Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 1982/06/28 00:00

UN GRITO CONTRA PINOCHET

García Márquez Jugó un papel decisivo en el premioe obtenido por Costa Cavras con "Missing" ¿Favoritismo? No. la película es excepcional. Ocurre en Chile .

UN GRITO CONTRA PINOCHET

En París no es un secreto. Fue García Márquez, único latinoamericano en el jurado del Festival de Cannes, el hombre que logró influir decisivamente para que la Palma de Oro de este año recayera en Costa Gavras, el director de "Missing", y en el realizador turco Tilmaz Guney por su película "Yol".
García Márquez y Costa Gavras son viejos amigos. Se conocieron una noche de invierno de 1972 en el corazón del barrio latino de París de manera accidental. Costa iba acompañado por el "Perro" Olivares, estrecho colaborador de Allende, quien menos de un año después moriría en la toma del Palacio de La Moneda, y García Márquez se encontraba con Plinio Apuleyo Mendoza.
Desde entonces, tanto en México (donde Costa filmó la película premiada) como en París, García Márquez y Costa Gavras se visitan regularmente. Fue el escritor colombiano el que facilitó, gracias a sus evidentes influencias en México, la filmación de la película que acaba de recibir la Palma de Oro.
García Márquez admira el rigor y el escrúpulo documental que tienen las películas de Costa. Es el tipo de película que a él le gustaría hacer. Por su parte, el griego expresa su filosofía personal con la cámara. "La humanidad ha recibido más de 4.000 años de garrote. Alguien debe denunciarlo", suele decir.
La Palma de Oro que ahora recibe, es el resultado de tres circunstancias. La calidad de la película, en primer término. Fuera de discusión. En segundo lugar, juega un papel la activa participación que en el Festival tuvo este año el gobierno socialista, a través de su hombre clave en el campo de la cultura, el ministro Jack Lang. Y en tercer lugar, la influencia y el importante papel jugado por García Márquez.
Por primera vez, los intereses privados que en otro tiempo jugaban un papel primordial en las deliberaciones (los jurados estaban sometidos a la tenaz presión de influyentes productores) pasaron a segundo plano. Y García Márquez, convencido no sólo de los méritos de "Missing", cuya filmación siguió de cerca, sino también interesado en la denuncia política que hace el film (el Chile del golpe de Estado del 73), realizó una discreta pero eficaz labor de persuasión con sus compañeros del jurado.
Es esta la primera película en que Costa Gavras utiliza técnicas avanzadas y presupuestos de Hollywood para lograr una película cuidada visualmente. "El jurado tuvo en cuenta, aparte del tema que aborda, la calidad de los actores y de la fotografía", dijo García Márquez la noche de la entrega de premios en Cannes.
Costa Gavras fue, en realidad, un aparecido en París. Una mañana de 1952 llegó a la ciudad con un hatillo de ropa a sus espaldas, como tantos otros jóvenes griegos dispuestos a triunfar. Había nacido 19 años atrás en Atenas, de madre griega y de padre ruso. Con sus pocos ahorros y trabajando durante el día pudo estudiar literatura y cine en la Sorbona y más tarde matricularse en el Institute des Hautes Cinematographies. Pudo hacer prácticas con directores como Yves Alléngret, René Clair y Jacques Demy. Sin embargo, a este hombre, que en los turbulentos años sesenta impuso el género de cine político, no le gusta hablar sobre su carrera como cineasta, y en cambio prefiere conversar sobre lo que está haciendo en este momento. Es un individuo que no vive de su gloria pasada, porque sabe que ello limita la labor creadora del presente.
Esta búsqueda constante por superar lo pasado llegó a su punto culminante con "Missing". Trece años separan a esta última película de "Z", el filme que le dio fama mundial. Durante ese lapso realizó "La Confesión" (1970) inspirada en la crisis checoslovaca de 1968; "Estado de sitio" (1972) sobre la guerrila urbana en Montevideo; "Sección Especial" (1975) sobre la ocupacion alemana en Francia, y "Clair de Femme" (1979), un drama romántico con Yves Montand.
Poco tiempo después de filmar "Clair de femme", Costa Gavras recibió un libro y una adaptación cinematográfica del mismo, enviado por los productores norteamericanos Edward y Mildred Lewis. "Leí el libro y encontré que era realmente extraordinario", dijo. El libro era "La ejecución de Charles Horman". Aceptó hacer la película con la condición de que él escribiría una nueva adaptación, porque le pareció que el guión que ellos le enviaron estaba demasiado orientado en favor del régimen de Allénde. "No estoy en contra de ello, pero pienso que ya no es el momento de hacer esa clase de película", arguyó Gavras.

