Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/28/2003 12:00:00 AM

Todos contra todos

ETB y EPM crean Colombia Móvil para competir de frente con Comcel y BellSouth. A todas les va bien mientras Telecom lleva las de perder.

El escalafon de las 100 empresas muestra grandes cambios, tanto en la situación financiera de las compañías de telecomunicaciones como en las posiciones que ocupan dentro de su mercado, que se está transformando a pasos agigantados en el país. Telecom, que clasificó como la séptima empresa más grande del país en ventas y sigue siendo la primera de su sector, arrojó pérdidas por 126.000 millones de pesos el año pasado, casi cuatro veces superiores a los 32.000 millones de saldo rojo que había registrado en 2001.

Lo primero que hay que anotar es que este año Telecom hizo una corrección mayúscula a la contabilidad que había reportado el período anterior. Los ingresos operacionales de 2001 no fueron de 2 billones de pesos, como había informado en su momento, sino de 1,8 billones. Este error de 214.000 millones de pesos distorsionó los ingresos, pero no las utilidades finales de Telecom en 2001.

El hecho es que, después de la corrección, Telecom mostró en 2002 un aumento de 2,2 por ciento en sus ventas frente al año anterior. Las pérdidas operacionales se redujeron de 538.000 millones de pesos a 470.000 millones. Este resultado es menos malo de lo que parece si se tiene en cuenta que buena parte de los gastos de operación se origina en las pensiones. En 2002 la empresa gastó 350.000 millones de pesos en el pago de mesadas a los pensionados actuales y en la provisión de pensiones futuras. Sin este rubro la pérdida operacional habría sido de 120.000 millones de pesos.

Otra cosa que impactó negativamente sus resultados fueron sus ajustes por inflación. Al igual que el resto de las empresas de propiedad del Estado, Telecom dejó de aplicarlos el año pasado por disposición de la Contaduría General de la Nación. En 2001 el sólo hecho de ajustar el valor de sus bienes por la inflación le había producido una ganancia de 174.000 millones de pesos. Pero en 2002 no pudo contar más con esas utilidades.

En 2002 el Ebitda de Telecom fue de 179.000 millones de pesos, equivalentes a 9,5 por ciento de los ingresos. Pero un estándar aceptable para su sector sería el 40 por ciento. Hacia adelante, los resultados operativos de Telecom seguramente mejorarán por cuenta de un ajuste grande en los gastos de operación que ya está en marcha. En 2001 la empresa tenía 6.699 empleados. Un año más tarde esta cifra había bajado a 6.333 y en los primeros meses de 2003 llegó a 4.980.

Lo otro que marcará los resultados de Telecom es el cambio en su estructura de ingresos. Hoy en día la telefonía local da cuenta de cerca de 40 por ciento de las ventas de la empresa. Este porcentaje seguramente subirá a medida que se venzan los contratos de riesgo compartido que firmó Telecom hace varios años. Estos establecen que la compañía estatal debe compartir con sus socios los ingresos de las nuevas líneas telefónicas que se instalen, pero una vez terminados los contratos la totalidad de las ventas que generen pertenecen a Telecom. Claro está que la liquidación de los contratos implicará para la compañía estatal unos pagos multimillonarios que comprometen su estabilidad financiera.

En todo caso la telefonía local debería ayudarle a la empresa a compensar la caída en los ingresos por larga distancia, pues desde que se abrió a la competencia este segmento del mercado Telecom no ha parado de perder participación frente a sus competidores que, por lo demás, mostraron muy buenos resultados el año pasado.

Corta distancia

A septiembre de 2002 el tráfico de llamadas de larga distancia nacional fue de 3.388 millones de minutos, con una caída de 6,6 por ciento frente al mismo período de 2001. Pese a que el tamaño de la torta disminuyó y las tarifas estuvieron relativamente estables, Orbitel y la ETB (a través del 07) lograron aumentar su participación y, por esta vía, sus ingresos. A septiembre pasado la cuota de Orbitel en el mercado de larga distancia nacional fue de 21 por ciento, frente a 16 por ciento del mismo mes de 2001. En el mismo período la participación del 07 subió de 10 por ciento a 14, mientras que la de Telecom cayó de 75 por ciento a 65 por ciento. La historia de la larga distancia internacional es parecida. El tráfico en minutos cayó un 1,6 por ciento a septiembre de 2002. La participación de mercado de Telecom cayó mientras que la de Orbitel subió y la del 07 también.

El aumento en su cuota de mercado explica los excelentes resultados que logró Orbitel el año pasado. Esta empresa aumentó sus ingresos en 23 por ciento, hasta alcanzar 459.000 millones de pesos en 2002. La utilidad operacional se incrementó en 57 por ciento, a 58.000 millones de pesos. Las ganancias finales, por su parte, subieron 140 por ciento, hasta alcanzar 33.000 millones de pesos.

Orbitel fue una de las empresas que se salvó del efecto de la devaluación. En 2001 tenía buena parte de su deuda en dólares, pero ese mismo año la pasó a pesos mediante créditos del sector financiero y una emisión de bonos. Por eso en 2002 la subida de la tasa de cambio dejó de tener un impacto negativo en los resultados de esta empresa, que percibe el grueso de sus ingresos en pesos. El plan de Orbitel es seguir ampliando su participación de mercado en los años que vienen. Por lo pronto, en 2003, tiene previstas inversiones por 58.000 millones de pesos, que incluyen nuevos enlaces con los cables internacionales de fibra óptica y la apertura de una sede en Nueva York para vender tarjetas prepago de larga distancia.

