Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/27/1997 12:00:00 AM

TRAS LAS REJAS

Rodrigo Garavito: Ex representante, preso en la segunda estación de Policía de Bogotá. u Alvaro Benedetti: Representante, preso en la Escuela Nacional Penitenciaria en Funza. u Orlando Vásquez Velásquez: Ex procurador, preso en la Escuela del DAS Aquimindia. u Ana García de Petchalt: Representante, presa en la Escuela del DAS Aquimindia. u Alberto Giraldo: Periodista, preso en el pabellón de alta seguridad de La Modelo. Gustavo Espinosa: Ex senador, preso en la casa-cárcel del DAS. Condenado a 50 meses de prisión y al pago de 298 millones de pesos. Tiberio Villarreal: Representante, preso en la Escuela Nacional Penitenciaria en Funza. u Santiago Medina: Ex tesorero de Samper Presidente, preso en su casa. Condenado a 64 meses de prisión y al pago de 3.333 millones de pesos. u Eduardo Mestre: Ex senador, preso en la casa-cárcel de La Modelo.u Fernando Botero Zea: Ex ministro, preso en la Escuela de Caballería del Ejército. Condenado a 63 meses de prisión y al pago de 2.200 millones de pesos. u Farouk Yanine Díaz: General, preso en la Escuela de Infantería del Ejército. u Alberto Santofimio: Ex senador, preso en la Escuela de Carabineros de Suba. Condenado a 54 meses de prisión y al pago de 110 millones de pesos. u José Guerra de la Espriella: Senador, preso en el Centro de Estudios de la Policía. u Germán Osorio: Coronel, ex edecán, preso en la segunda estación de Policía de Bogotá. u Manuel Francisco Becerra: Ex contralor, preso en la Escuela del DAS Aquimindia. u Armando Holguín Sarria: Senador, preso en la Escuela Nacional Penitenciaria en Funza.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1830

PORTADA

En la cuerda floja

La economía avanza a paso muy lento. Se necesita con urgencia un estartazo, pero el desánimo y el pesimismo limitan las posibilidades de una recuperación.