Domingo, 11 de diciembre de 2016

| 1996/12/09 00:00

UNA CITA A LAS SEIS

Todos los días sus compromisos empezaban en punto de seis de la mañana. A esa hora se entregaban en manos de sus estilistas.

UNA CITA A LAS SEIS

Dl día comenzaba a las seis de la mañana. En cada una de las dos salas de trabajo, ubicadas en el tercer piso del Hotel Hilton, los secadores se prendían y un murmullo constante y casi que enfermizo se encargaba de sacar de sus camas a las 22 candidatas. Mientras tanto 16 personas, entre estilistas y técnicos capilares, se preparaban para realizar su oficio: lavar, secar, alisar y encrespar los cabellos de sus clientes madrugadoras. Casi un milagro. El proceso se iniciaba cuando las candidatas cruzaban la puerta en bata y con una toalla enrollada en la cabeza. Tardaban cerca de 20 minutos en desenredarles el cabello, en secárselo y finalmente peinarlas. Algunas salían rápido de esta tortura china, otras eran eternas. Pero definitivamente la que más lora dio fue Carmen Juliana García, de Cesar, quien en una mañana llegó a cambiar hasta cuatro veces de peinado.Desde que arribaron a Cartagena las candidatas tuvieron que cumplir todos los días con la cita de las seis de la mañana. Así ocurrió religiosamente durante los 12 días del concurso. Pero ese sacrificio tuvo su premio. Por un lado la corona y por el otro el título de Señorita Silueta. Esta vez la elección corrió por cuenta de los periodistas que cubrieron las fiestas novembrinas.Esa noche el escenario estaba iluminado por la réplica de un teatro de los años 60. Por cada una de sus dos puertas fueron saliendo las 22 candidatas en vestido de gala negro, ajustado al cuerpo y cruzado con una cinta en la espalda. Era la primera vez que todas salían con un mismo traje y fue el momento para apreciar la belleza de los rostros y de sus cuerpos sin que incidiera el color o el diseño de los vestidos. Todas desfilaron con el cabello suelto pero, sin duda, quienes se robaron un mayor número de aplausos fueron las candidatas de Meta, Pilar Schmitt; Santander, Helga Johanna Oliveros; Huila, Maritza Eugenia Rubio; Antioquia, Claudia Elena Vásquez; y Sucre, Ana María Neira. El resultado final le dio el título a la representante de Huila, el segundo puesto a Meta y el tercero a Santander.Un ramo de rosas rosadas y una cinta blanca con las letras de Señorita Silueta acompañaron a Maritza en su desfile. El último de la noche. Al día siguiente el murmullo constante y casi que enfermizo las levantó de nuevo de la cama para otra sesión de lavar, secar y peinar el cabello. Era la cita de las seis.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.