Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/2/2006 12:00:00 AM

Semillas que dan fruto

Aunque la investigación es una actividad especialmente orientada a los posgrados, algunas universidades ven la posibilidad de que los estudiantes de pregrado se involucren desde los primeros semestres.

Actualmente, en casi todas las universidades del país se adelantan investigaciones de toda índole: agrícola, industrial, social, tecnológica y económica, entre otras. En varias de estas investigaciones ya está involucrada una parte considerable de jóvenes estudiantes, quienes desde sus primeros semestres buscan dar respuesta a sus inquietudes y desarrollar propuestas alternativas que permitan el crecimiento en el país.

Universidades como la Nacional, Andes, Javeriana, Tadeo, Rosario, Externado, Gran Colombia y Libre, entre otras, motivan a sus estudiantes desde los primeros semestres a que se interesen en el conocimiento científico.

En la Universidad Libre, los estudiantes de derecho, por ejemplo, tienen clases de carácter instrumental, que les permite tener un primer acercamiento a la investigación. Posteriormente, vienen las clases formativas que, a través de la identificación de problemas, les ayudan a desarrollar su capacidad de abstracción y análisis. En un tercer estadio están aquellas instituciones en las que los jóvenes encuentran en la exploración su vocación y así pasan a integrar los semilleros.

Estos grupos son liderados por un docente investigador que tiene la responsabilidad de orientar a los estudiantes. Aunque el número de integrantes por grupo no supera los seis, cada uno de ellos cumple un rol y una serie de tareas asignadas en el proyecto del cual hacen parte.

Por su parte, en la Universidad del Rosario, las personas que integran estos semilleros deben dedicar cuatro horas a la semana y desarrollar una temática de su interés para que antes de finalizar sus carreras trabajen como auxiliares de investigación. En esa fase, su responsabilidad es cada vez mayor, ya que deben desarrollar artículos, asistir a talleres y cátedras que fortalezcan sus capacidades, para hacer parte del grupo de jóvenes. En esta categoría son vinculados, a través de maestrías en donde después de una producción intelectual de año y medio, tienen la posibilidad de ser financiados por la universidad para que continúen sus estudios de doctorado en el exterior y así vincularse posteriormente a la universidad.

Para la Universidad Jorge Tadeo Lozano, la investigación es progreso y proyección, por tanto, los semilleros integran estudios que se establecen con la empresa privada. Allí, los estudiantes se enfrentan a situaciones concretas y muy reales, como es el caso de la facultad de ingeniería agroindustrial, en donde adelantan investigaciones con Asocolflores y la Universidad de Bélgica sobre plaguicidas.

Comprometidos con el desarrollo

Hoy por hoy, para las universidades, el compromiso social y económico que adquieren es cada vez mayor. Estudiantes, docentes e instituciones en general, deben estar cada vez mejor preparadas para responder a los retos que un mundo globalizado demanda.

Por tal motivo, la academia va más allá de la fórmula, de los contenidos memorísticos y de temas abstractos, y lleva a las aulas los problemas y situaciones reales para que el estudiante desarrolle de manera más efectiva su capacidad de análisis. El mercado laboral exige habilidades de carácter práctico, pero además, propuestas que generen transformaciones de manera sustancial en la vida del país.

Es el caso de la Universidad del Norte, que se encuentra orientada a resolver problemas de competitividad de la región y se ha convertido en la institución líder en la ejecución de proyectos articulados a la innovación de las empresas.

Bajo este nuevo esquema, las universidades han adoptado cambios en sus planes de estudio y reforzado sus centros de investigación y de tecnología, pero, ante todo, han fortalecido su cuerpo docente. Todo ello en busca de estimular la producción intelectual.

La investigación es esencial para el desarrollo, hace a un país más competitivo y productivo. Esto lo saben y así lo reconocen universidades como el Rosario. "Es importante el desarrollo de un grupo humano con formación doctoral para que de esta forma se posibilite el crecimiento y el desarrollo del país. Pero esto se debe motivar desde el momento mismo en que el estudiante inicia sus estudios de pregrado. Además, se debe contar con el compromiso de la empresa y el Estado para generar más recursos destinados a la investigación científica y tecnológica", dice José Manuel Restrepo, vicerrector académico de esa universidad.

Entre tanto, Gustavo Vanegas Torres, director del departamento de investigación de derecho de la Universidad Libre, señala que "es importante porque Colombia tiene que identificar los problemas y construir las respuestas y resolución de problemas a la medida".

En ese sentido, las universidades buscan que las personas que logran realizar estudios de doctorado vuelvan al país para que con su conocimiento contribuyan al desarrollo.

Estudiantes con iniciativa

Carlos Arturo Coral y David González, estudiantes de arquitectura de la Universidad Jorge Tadeo Lozano, ganaron el concurso Convive, organizado por la Sociedad Colombiana de Arquitectos, MetroVivienda y Escala. Estos jóvenes se hicieron al primer premio por mostrar una propuesta viable económicamente (que no superara los 20 millones de pesos), y novedosa, en donde las personas que adquiriesen vivienda de interés social tuvieran la posibilidad de "crecer hacia adentro".

Es bien sabido que la densificación de la ciudad no permite que las personas disfruten de los espacios interiores y exteriores, por tanto, este concurso quería explorar la creatividad y la capacidad de los estudiantes para plantear alternativas al respecto. Para Carlos y David, esta experiencia les ha permitido afianzar sus conocimientos y mostrar la importancia que tiene la participación de la academia en la construcción de país. "Allí se analizan las propuestas de todos aquellos estudiantes que a partir de sus inquietudes y de las necesidades que identifican en el entorno ven una oportunidad de brindar espacios más amables y viviendas mucho más dignas… La arquitectura también tiene fuerza en el interior", afirma Carlos.

Este concurso dio origen al foro que recibió el mismo nombre y en el que congregan a las facultades de arquitectura de la ciudad. Se espera que se extienda al resto del país.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.