Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/22/1996 12:00:00 AM

SIN TELA DE DONDE CORTAR

El sector textil sufre las consecuencias de la competencia desleal y lanza un S.O.S.

Además del contrabando que perjudicó claramente a los textileros desde que se internacionalizó la economía colombiana, durante 1995 el sector denunció un nuevo elemento que entró a distorsionar su engranaje: la presunta estrella negra o alta calificación de riesgo que el sector financiero le dio a la cartera de las empresas del sector.
Desde comienzos del año son pan de cada día los rumores acerca de una nueva textilera en concordato o de una empresa de confección que cierra sus puertas. Las cifras (ver cuadro) muestran lo dura que ha sido la realidad con este sector. Sus pesadillas son las que fortalecen la teoría de quienes creen que la apertura fue demasiada y muy rápida.
Aunque los textileros fueron quienes tuvieron mayor contacto con los mercados mundiales mucho antes de que la economía se internacionalizara, fueron también los primeros en sufrir los embates del proceso de modernización. El bajo ritmo de devaluación y el contrabando conspiraron contra sus proyectos de ser grandes. Además, su mismo engranaje interno con alto peso laboral y poca facilidad de cambio tecnológico alimentaron aún más sus problemas.
Sólo los confeccionistas sostienen que en medio de reglas de juego claras y con el apoyo del Estado estarían en capacidad de colocar en los mercados externos 1.000 millones de dólares en ventas. Exagerado o no, lo cierto es que entre pequeñas, medianas y grandes compañías el sector aglutina a cerca de 19.000 en el país, lo que muestra el impacto que un descalabro mayor puede ocasionarle al aparato productivo nacional.
Es claro que la crisis del sector textil y de confección es una de aquellas que requiere un tratamiento especial. Hasta el momento las soluciones intentadas han producido tan solo resultados a medias. Unicamente queda esperar que en el año que viene se pueda tejer una respuesta y tenderle una cuerda de salvación a un sector al cual la pita se le empezó a deshilachar hace un buen tiempo.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.