Sábado, 21 de enero de 2017

| 2002/03/18 00:00

Sí futuro

Ante la difícil situación económica los seguros se convierten en la mejor opción para financiar la educación de los hijos.

Sí futuro

Toda familia tiene cuatro grandes retos financieros que permiten no sólo su subsistencia sino su progreso en términos de calidad de vida: la vivienda, la salud, la pensión y la educación. Esta última cobra especial valor cuando se trata de los hijos, pues todos los años suben los costos de las matrículas y las buenas universidades no siempre están al alcance de todos los bolsillos. Viene entonces el vía crucis de muchos padres que, llegado el día, se valen de toda clase de maromas para cubrir los gastos de sus hijos. Por fortuna hay manera de asegurar el futuro educativos de los hijos a largo plazo. Para este fin, el mercado tiene varias opciones como los planes de ahorro, planes de inversión, y los seguros. Estos últimos tienen la gran ventaja de que están única y exclusivamente para este fin.

En esta materia cabe mencionar los planes que maneja Royal & Sunalliance, una de las compañías de seguros más grandes y antiguas del mundo. Esta firma ha realizado una alianza estratégica con Global Education Group para crear el Plan Universidad Garantizada, que asegura a cualquier niño menor de 14 años el pago de la matrícula durante cinco años o 10 semestres en cualquier carrera y en cualquier universidad de Colombia. Este Plan conlleva un completo programa de asesoría integral en educación para el tomador y su familia desde el momento en que se adquiere y un seguro de vida por cinco años para el tomador inicial a partir de la emisión de la póliza. La filosofía de Global Education Group responde a una realidad que nadie puede ocultar: las buenas universidades están por las nubes y hay que pensar en una solución mientras los niños crecen. Según Inés Elvira Madriñán, directora para Colombia de Global Group Education, “hoy en día el alto costo de las matrículas universitarias hacen que cualquier padre responsable piense en garantizar a través de un seguro educativo, el futuro profesional de sus hijos”.

Otra alternativa en materia de seguros educativos es la que ofrece Seguros Bolívar, que se ha preocupado por dar a los padres una mezcla entre un fondo de ahorro e inversión y un típico seguro. Con el Plan Viva Bolívar, “los asegurados cuentan con la garantía de adquirir un producto realmente hecho a su medida, es decir, con los amparos que la persona necesita y el valor asegurado adecuado que cubrirá el costo de la educación ante cualquier eventualidad”, dice Carlos Torres, gerente de mercadeo de Seguros Bolívar.

Con este producto, el tomador puede contar con un seguro privado de pensiones a través del cual el padre realiza aportes mensuales que se van sumando para conformar el capital necesario que cumpla con el objetivo de cubrir todos los costos de la educación, incluso, en caso de que se vea enfrentado a un problema de iliquidez o de falta de ingresos suficientes. Igualmente se dan todas las facilidades para que el asegurado tenga ventajas adicionales como acceso a servicios médicos y cubrimiento en caso de muerte o invalidez.

En un país en el que sólo un 33 por ciento de colombianos tiene previsto algún tipo de solución financiera para la educación de sus hijos y se piensa más en el carro o en la vivienda, las opciones para financiarla han pasado de ser un lujo a ser una necesidad.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.