Jueves, 19 de enero de 2017

| 2003/06/15 00:00

A sol y sombra

Aunque Colombia es un país que no tiene estaciones, las vacaciones son el mejor pretexto para imponer nuevas tendencias en la moda y dedicarle tiempo a la belleza.

El sol, la playa y los colores vivos marcan las propuestas de los diseñadores de prendas de verano que entran en auge durante esta temporada, mezclando la comodidad y la elegancia.

Los vestidos de baño para mujer vienen con diferentes diseños, en colores planos muy vistosos como amarillo, rojo, naranja, rosado, que es uno de los tonos más populares en este momento, así como estampados con frutas y flores tropicales. El blanco y el negro permanecen vigentes. Los tonos tierra y las telas como el denim son una novedosa opción.

La firma colombiana Onda de Mar, que actualmente se comercializa con gran éxito en el exterior, incluye en su colección para estas vacaciones siluetas triangulares y el regreso de los trajes estilo halter (con tiras gruesas que se amarran en la nuca)

Para ellos, las pantalonetas largas o bermudas con estampados muy llamativos o en colores neutros, como negro o azul oscuro, con franjas laterales en colores vivos que hagan contraste están de moda. Diseñadores como Francesca Miranda han popularizado el uso de las guayaberas como complemento al atuendo masculino.

'La pinta playera' ha dejado de ser sinónimo de estar mal arreglado. Ahora los accesorios como sombreros, pareos, pantalones capri en colores claros, al igual que los bolsos, collares y pulseras fabricados con fibras y semillas naturales, hacen parte del look que muchos exhiben durante las vacaciones, ya sea de día o de noche. La diseñadora Carmen Belissa Martínez, de la firma de vestidos de baño Beverly Hills, creó una serie de trajes con pequeños detalles de brillo, como canutillos y mostacillas que le dan mucho glamour a una prenda tan deportiva e informal.

Pero no sólo de ropa y accesorios está hecho el verano. Esta época es el momento ideal para dedicar un poco de tiempo al cuidado personal, planear una rutina de ejercicios simples como caminar, montar en bicicleta o nadar. También es una buena oportunidad para tomar el sol y obtener un bonito color dorado.

Los productos disponibles en el mercado no sólo ayudan a broncear la piel, sino que la protegen contra el sol y el envejecimiento prematuro. El cabello también merece un cuidado especial y por eso se han desarrollado líneas capilares que contienen filtros solares e hidratantes para que el mar, el sol y el viento no opaquen su color y suavidad.

Aunque se piensa que las vacaciones representan en muchos casos excesos en la comida y la bebida, lo cierto es que la posibilidad de hacer una dieta balanceada no debe descartarse. Se pueden tener horarios más puntuales a la hora de las comidas, comprar frutas y verduras de temporada para ensayar y cocinar recetas que contribuyan a equilibrar un poco los hábitos de alimentación y en unos cuantos días regresar de vacaciones con una apariencia más saludable. Los tratamientos de belleza, ya sean caseros o realizados en un spa o centro de estética, los masajes y las mascarillas para todo el cuerpo, son una experiencia muy agradable y relajante para quienes usualmente no tienen tiempo para sí mismos.

La temporada de vacaciones se asocia inevitablemente con los viajes y los pronósticos meteorológicos indican que durante el trimestre de junio a agosto predominará el tiempo seco. No importa si se viaja o se permanece en casa, esta época del año siempre será propicia para recuperar energía y cambiar la rutina con actividades diferentes que le den un descanso no sólo al cuerpo sino también a la mente.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.