riesgos y los cambios que se producen a lo largo de una póliza, para buscar las alternativas enderezadas a una mejor cobertura a menor costo.

La ética
La apertura trae consigo también un cambio en la función de las agremiaciones, que ahora están dedicando sus esfuerzos a servicios técnicos y a la aplicación de un Código de Etica profesional.

El gremio de los corredores ha considerado que la apertura, con su "cuasi" libertad de competencia, como lo afirman los especialistas, es campo abonado para que se desboqueen los negocios "poco ortodoxos". Como una garantia adicional a los clientes de sus corredores afiliados, las agremiaciones han adoptado un código de ética que les asegura que los corredores no solamente van a cumplir la ley, de la cual da garantia la Superintendencia Bancaria, sino también unas normas de comportamiento que van más allá de la ley. "Ninguna de las normas de este código coarta la competencia leal y decente".

Ante un siniestro
La independencia de que gozan los corredores les permite asistir a sus clientes en el evento de un siniestro, tanto ante las aseguradoras mismas como ante los ajustadores o compañias que evalúan los siniestros en nombre de las aseguradoras.

Son estas razones las que han llevado a los corredores de seguros a apoyar sin reticencias un proceso de verdadera apertura y desregularización del sector de los seguros. "Si alguna crítica han formulado a lo hecho por la Superintendencia Bancaria y el Gobierno en este sentido, ha sido, precisamente, la de que no es suficientemente audaz":
comenta Nieto Navia, con lo cual se adhiere a la opinión de otros expertos, quienes consideran que la verdadera apertura aún está distante. Por lo menos en el campo asegurador.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.