Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/29/2011 12:00:00 AM

Tirando línea

Siendo muy joven, y por esos azares de la política colombiana, Alejandro Reyes estuvo como gobernador encargado del Putumayo.

Siendo muy joven, y por esos azares de la política colombiana, Alejandro Reyes estuvo como gobernador encargado del Putumayo. Corrían los años setenta y este abogado de la Universidad Javeriana llegó convencido de que se dedicaría a la sociología y a un tema que lo obsesionaba: el mundo agrario. Eran los tiempos de la Anuc, de la reforma agraria del Incora y de las tomas de tierras que mostraban la encarnizada lucha de campesinos y terratenientes. Como investigador del Cinep hizo denuncias inolvidables, como la cruel persecución que sufrían los indígenas guahíbos en la Amazonia. Y desde el Iepri de la Universidad Nacional fue un pionero en las investigaciones que mostraban el vínculo entre la violencia y la concentración de la tierra. En concreto, realizó la primera documentación exhaustiva sobre cómo el narcotráfico y los paramilitares se apropiaron de las tierras más productivas del país. Luego vinieron las amenazas de Carlos Castaño y el exilio temporal. Y a su regreso retomó con nuevos bríos el tema que lo apasiona.

Sus trabajos han sido proféticos. En su libro más reciente, Guerreros y campesinos, dejó plasmada una ruta posible para enfrentar el problema de la tierra y la violencia. Y tuvo la oportunidad que pocos intelectuales han tenido: llevarla a la práctica.

Fue el cerebro del capítulo de tierras de la Ley de Víctimas y el asesor del Ministerio de Agricultura con más influencia en las políticas de restitución y titulación de tierras que pueden significar un salto histórico en democracia y desarrollo para el país.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1861

PORTADA

Prieto en la mira

La imputación de cargos al exgerente de la campaña de Santos sorprendió. Pero esta no tiene que ver con el escándalo de Odebrecht ni con la financiación de las campañas. ¿Por qué?