¿DONDE ESTA CHARLES HORMAN?
Cuando la junta militar en Chile derrocó al presidente Salvador Allende en septiembre de 1973, muchas personas desaparecieron. La mayoría de ellos fueron chilenos, y otros extranjeros. Uno de ellos fue Charles Horman, ciudadano norteamericano. Historias contradictorias comienzan a circular: está oculto, ha ingresado a la guerrilla chilena, ha escapado de Chile por una ruta clandestina, fue apresado por la junta militar en el Estadio Nacional de Santiago, fue muerto. El padre de Horman, en Nueva York, persuade a congresistas, periodistas y a la Fundación Ford, de la necesidad de exigir la aclaración de los hechos. Sin embargo, sólo recibe respuestas evasivas e inciertas por parte de las autoridades norteamericanas en Chile. Ante esta situación decide volar a Santiago para tratar de aclarar por sí mismo lo que realmente ha ocurrido.
Las conclusiones a que llega Edmund Horman, son la base para que Thomas Hauser escriba un libro. Lo publica en 1978 con el nombre "La ejecución de Charles Horman".

SINFONIAS VIOLENTA EN TRES ACTOS
La cinta tiene tres momentos centrales. El primero concierne a un hombre joven llamado Frank Teruggi, quien en la vida real fue arrestado por soldados chilenos, llevado al Estadio Nacional, y después, de acuerdo con la opinión de las autoridades chilenas y norteamericanas, liberado y enviado de retorno a EE.UU. Ninguno de los familiares o amigos de Teruggi sabe nada de su retorno. Mientras tanto Ed Horman y Beth, su esposa, buscan en la morgue de Santiago el cuerpo de su hijo. Repentinamente ella reconoce a uno de los muertos. Este no es, como momentáneamente piensa Ed (y los espectadores), el cuerpo de Charles Horman. Ese es el de Frank Teruggi.
El segundo momento ocurre cuando el embajador de los EE.UU. en Chile, respondiendo a una acusación de ineficiencia que le formula Ed Horman, dice con frialdad: "Cada cual en su lugar señor. Si usted no ha estado personalmente envuelto en este infortunado incidente, debe estar sentado en su casa, complacido y olvidando todo esto" Ed no responde, le da la mano y se va.
El tercer momento nos muestra al capitán Ray Davis, comandante del grupo militar de los EE.UU. en Chile durante la época del golpe, sugiriendo que si Charles Horman está en un aprieto, fue porque él se lo buscó. "No se qué le ha ocurrido a él, pero si vo vov a Nueva York, me enredo en la mafia y aparezco flotando en el río del Este, y entonces mi esposa se queja a la policía por no haberme protegido; usted tiene una analogía en el caso de Horman ".

EL ENREDO POLICIAL
Las relaciones de Horman no eran propiamente con la mafia. El estaba interesado en la política chilena, leía periódicos, tomaba notas. Estuvo en Viña del Mar, un área clave para el golpe, cuando éste ocurrió. Conversaciones casuales que tuvo con el personal militar estadounidense en ese lugar, le revelaron que ellos estaban bien informados sobre lo que en ese momento estaba ocurriendo. Uno de ellos afirmó con satisfacción: "Nosotros vinimos a hacer un trabajo y está hechco"
La hipótesis de que Charles Horman desapareció porque fue testigo de la vinculación de los EE.UU. con los golpistas, cobra fuerza en la película. Ella termina con una voz que dice que Edmund Horman cursó una demanda en julio de 1977, contra Henry Kissinger y los miembros de la misión de los EE.UU. en Chile, pero ésta fue rechazada.
Hay un capítulo en el libro de Thomas Hauser que tiene resonancia en relación a la película. Charles Horman escribió a sus padres sobre la situación en Chile, y especialmente acerca de las implicaciones y consecuencias del asesinato del general René Schneider en 1970. Schneider, como Horman escribió, era la "cabeza del ejército chileno y el hombre más opuesto a la intervención política de las fuerzas armadas...", y concluye: "Todo esto se parece a una novela; igual a Z"

EL JURADO
Giorgio Sthler. Escenógrafo.
Geraldine Chaplin. Actriz americana.
Gabriel García Márquez. Escritor colombiano.
Claude Soule. Comisión técnica.
Francia.
Suso CecchiD'Amico. Guionista. Italia.
Mrinal Sen. Cineasta. India.
Jean Jacques Annaud. Cineasta.
Francia.
Florian Hopf. Crítico. Alemania Federal.
René Thevenet. Productor. Francia.
Sidney Lumet. Cineasta. Estados Unidos.

EL NACIMIENTO DEL FESTIVAL
La creación del Festival de Cannes fue anunciada por el gobierno francés al comienzo de 1939, el proyecto señalaba una fecha -del 1 al 20 de septiembre- y un lugar: Cannes.
La decisión respondía a una demanda formulada por ciertos países democráticos porque, "antes de la segunda guerra mundial, durante la época fascista, -recuerda el señor Favre Le Bret, presidente del festival desde 1972- las únicas películas recompensadas eran las alemanas o italianas".
Declarando la guerra, Hitler puso fin a lo que, sin dudas hubiera sido la más impresionante manifestación cultural de los países antifascistas.
En 1945, después de la liberación, el gobierno del general De Gaulle decidió organizar el festival de Cannes para el año siguiente.
Auspiciado por varios ministerios y el centro nacional de Cinematografía, el festival fue, efectivamente, inaugurado el 20 de septiembre de 1946.
J.H.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.