Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 1987/05/04 00:00

TURISMO

TURISMO

TURISMO SANTO
Aquellos lugares en donde se celebran las tradiciones religiosas, pero además, son buenos para descansar y relajarse. como Popayán, Sáchica, Bogotá, son ideales para estos días de Semana Santa.
En Popayán, el mayor atractivo lo constituye el Festival de Música Religiosa, único en su género en América.
Los intérpretes: coros, orquestas, pianistas, músicos en general, en diferentes escenarios y oportunidades deleitarán a los amantes de la música religiosa con un extraordinario repertorio.
En Popayán, Pamplona, Sáchica, Bogotá y en otros sitios que enseñan las riquezas y los encartos de las tradiciones religiosas que nos legaron los españoles, el turista encuentra también haberes arqueológicos, la hermosura de claustros, casonas y solares y paisajes que despiertan la admiración de los nacionales y de los extranjeros.
"La Ciudad Blanca", que después del terremoto y a pesar de la lentitud que nos caracteriza ha recobrado su reposo y su espíritu fervoroso, está lista para cumplir, nuevamente este año, con las ceremonias de Semana Santa.
Se calcula que 2.500 personas pueden disfrutar de este tiempo en Popayán. Ya se están proyectando las excursiones a Tierradentro y a la zona indígena. Especial promoción se está proyectando para que los visitantes disfruten las apreciadas aguas termales de Silvia, población ubicada a una hora de Popayán por vía terrestre, y en donde muchos han recobrado salud y bienestar, una piel tersa y alivio para dolores producidos por neuralgias.
A Popayán hay que llegar desde el lunes santo para poder participar en la "Misa del carguero", donde son confirmados quienes cargarán las imágenes durante las procesiones, honor que confirma el adecuado comportamiento de aquellos que llevan, hasta 40 años, cumpliendo esta función.
El martes, la procesión simboliza la pureza de Jesucristo y los dolores de la Virgen; el miércoles, la procesión es por la redención de Jesús; el jueves por la Eucaristía; el viernes en penitencia por nuestros pecados y el domingo, para culminar la celebración, se efectúa la procesión de Nuestro Señor Jesucristo resucitado.
EN SACHICA A LO VIVO
Sáchica es un lugar apacible y encantador. Para la Semana Santa constituye un recinto de paz y de belleza. Allí se hace más fácil aprender a manejar los sutiles resortes del corazón humano y lograr la sublimación del pensamiento que impulsa al hombre a descubrir el aroma de las plantas, sus verdes, en un paraíso para los amantes de un santuario elegante que le facilita destinar una semana a digerir y ordenar la información, las emociones, los objetivos, todo eso que inquieta al ser humano y que por la rutina del diario vivir, no se ve y examina con el cuidado que exige seleccionar lo que más conviene en el área de las cuestiones sociales, políticas y religiosas. El tiempo parece no transcurrir y la variedad de paisajes constituye el sitio ideal para aprovechar esta tierra privilegiada. Como Sáchica, atrae en estos días a los turistas de Villa de Leiva, pues queda muy cerca, el carácter de la celebración es mucho más popular que el de Popayán. La dramatización, en vivo, es el acto más destacado y atractivo. Por la proximidad a Villa de Leiva, muchas personas se hospedan o hacen camping en ella o en el Lago de Tota y asisten a las ceremonias en Sáchica.
MOMPOS DE CUMPLEAñOS
Desde el punto de vista litúrgico y ornamental, la Semana Santa de Mompós se puede equiparar con la celebración que se efectúa en Popayán. Las imágenes constituyen una joya colonial y este año, con ocasión de los 450 años de su fundación, se han adelantado proyectos que harán más atractiva la procesión del Santo Viacrucis, la del Desprendimiento, los Ramos, los Asnos, los Catorce Pasos y demás ceremonias que con la clausura, con la del Resucitado, el domingo de Pascua, despierta, de nuevo, el fervor de los momposinos y de los turistas.
La Semana Santa de la Villa de la Valerosa, es famosa desde la segunda mitad del siglo XVII cuando los momposinos iniciaron una serie de rituales, la adoración de la cruz y los famosos sermones que por la calidad del análisis y la amena expresión de las ideas atraían a las personas de la costa norte. La iluminacion de las tumbas es otra de las ceremonias que constituye un atractivo, especialmente para quienes tienen en el cementerio a sus ascendientes o descendientes.
Mompós cuenta con seis iglesias coloniales. Autores momposinos, según referencia del maestro Luis Antonio Escobar, han compuesto hermosa música fúnebre que se interpreta en la Iglesia de San Francisco, en la parroquial y se repite en las otras.
Vivir la Semana Santa en Popayán, Pamplona, Sáchica, Mompós, es sentir lo que es la hermandad de los hombres. No importa que no hablemos el mismo idioma. La sonrisa sincera, la mirada, la belleza del arte colonial, de las construcciones y la pasión por lo religioso han despertado nuevas ideas: el Festival de Música Religiosa, teatro, difusión de la vida del Mesías, nuevos propósitos y muchas otras manifestaciones, conforman el paréntesis que está por abrirse.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.