Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/11/1994 12:00:00 AM

TURISMO Y VACACIONES

PARA EJECUTIVOS

LOS HOTELES DE BOGOTA CADA DIA OFREcen mejores y más novedosos servicios. Algunos exclusivamente para sus huéspedes y_ otros, por fortuna, para todos los habitantes de la ciudad. Y como la atención a cada detalle la marca distintiva de su trabajo, la gente los prefiere para desayunar, almorzar, tomar onces, cenar, organizar recepciones y, a partir de ahora, también para ejercitarse.
El Hotel Bogotá Plaza acaba de inaugurar su gimnasio Plaza Vista Club y lo pone a la orden de todos los ejecutivos de la ciudad con atractivas caracteristicas. Ante todo, el horario de atención pues está abierto todos los días, incluyendo los domingos, de 6 de la mañana a 10 de la noche. ¡Mejor, imposible! Pero eso no contaria para nada si no estuviera complementado por instalaciones ideales, aparatos y servicios en la zona húmeda. Y el Plaza Vista Club los ofrece.
Hay bicicleta fija, bandas de trote y lifestep digitalizados en un hermoso salón entopetado y con ventanales que permiten aprovechar la privilegiada vista del último piso del hotel. También una funcional unidad que permite ensayar, desde abdominales hasta ejercicios para el alto y el bajo pecho; televisión y música cuando los visitantes lo deseen. En las dos zonas húmedas, para hombres y mujeres, los afiliados encuentran jacuzzi, sauna, turco, masajes y cámara bronceadora. Además de confortables y seguros vestieres con ducha a toda presión y lockers. Las inscripciones están abiertas y el cupo es limitado.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1861

PORTADA

Prieto en la mira

La imputación de cargos al exgerente de la campaña de Santos sorprendió. Pero esta no tiene que ver con el escándalo de Odebrecht ni con la financiación de las campañas. ¿Por qué?