Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 1996/05/13 00:00

UN NUEVO AIRE

LOS NUEVOS SISTEMAS DE AIRE ACONDICIONADO DE LOS AUTOMOVILES REDUCEN EL RIESGO DE LA EXTINCION DE LA CAPA DE OZONO

UN NUEVO AIRE

Los nuevos sistemas de aire acondicionado de los automóviles reducen el riesgo de la extinción de la capa de ozono.Definitivamente la era ecológica ha tocado las puertas de todos los sectores de la producción en Colombia, y no precisamente por ser un boom internacional sino porque es una necesidad urgente a nivel mundial. El sector automotor por ejemplo, es uno de los que le ha dado la bienvenida recientemente a la era ecológica, uniéndose a la gran campaña en pro de la naturaleza por medio de la disminución y erradicación de la emisión de gases tóxicos, que como el cloro, deterioran la capa de ozono.Y es que el cloro, que es uno de los componentes de los refrigerantes que hacen parte de los sistemas del aire acondicionado de los vehículos, es uno de los elementos más estables y difíciles de descomponer, el cual, según el ingeniero Carlos León, de Calaires, posee una larga vida atmosférica, por lo que puede llegar a ocasionar la ruptura de la frágil capa de ozono y dejar expuesta a la Tierra a un grave peligro por parte de los rayos ultravioleta del Sol.Y es que esta capa de la atmósfera que protege a la Tierra de las radiaciones perjudiciales del Sol se encuentra cada vez más escasa. Según estudios presentados por el Ideam en el IV Congreso Colombiano de Meteorología realizado el mes pasado en Bogotá, los valores más bajos de ozono se encuentran en el llamado Cinturón del Ecuador y se van incrementando en los polos, es decir en Perú, Bolivia, Brasil y Colombia. Las consecuencias de la desaparición de la capa de ozono y la acción de los rayos ultravioleta son alarmantes, pues por una parte afectan las plantas, acaban con las cosechas, exterminan los pequeños organismos que son la base de la cadena alimenticia marina y como si fuera poco produce cáncer en la piel, cataratas, ceguera e incluso la muerte.Es por ello que el Ministerio del Medio Ambiente, con el apoyo económico del Programa de Naciones Unidas, adelanta proyectos en el sector de la refrigeración comercial, espumas de poliestireno y en los sistemas de aire acondicionado móvil, que buscan minimizar el impacto de las sustancias que agotan la capa de ozono.La estrategia Los sistemas tradicionales de aire acondicionado están conformados, de acuerdo con Carlos León, por un compresor que es considerado por los expertos como el corazón del sistema, por un condensador, un evaporador, una válvula de expansión y un refrigerante. Y es justamente el tipo de refrigerante lo que ocasionó la polémica, pues uno de los más usados en el mundo y que fue creado en 1930 por la General Motors y ha sido comercializado por Dupont, es el R-12, un refrigerante que pertenece a la familia de los cloroflurocarbonados, porque contiene cloro, flúor y carbono, que a pesar de su eficiencia resulta ser altamente nocivo y por tal razón se pretende sacarlo del mercado y acabar totalmente con su producción.Una labor difícil, lenta pero necesaria que muchos países, con Estados Unidos a la cabeza, ya han empezado a realizar. La idea es sustituir el cloro por otra sustancia menos nociva, como el hidrógeno, en la fórmula de los refrigerantes.Este paso ya se dio, pues hace tan solo dos años entró a Colombia un nuevo refrigerante desarrollado por la compañía inglesa ICI, que guarda las mismas cualidades de eficiencia del refrigerante tradicional pero que, contrario al antiguo, no lesiona la coraza de la capa de ozono. Se trata del R134A, que contiene hidrógeno, flúor y carbono, sin embargo de esta familia se desprenden mezclas como el R407A , el R404A y el R407C.El revolcón en los sistemas de aire acondicionado automotor, de acuerdo con el ingeniero de Calaires, una de las más grandes empresas, la cual maneja el 70 por ciento de los aires móviles en Colombia, implicó un cambio en los demás implementos que hacen parte de un sistema de aire acondicionado, como los lubricantes, las mangueras y hasta los filtros.La competenciaEn Colombia existen empresas pequeñas, medianas y grandes que se encargan de la comercialización e instalación de aires acondicionados para vehículos, pero tal vez dos de las de mayor cubrimiento nacional son Calaires y Mitchell, las cuales llevan más de 10 años en el mercado.Sin embargo, empresas como Soloaires, Airautos, Aircors y AC Rojas e Hijos, entre otras, comercializan equipos de la más alta calidad.El valor de un sistema de aire acondicionado varía de una marca a otra, sin embargo su precio oscila alrededor de un millón de pesos. Claro que si es importado su valor se llega a triplicar y más si se tiene en cuenta que con el cambió de la fórmula los precios de la nueva sustancia se pueden disparar.Pero hacia el año 2010, que es el último plazo dado por el programa de la ONU para eliminar en su totalidad la producción y utilización de clorofluorocarbonados en los países en desarrollo, no sería tan relevante el precio que se pague por preservar la irrremplazable capa de ozono.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.