Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2010/04/24 00:00

Sumando eslabones

En la última década, Almacenes Éxito se quedó con Cadenalco y Carulla. Y dejó de ser solo paisa: consiguió socio extranjero, el grupo francés Casino.

Sumando eslabones

Por aquellas paradojas de la vida, 1999, uno de los peores años para la economía colombiana -con una caída histórica en el Producto Interno Bruto (PIB)-, se convirtió en un año clave para sentar las bases del futuro crecimiento de Almacenes Éxito.

En 1999 ocurrieron dos hechos relevantes e históricos para esta organización: en primer lugar, la empresa dejó de ser solo paisa, pues entró como socio el inversionista francés Casino, con un 25 por ciento de las acciones, y en segundo lugar, se concretó la adquisición de la mayoría accionaria de Cadenalco, una importante empresa, también antioqueña, que tenía un amplio cubrimiento nacional en el comercio al por menor.

Así, de la mano del nuevo socio extranjero y con la mayoría de la importante cadena local, Almacenes Éxito entró al siglo XXI. Desde allí hasta la fecha la historia ha sido una suma de nuevas adquisiciones y de crecimiento constante vía orgánica.

La llegada de nuevos jugadores internacionales al mercado a finales del siglo XX puso a las compañías locales, en muchos campos, a defender el territorio que habían conquistado por años. Gonzalo Restrepo, presidente de Éxito, recuerda que "por aquellos años se veía que la guerra en el comercio al detal sería entre titanes".

En efecto, en 1996 entró la holandesa Makro. "Ellos construyeron en seis meses el mismo número de almacenes que el Éxito había logrado en 40 años, lo que nos mostró que el juego no sería fácil y que necesitaríamos músculo financiero si queríamos seguir en el mercado", dice Restrepo.

Ante esta realidad, no había otra que comenzar la búsqueda de un socio internacional que apoyara el crecimiento. De maletín en mano, Restrepo visitó a los grandes jugadores del comercio al por menor en el mundo. El último timbre que tocó en 1997 fue el de Casino en Francia, compañía que se convirtió en el socio que buscaba la empresa antioqueña.

Paralelamente, mientras se encontraba el socio extranjero, en el país avanzaba la alianza con Cadenalco. Al principio fue un intercambio de acciones, y luego, en noviembre de 2001, se cristalizó la fusión entre las dos compañías. Para Restrepo fue una experiencia estimulante, pues se unieron complementos de las dos cadenas: El Ley ya se encontraba en 31 ciudades, mientras que el Éxito estaba en Medellín, Cali y Bogotá. Cadenalco tenía los supermercados Pomona y La Candelaria, mientras que Éxito estaba especializado en hipermercados.

El anuncio de la llegada de nuevos competidores, entre ellos la francesa Carrefour, puso a la organización Éxito a emprender nuevos planes de expansión. Se construyeron almacenes en más de 20 ciudades de Colombia y se remodelaron aquellos que necesitaban modernizarse. La cadena aprovechó los buenos vientos que soplaron sobre la economía y en 2006 se adelantaron 26 proyectos.

Para ese año la compañía se propuso participar en la adquisición de Carulla-Vivero, empresa liderada por la familia Azout. Este negocio fue clave para la conformación y el crecimiento del Grupo. "Agregamos formatos afines a nuestro nombre y la marca del supermercado líder del país, Carulla", anota Restrepo.

En agosto de 2006 se cerró el acuerdo de adquisición de la mayoría accionaria del grupo Carulla-Vivero, en la ciudad de Nueva York. No fue fácil lograrlo, pues más de uno estuvo interesado; además, había que buscar el dinero para financiar la compra. Por fortuna para el Éxito, los mercados internacionales estaban líquidos y el ambiente era propicio para buscar recursos. Se contrató un crédito sindicado por 300 millones de dólares. Se realizó una emisión de acciones ordinarias en el mercado local por 100 millones de dólares. Y se vendieron activos por 33 millones de dólares. Con plata en mano, en febrero de 2007 se realizó la Oferta Pública de Adquisición (OPA) con la cual el Grupo Éxito consiguió el 52,4 por ciento de las acciones de Carulla-Vivero. En abril de ese mismo año se completó la compra para llegar a 76,96 por ciento de participación en dicha compañía.

Fueron años de auge. En 2007, con la idea de continuar el crecimiento orgánico (interno y con estrategia comercial), se consiguieron recursos por más de 390 millones de dólares y se efectuó una emisión de 50 millones de nuevas acciones en la forma de GDS (Global Depositary Shares). Fue el momento exacto para conseguir capital; unos días después de asegurada la plata, los mercados externos se cerraron: empezó la crisis mundial.

Pero para el Éxito los buenos tiempos seguían corriendo. El Grupo Casino adquirió más acciones y se convirtió en el socio mayoritario de Almacenes Éxito con cerca del 52 por ciento de la compañía.

En la última década, la compañía ha logrado atraer a otros inversionistas de fondos internacionales, al pasar de tener uno en 2000 a cerca de 80 actualmente, con cerca del 6 por ciento de la participación accionaria. Comparten la propiedad con otros accionistas como las AFP, que tienen una participación cercana al 23 por ciento. Así es que los colombianos del común son 'dueños' del Éxito a través de sus fondos de pensiones, además de aquellos que tienen acciones transadas en bolsa.

El Éxito siguió agregando eslabones a la cadena. En el año 2008 se inició el formato Bodega Surtimax, dirigido a los estratos de menores ingresos. Por otro lado, a través de su filial Didetexco, comenzó un proyecto con la diseñadora Silvia Tcherassi para la marca textil Arkitect. Gonzalo Restrepo dice que Almacenes Éxito ya es mucho más que comercio al detal. "Hoy es una corporación de negocios con un gran potencial de crecimiento gracias al masivo tráfico de visitantes que pasan por sus almacenes". La idea es ofrecerles a esos clientes otros servicios. Por ello incursionaron en otros negocios. Entre ellos, la agencia de viajes en alianza con Avianca; los seguros con Suramericana; las estaciones de servicio, nueve operadas directamente por Éxito, y los negocios inmobiliarios. En este último campo, la compañía tiene siete centros comerciales con un almacén Éxito como ancla, ubicados en ciudades intermedias. Otro negocio en crecimiento es la tarjeta Éxito, de la cual ya hay emitidas 1,3 millones en sociedad con Sufinanciamiento, filial de Bancolombia.

Con el mayor tamaño ganado y el liderazgo que se ha consolidado en los últimos años, el Grupo Éxito quiere seguir siendo jugador titular en el mercado del comercio minorista. Como dice Restrepo, nadie puede decir que están sobrados en la cancha, pero lo que sí es cierto es que se han convertido en un hueso duro de roer para los competidores internacionales que siguen llegando animados por el crecimiento del país.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.