Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 1994/11/21 00:00

TURISMO Y VACACIONES

TURISMO Y VACACIONES

LA VUELTA AL MUNDO
1994 ha sido un buen año para el mercado turístico. Más ahora que el movimiento de aerolíneas aéreas ha aumentado notoriamente en el país.
EL AÑO PASADO cerca de 500 millones de personas se desplazaron por el mundo en plan de vacaciones. Esto representó para la industria del turismo la increíble suma de 304.000 millones de dólares.
El movimiento mundial del turismo abarca todos los rincones del planeta. Asia Oriental encabeza la lista de los lugares más visitados por los 500 millones de turistas. De acuerdo con las estadísticas mundiales, le sigue la magia y el exotismo de Africa. Después está el Viejo Mundo y aunque un poco relegado, el continente americano también tiene su buena cuota de turistas.
Según el viceministro de Industria, Comercio y Turismo, Manuel José Cárdenas, son varios los factores que determinan que el turismo encuentre un campo perfectamente abonado en los territorios del viejo continente. Entre estas razones se hallan la expansión continua de nuevas infraestructuras que apoyan las ya existentes, los estímulos a nuevas inversiones en materia de alojamiento, la liberolización del tráfico aéreo, una amplia gama de productos diversificados a segmentos específicos y el impulso al turismo doméstico.

EL CASO COLOMBIANO
Ante este fuerte movimiento mundial en el sector turístico, Colombia ha respondido en forma lenta pero segura. Prueba de ello es que en los últimos tres años, el país ha ingresado con fuerza dentro del boom de los resorts y los complejos vacacionales de cinco estrellas. Eso sin contar con la inclusión de nuevos conceptos dentro del tema turístico como es el caso del tiempo compartido o times haring, que facilita ostensiblemente el ingreso al país de turistas extranjeros mediante el sistema de intercambio de semanas vacacionales.
Esta dinámica, además de la llegada de inversionistas, hacen prever desde ya un crecimiento sostenido para un futuro no muy lejano. Sin embargo no es suficiente, ya que a pesar de que las estadísticas muestran, en los últimos años, una tendencia a la recuperación del sector es bueno reconocer que todavía se está lejos de ser un país turístico por excelencia. Algunas fallas como las dificultades en orden público, la inadecuada infraestructura y la escasez de información han sido factores determinantes en el lento desarrollo de este sector nacional. Para nadie es un secreto que el colombiano es uno de los turistas latinoamericanos que más tiene que gastar a la hora de decidir desplazarse por el territorio nacional. Sin embargo es más fácil -y algunas veces más económico- hacerlo hacia destinos diferentes de los nacionales como en el caso del Caribe y Norteamérica.

VIA LIBRE
A raíz de este desorden y conscientes de que el territorio nacional definitivamente tiene madera para competir con las grandes industrias turísticas del mundo, actualmente se encuentra un proyecto de ley en este campo presentado por los gremios que integran la Cámara Colombiana de Turismo al Congreso.
También se cuenta con el Plan Nacional de Desarrollo, con el que el gobierno incluirá por primera vez un programa sectorial de turismo. Se trata de impulsar la competitividad en el mercado mediante la capacitación de los recursos humanos y de crear estrategias que abran nuevas formas de conocer y disfrutar a Colombia. En pocas palabras, se busca reeducar a todos los que de una u otra forma se ven relacionados con el servicio turístico.

AEROLINEAS
Con estas buenas intenciones, para atraer turistas de todos los rincones del planeta, lo primero que ha considerado el gobierno es facilitar el ingreso de más aerolíneas internacionales, lo que ha permitido una notoria flexibilización de los permisos de operación con países con los cuales existen tratados de aviación.
La respuesta ante estos estímulos no se ha hecho esperar. Según Alvaro Cala Hederich, presidente de la Asociación de Líneas Aéreas Internacionales en Colombia (Alaico), el caso más relevante se presenta en el Grupo Andino, en especial con Venezuela y Ecuador. Antes de 1991 se llegaba a Venezuela únicamente por Avianca y Viasa. Actualmente se están realizando vuelos Bogotá Caracas,con tres aerolíneas más, Servivensa, Saeta y Avensa". Con esta respuesta el incremento pasó de nueve frecuencias semanales a 30.
Caso similar ocurre con Ecuador, que ya cuenta con una aerolínea más que es Saeta, además de Ecuatoriana de Aviación y Avianca.
Por otro lado, dentro del flujo de aerolíneas internacionales que han entrado al país también se puede contar con aquellas que han abierto su oficina de representación en Colombia aunque no lleguen los aviones. Esto ocurre con países lejanos como Japón, con Japan Airlines, entre otras.
Y aquí en el país se puede contar con las principales aerolíneas internacionales como Alitalia, AirFrance, Mexicana, KLM, Viasa, Aerolíneas Argentinas, Iberia, Continental Airlines, American Airlines y muchas otras más que reparten a colombianos en las capitales del viejo continente y de toda América. El incremento en las llegadas y salidas de aerolíneas se puede percibir por el movimiento anual de pasajeros que arriban y salen del país. En 1993 por ejemplo Alaico contabililizó un total de 1.797.926 pasajeros internacionales que llegaron y salieron de Colombia. Lo que contrasta con el 1.553.917 que entró y salió el año inmediatamente anterior.
El solo semestre pasado de este año se contó con la presencia de 958.833 pasajeros internacionales y 3.441.704 pasajes nacionales. Y aunque hay que reconocer que, tal vez, un buen porcentaje no entra ni sale país por razones turísticas si es una realidad el hecho de qu el movimiento aéreo internacional es muy grande y puede ser un buen campo para abonar los intereses turísticos de la ación.-

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.