Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 1983/03/28 00:00

TURISMO: ROSTRO, IMAGEN Y DIVISAS

TURISMO: ROSTRO, IMAGEN Y DIVISAS

PUERTO TRIUNFO: AQUI ESTABA EL PARAISO
Cuentabn, en Puerto Trinfo, que cuando Jorge Tulio Garcés concibió la idea de desarrollar un polo de atracción turística en la región, sus palabras sonaron raras y que no fueron muchos quienes lo creyeron realizable. Es que hace solo diez años ir a Puerto Trinfo era una jornada para valientes, atravezando selva y por caminos apenas insinuados, cuando la autopista Boyacá-Medellín era una promesa de una lejana prosperidad.
Siguienso en su fe en los recursos turísticos en la zona, Garcés se dedicó a la empresa de redescubrir atractivos que solo la tradición de los campesinos y pescadores recordaba. En 1972 despues de día y medio de travesía, por el monte y otras cuatro horas en balsa, en contra de la fuerte correntada, llegó a lo que es hoy uno de los sitios más bellos que un río puede originar "Cañón del Río Claro" y las playas que se forman sobre el fondo de mármol en el que se desliza el río.
Apenas 10 años más tarde, el 15 de diciembre pasado, se habilitó la autopista. Despues de atravezar los 1.100 metros sobre el Río Magdalena, Puerto Trinfo quedaba comunicado con las principales ciudades del país. Mientras tanto la idea del desarrollo turístico se había ido haciendo realidad y cuantiosas inversiones se radicaban en la zona, poniendo aquellos recursos al alcance del país. Los turistas venidos de Antioquia, Santander, Boyacá, Caldas y Cundinamarca comenzaron a recorrer esta region del río, selva y grutas naturales. Sin embargo el pionero de esta empresa no pudo ver su realización. Falleció hace un par de años en un accidente de aviación cuando la autopista aún no doblegaba el Magdalena.
DONDE SE CRUZA EL PAIS
En el centro del país, donde se acercan Caldas, Boyacá, Cundinamarca, Santander y Antioquia, fue creado, hace seis años, el municipio de Puerto Triunfo. Con quince mil habitantes que se distribuyen en sus 360 kilómetros cuadrados, esta pequeña localidad del suroriente antioqueño ha quedado vinculada, con la nueva autopista, a las principales ciudades del país. A algo más de tres horas de viaje de Bogotá y a dos horas y media de Medellín, con temperaturas que oscilan entre 26 y 30 grados, y atravesado por los ríos Magdalena, Rioclaro, La Miel y San Juan, constituye una de las reservas turísticas más importantes del país. En los últimos tiempos, diversas empresas vinculadas al quehacer turístico han encarado grandes inversiones en la región. Todas ellas ponen énfasis en acercar las maravillas naturales a los viajeros, a la vez que en salvaguardarlas, preservando la ecología agreste que la caracteriza.
De estos sitios de gran atracción y belleza, es necesario mencionar la variedad de grutas y cuevas marmóreas, que en años y años los ríos han ido excavando en la montaña, atravesándola de lado a lado. La "Gruta de la Danta" tiene algo más de 100 metros de longitud, siguiendo un pequeño arroyuelo cristalino y a través de pequeñas estalactitas en mármol de coloraciones en blanco, gris, azul y café, ubicadas en los tres niveles de la caverna. La más larga, la "Gruta de la Cascada", se extiende unos quinientos metros. Una inmensa figura de mujer, que el eterno gotear del agua ha dibujado en mármol, figuras caprichosas, como trompos, muelas o las "ancas del toro" se van sucediendo entre las distintas posetas interiores, de aguas cristalinas. La entrada, verdaderamente majestuosa, de la otra gruta importante, la del "Cóndor", se asemeja a una Catedral. Esta es la más accesible de todas, ya que su paso no ofrece mayores obstáculos y se puede realizar a caballo. Emparentados con aquellos ríos que hace siglos horadaron las montañas, en las cercanías de Puerto Triunfo varios caudales de agua ofrecen hermosos sitios. Uno de ellos es la "Caída de la Cuba", cascada de más de 150 metros en tres saltos, por la que la Quebrada de la Cuba se desliza montañas abajo.
Pero indudablemente el Cañón del Río Claro, de aguas torrentosas en algunos tramos de su recorrido, es una de las maravillas del país. Su unidad ecológica con la navegación y la fauna, el fondo marmóreo en el que se han formado playas de una singular belleza y transparencia, hacen de este sitio un paseo obligado. Y para aquellos a los que les apasiona la pezca, las posibilidades que les brinda el Río La Miel, o el propio Magdalena Medio, son enormes. Aún para hacer esquí acuático, el primero de estos ríos tiene sitios naturales apropiados. Además de los anteriores atractivos, las caídas de Agustín, el río Cocorná, los baños de Sonia y La Tina, Charco Azul, las quebradas de Las Mercedes, San Antonio y San Juan, o el Caño Doradal, figuran en un paisaje que se ha preservado al paso del tiempo, conservando su belleza salvaje a pocas horas de los centros urbanos del país.
LA EMPRESA DE HACER TURISMO
A pesar de todos los atractivos de Puerto Triunfo, su promoción y preservación ha estado, casi únicamente, en manos de la empresa privada. Recogiendo el desafío de Garcés, vinieron otros pioneros que tambien apostaron al futuro turístico de esta inmensa reserva natural. Considerables inversiones se han ido desarrollando y transformaron la región agrícola, dura y aislada, en un paraíso al alcance de la ciudad.
Entre todos ellos, el proyecto de Hacienda Nápoles, con 2.000 hectáreas reforestadas y un millón de árboles, se ha hecho conocedor por el enorme Zoocriadero que alberga cien mil ejemplares distribuídos en 35 fanegadas de tierra, con 16 represas que van a alimentar a un inmenso lago de 30 fanegadas, constituyendo de uno de los más modernos zoológicos del país. La entrada es gratuita y los visitantes pueden recorrerlo desde los carros, ya que los animales están sueltos en espacios amplios y no hay fieras. Canguros, jirafas, ponies, hipopótamos enanos están al paso del turista. El proyecto turístico de Hacienda Nápoles, representa una inversión de 3.000 millones de pesos.
Similar magnitud tiene el otro gran proyecto, Aldea Doradal. En una extensión de 30 fanegadas se desarrolla un plan urbanístico de características singulares. Se trata de un pueblo preconcebido, que incluirá 350 chalets, hotel con 220 habitaciones, iglesia, plaza central, amoblamiento urbano, lago artificial y una playa sobre el mismo. Su planteamiento urbanístico, una arquitectura blanca, mediterránea, con abundancia de jardines, y planteada a escala humana; su caracter de pueblo romántico, dotado de ambientes escenográficos como el callejón de "El Beso", sinmilar al de los antiguos pueblos españoles, le dan una especial relevancia entre el paisaje verde y agreste y los ríos que lo cruzan.
La Corporación Campestre Sonia, Parcelación Doradal y otras empresas y grupos de inversionistas, están poniendo las reservas naturales de Puerto Triunfo al alcance del turista, preservándolas y complementándolas con diversas mejoras. La cantidad de inversiones desplegadas en la región y el interes que los proyectos han originado en círculos privados y gubernamentales, hacen de este cruce de caminos en el centro del país, una de las regiones de mayor porvenir turístico de Colombia.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.