Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 1997/07/07 00:00

TODO POR LA VANIDAD

Ahora ya no sólo las mujeres son vanidosas. Los hombres también se preocupan por su aparienciay realizan largas rutinas de belleza.

TODO POR LA VANIDAD

Al igual que las mujeres los hombres de hoy en día se preocupan más por su apariencia. Llevar los trajes de moda, el cabello bien cortado y peinado, las uñas arregladas y la piel saludable, son algunas de las cosas que también interesan y que hacen parte de la vanidad masculina. Antes, ellos dejaban a un lado los minutos que se requerían para anudarse bien la corbata, pasarse el cepillo por la cabeza y ni siquiera se detenían a pensar en la posibilidad de aplicar una mascarilla sobre su rostro. Sin embargo, según lo que afirman los centros de estética y algunos salones de belleza, cada vez son más los hombres que toman la decisión de verse mejor y le dedican tiempo a su aspecto físico y presentación personal. No se trata de dedicar todo un día frente al espejo, simplemente aprovechar esos minutos que quedan después del trabajo o del partido de fútbol y dedicarlos a la apariencia.Hay muchos tratamientos que pueden hacerse en casa y que, con la constancia, pueden lograr cambios muy importantes en la salud y la apariencia. Y en esta época dedicada al día del padre, nada mejor que unos consejos prácticos para cuidar la piel, las manos y el cabello si aún no se ha tomado la decisión de cruzar la puerta de un centro de estética. La piel:Para cuidar la piel hay diferentes tratamientos de limpieza facial. Unos son más profundos que otros pero todos deben hacerse como mínimo dos veces al año para prevenir el envejecimiento prematuro y tener una piel sana y limpia.El tratamiento más común, según la directora de Estética y Cosmetología, Claudia Azuero, consiste en despejar el rostro con una limpiadora, un tónico y hacer una exfoliación para limpiar la piel de células muertas. Este tratamiento logra retirar la polución y la contaminación que recibe día a día el rostro. El primer paso de esta limpieza es la vaporización con ozono cuya función principal es abrir los poros. Después se limpia la piel y se utiliza un aparato para estimular la circulación. Luego se hace un drenaje linfático cuya función principal es conseguir una mayor eliminación de toxinas y finalmente, un masaje manual para ayudar a la relajación. En el caso de los hombres, el cuello, el cuero cabelludo y el rostro son los sitios donde se hace más necesaria una buena circulación. Hay todo tipo de mascarillas de acuerdo con la piel. Sin embargo, las elaboradas con base en barro _templar las líneas de expresión_ y las de hierbas _refrescan la piel_, son las más comunes entre ellos. La mascarilla se coloca sobre el rostro y los ojos se protegen con bolsas de té para disminuir las ojeras. Cuando la mascarilla está seca es mejor enjuagar la cara con agua tibia. Algunos expertos aplican una película delgada de colágeno y elastina y un regenerador celular con base en vitamina E en la frente, alrededor de la boca y el cuello. Según los expertos es mejor no exponerse al sol durante los tres días siguientes a su aplicación. Las cremas con colágeno pueden manchar la piel expuesta al sol y producir resequedad. Así mismo, es mejor evitar los jabones alcalinos y los que no tienen Ph balanceado, ya que producen excesos, resequedad y una piel tirante.Para el caso de las pieles grasosas se recomienda el jabón de avena con Ph neutro ya que sus componentes cierran los poros y evitan la acumulación de grasa. La piel seca es mejor cuidarla con cremas limpiadoras para pieles sensibles, debido a que no se impregnan al rostro.Para los que no se aplican mascarillas, un remedio casero puede conseguir un efecto similar en la piel. Este remedio consiste en lavarse con agua caliente la cara y deslizar luego sobre el rostro un pedazo de hielo durante dos minutos. Después se aplica una crema humectante y se retira con un pañuelo facial. Las manos: Las manos son un punto muy importante en la presentación personal de los hombres. De hecho, el mayor tiempo que le dedican los hombres a su cuidado personal está en las manos. La gran mayoría prefiere dos tipos de manicure cuando deciden entrar en un salón de belleza: con esmalte transparente o los que contemplan el arreglo pero optan por el solo brillo que se logra con una lima especial. En los dos casos, el arreglo, sin embargo, es el mismo. Primero se realiza un masaje con agua tibia y azúcar, luego se baja la cutícula y después se arregla por separado cada dedo de la mano. Uno de los problemas que más afectan a los hombres es la resequedad de la cutícula. Para evitarlo, se puede aplicar un método casero: lo primero es conseguir una crema humectante normal que se mezcla en un frasco con glicerina pura, aceite de soya y aceite de oliva. Este producto casero crea una película que actúa como una especie de guante y protege las manos de las actividades diarias. Los resultados se ven inmediatamente ya que fortalece y humecta la piel. Otras opciones son las cremas de manos o realizar masajes periódicos con mentol para fortalecer las uñas. El cabello:Al margen del corte del cabello, hay un problema que siempre ha afectado a los hombres y que, en los casos más extremos causa depresión y complejos: su caída. En este campo la ciencia ha avanzado en procura de una solución o por lo menos hacia su prevención. Sin embargo, es importante seguir algunos pasos sencillos que se basan en la higiene. La caspa y la seborrea contribuyen a la pérdida del pelo. Por eso hay que lavar y desinfectar el cuero cabelludo utilizando lociones con vitaminas y lociones con base en azufre activo y sal. Así mismo, es necesario mejorar la circulación sanguínea con masajes con la yema de los dedos en forma circular a la hora de aplicar el champú. Además en el mercado existen tratamientos con ampolletas, tratamientos profundos con placenta, sobres de colágeno, ortiga y sábila muy efectivos para llevar un cabello saludable.Una de las mayores preocupaciones de los hombres es, sin duda, la calvicie

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.