Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 2004/06/20 00:00

SEXO 2004

¿Cómo está la vida sexual de los colombianos? El estudio anual de SEMANA hace revelaciones sorprendentes.

SEXO 2004

El escritor Henry Miller, autor de Trópico de Cáncer y Trópico de Capricornio, sentenció que "el sexo es una de las nueve razones para reencarnar. Las otras ocho no tienen importancia". En el otro extremo el punkero Johnny Rotten manifestó desde su nihilismo: "¿Qué es el sexo? Treinta segundos de gorgoteos". Estas dos frases pronunciadas por celebridades del siglo pasado revelan con exactitud los límites entre los que se ha movido el discurso sobre el sexo. El filósofo español José Antonio Marina dice que los discursos han sido "unas veces orgiásticos y otras apocalípticos, pero casi siempre dogmáticos y simplificadores". Esto es inevitable. En un tema tan complejo existe la tendencia a centrar la mirada sólo en los actos sexuales (la masturbación, el sexo prematrimonial o extramatrimonial, los métodos anticonceptivos o las relaciones homosexuales) y a olvidar los grandes temas de la sexualidad, esa concepción simbólica que la humanidad construyó a partir del sexo biológico y que atraviesa el campo afectivo, vital, sicológico, económico, político, social y jurídico. Prueba de esto, por ejemplo, es la discusión que tuvo lugar la semana pasada en México en la IX Conferencia Regional sobre la Mujer de América Latina, convocada por la Cepal. La delegación de Estados Unidos hizo todo lo que estuvo a su alcance para evitar que en el documento final del evento se incluyeran los términos "derechos sexuales y reproductivos" y que en su lugar se hablara de "salud reproductiva". Parece un detalle insignificante pero para los primeros, hablar de "derechos sexuales" es estimular posiciones a favor del aborto y en contra de la moral. En el presente estudio sobre sexo contratado por SEMANA se revelan datos sobre actos sexuales de los colombianos y se tratan algunos temas diferentes que están transformando la sexualidad en estos momentos en todo el mundo.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.