Viernes, 20 de enero de 2017

| 2003/02/16 00:00

Transporte masivo para Bucaramanga

Transporte masivo para Bucaramanga

El pasado 11 de marzo, tuvimos la oportunidad de asistir al Foro "Todos por la misma via: movilidad urbana para Bucaramanga", programado por la revista SEMANA y la Cámara de Comercio de Bucaramanga, en el cual se analizaron las propuestas de Geotécnica del Brasil y de los transportadores locales; lamentablemente la administración municipal desaprovechó esta extraordinaria oportunidad para presentar y socializar el proyecto que el 28 de febrero pasado presentó a consideración del Ministerio de Transporte, según lo anotó el señor viceministro del ramo, doctor Juan Ricardo Noero Arango, quien clausuró el evento.

El transporte en Bucaramanga y su área metropolitana, como en casi todas la ciudades del país (no es el caso de Bogotá y Medellín) se torna cada día más caótico, sin duda alguna es un problema de servicio público al cual los mandatarios deben darle la importancia que merece, pues afecta directamente la calidad de vida de los ciudadanos, amén que también es un rubro importante en el presupuesto familiar. Como todos los problemas, es necesario identificar las causas con el fin de atacarlas y en esta forma buscar la solución.

En el caso que nos ocupa están identificadas prácticamente todas las causas que han llevado a que el transporte urbano en el área metropolitana de Bucaramanga sea caótico, perjudicando a usuarios, empresarios y a la comunidad en general. La insuficiente infraestructura vial, la nula planificación de las rutas, la modalidad de remuneración, serían tres de las causas del problema y es por ello que deben tomarse decisiones sobre los tres temas, si queremos llegar a una solución.

En ese orden de ideas, resulta imperativo que exista una autoridad única de tránsito y transporte en el área metropolitana de Bucaramanga y no obstante se lesionen algunos intereses electoreros, se supriman las secretarías, oficinas o direcciones de Tránsito de Floridablanca, Girón y Piedecuesta, de tal suerte que la planeación y la responsabilidad del transporte sea única y apunte a la excelencia del servicio. Así mismo resulta absolutamente indispensable erradicar "la guerra del centavo" y remunerar a conductor y propietario por kilómetro recorrido y no por pasajero recogido, cuestión a la que sin duda alguna, le cabe gran parte de la responsabilidad del desorden en el transporte urbano de nuestra ciudad.

Si bien la infraestructura vial es deficiente, tiene el área metropolitana arterias que la cruzan de norte a sur, de tal suerte que con facilidad están identificados los corredores que utilizarán las troncales y con una racionalización de rutas y una mayor capacidad de los vehículos, en principio, Bucaramanga podría iniciar la primera fase del Sistema de Transporte Masivo, proyecto que sólo tendrá éxito en la medida en que gobierno y transportadores trabajen juntos. Por fortuna lo temores del sector transportador en cuanto al impacto del sistema en sus finanzas, han venido siendo disipados con el tiempo y el pasado martes, el doctor Víctor Raúl Martínez, gerente de Sistema de Integrado de Transporte 99 (operador de Transmilenio), con cifras reales, no con proyecciones, demostró al auditorio que el verdadero negocio está en el transporte masivo y no en la "venta de cupos" que actualmente manejan los socios de las empresas cada vez que el Estado les aprueba un aumento en la capacidad transportadora, que crea más caos, por efectos del diseño de nuevas rutas o por la creación de "cuñas" para atender nuevos desarrollos de vivienda.

De otro lado, está solucionado el escollo más importante que deben vencer los proyectos en nuestro país, la falta de recursos. El gobierno nacional ha ratificado, su interés y voluntad, y así quedó plasmado en el proyecto del Plan de Desarrollo, el Sistema de Transporte Masivo para Bucaramanga, es necesario por supuesto, realizar oportunamente una corrección de tipo semántico, para evitar dificultades posteriores, en el sentido de que el sistema de transporte masivo de que trata el Plan de Desarrollo, no sea sólo para Bucaramanga, sino para el área metropolitana, es decir, que incluya los municipios de Floridablanca, Girón y Piedecuesta.

De acuerdo con la información entregada por el señor viceministro de Transporte, doctor Juan Ricardo Madero Arango, el Proyecto de Transporte Masivo de Bucaramanga, está de tercero "en la cola", después de Pereira y Barranquilla. Es una lástima que nos encontremos en ese lugar, pues hace dos años detrás nuestro estaban las capitales de Risaralda y del Atlántico, pero esta circunstancia no debe desanimarnos sino por el contrario hacer que apuremos el paso y autoridades locales, transportadores, comunidad y gremios vayamos como se denominó el foro "todos por la misma vía".

Bucaramanga, 13 de marzo de 2003

*Presidente SSI

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.