Por los lados de la ETB también ha habido mucho movimiento. En 2002 las ventas totales de la empresa subieron 12 por ciento hasta alcanzar 1,3 billones de pesos, situándose como la empresa número 11 de Colombia. Los ingresos por telefonía básica, que dan cuenta de 65 por ciento de las ventas, aumentaron muy poco. En cambio los de larga distancia crecieron 40 por ciento y los de transmisión de datos se incrementaron en 260 por ciento, aunque estos últimos todavía pesan muy poco (4 por ciento) en los ingresos totales de la empresa.

La utilidad operacional de la compañía subió 20 por ciento, hasta alcanzar 309.000 millones de pesos. El resultado final, no obstante, fue de 251.000 millones, prácticamente igual al del año anterior. "En 2002 aceleramos depreciaciones e hicimos la máxima apropiación posible al pasivo pensional, que ya está fondeado en más de 80 por ciento. Actualizamos la contabilidad, haciendo todos los castigos que había que hacer, para tener listo el balance para la próxima emisión de acciones", explica Paulo Orozco, presidente de la empresa.

La democratización accionaria estilo ISA es el plan más inmediato de la ETB, empresa que también planea ampliar este año sus servicios de telefonía básica en Cundinamarca, incursionar en otras regiones mediante la transmisión de datos y estar "atenta a las posibilidades de compras o alianzas en el mercado", según explica su presidente.

Mercado movil

Las empresas de telefonía celular tuvieron en 2002 un año excepcionalmente bueno. El número de personas abonadas a este servicio saltó de 3,2 millones a 4,6 millones, un aumento de 40 por ciento. Como era de esperarse, los ingresos de las empresas crecieron de la mano de su base de usuarios.

Las ventas de Comcel en 2002 aumentaron 51 por ciento hasta alcanzar 998.000 millones de pesos, con lo cual se convirtió en la empresa número 15 del país. Es muy probable que suba de puesto en futuras versiones del escalafón de las 100 empresas, pues a fines del año pasado compró a Celcaribe, con lo cual adicionó 249.000 usuarios a su base de clientes y amplió su presencia a todo el territorio nacional.

Comcel pasó de dar pérdidas operacionales por 80.000 millones de pesos en 2001 a producir ganancias por 68.000 millones el año pasado. En la parte no operativa el cambio fue aún mayor. Aunque siguió dando pérdidas netas, éstas se redujeron en 261.000 millones. La empresa bajó sustancialmente sus gastos de intereses y también minimizó el impacto de la devaluación sobre sus deudas en dólares. ¿Cómo lo logró? Con la inyección de recursos frescos por parte de los socios y una recomposición de pasivos que incluyó una emisión de bonos en el mercado local a principios de este año.

Algo similar hizo BellSouth, que recibió una capitalización de 64 millones de dólares a principios de 2002. También aumentó sus ingresos en 31 por ciento y revirtió las pérdidas operacionales que había registrado en 2001. El resultado final, no obstante, empeoró porque se incrementó el valor en pesos de las deudas que tiene en dólares. De los 404.000 millones de pesos que perdió BellSouth el año pasado, 340.000 millones corresponden a este efecto.

Lo interesante en todo caso es que estas dos empresas ya dejaron de mostrar pérdidas operacionales. Ambas han logrado un crecimiento acelerado de sus ingresos, cada una a su manera. El número de clientes de Comcel fue 2.353.000 en promedio a lo largo de 2002. De otro lado, la empresa registró ventas por 998.000 millones de pesos. Esto quiere decir que obtuvo, en promedio, ingresos por usuario por 424.000 pesos el año pasado. En el caso de BellSouth este indicador fue de 630.000 pesos. Esto lo que muestra es que la política de Comcel ha sido masificar el servicio, posiblemente acudiendo en mayor medida a la modalidad de prepago, mientras que BellSouth ha sido más selectiva con su clientela.

¿Qué cabe esperar para las empresas de telecomunicaciones este año y el próximo? Competencia, competencia y más competencia. Y ya no será una lucha entre las compañías que están dentro de un mismo segmento del mercado, como la larga distancia o la telefonía celular, sino una guerra de todas contra todas. De hecho, una de las razones por las que se estancó el mercado de larga distancia el año pasado, es porque mucha gente está haciendo sus llamadas entre ciudades a través de los celulares.

De manera que las compañías de telefonía celular les están mordiendo el mercado a las de larga distancia. ¿Cómo van a responder estas últimas? Montando su propia empresa de telefonía móvil. En diciembre pasado la ETB y EPM (que es dueña de la mitad de Orbitel) obtuvieron la licencia para operar el servicio de PCS, que competirá directamente con los celulares. Ya crearon Colombia Móvil, que debutará en el mercado a fines de 2003 y seguramente empezará a figurar entre las 100 empresas más grandes de Colombia a la vuelta de pocos años.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.