Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/16/2010 12:00:00 AM

Una región de posibilidades

Su biodiversidad, su cultura y su raza son riquezas que hacen de la Costa Caribe uno de los lugares más maravillosos de Colombia.

Cerca del 12 por ciento del territorio nacional está en el Caribe. Atlántico, Bolívar, Cesar, Córdoba, Guajira, Magdalena y Sucre hacen parte de este vasto territorio que cuenta con una extraordinaria variedad ambiental de sus tierras, buena parte fértiles, propicias para la ganadería y la agricultura. Sin embargo, según un informe del Departamento de Planeación Nacional, esta maravillosa riqueza no está siendo aprovechada al máximo.

De hecho, de las más de 4 millones de hectáreas que podrían dedicarse a la agricultura, solo 1.500.000, aproximadamente, están siendo dedicadas a esta actividad. Según la entidad, al 34 por ciento de la superficie de la región se podría utilizar en cultivos agrícolas. En la actualidad, solo 12,5 por ciento de esta área está siendo aprovechada de forma intensiva.

Algo similar ocurre con el potencial pesquero. Se estima que en el mar Caribe se podrían pescar cerca de 135.000 toneladas anuales, sin embargo, se capturan algo más de 7.000 toneladas, lo que significa que solo se explota el 5 por ciento de sus posibilidades.
Pero en otros sectores es claro que la Costa Caribe tiene ventajas envidiables.
 
Considerada zona de gran biodiversidad, privilegiada en ecosistemas de gran productividad y diversidad biológica, es polo turístico por excelencia y ofrece inmensas posibilidades de desarrollo derivadas de su variedad climática, cultural e histórica.
Según lo demuestran las cifras, en el segundo trimestre de 2010, tiempo en el que comenzó la temporada de cruceros, llegaron a Cartagena más de 48.000 pasajeros. También la ocupación hotelera promedio fue de 56,3 por ciento y, según Cotelco, se puede observar que los hoteles de cinco estrellas son los de mayor ocupación durante dicha temporada.

Pero además de ser un imán para los visitantes que buscan sol y playa, la Costa Caribe tiene gran potencial en el turismo corporativo y planes de incentivos. Recientemente, tras la rueda de negocios realizada por Proexport sobre el tema, Cartagena, por ejemplo, recibió un grupo de empresarios de Perú, España, Chile y Brasil, quienes encontraron que la región es ideal para los viajes de ejecutivos. Los principales clientes de estos empresarios son grandes laboratorios farmacéuticos, empresas del sector financiero y tecnológico, para quienes la Costa resulta no solo perfecta para realizar negocios, sino ideal para enviar a su gente como premio por el buen trabajo realizado.

Un vistazo a su situación económica

Como es de esperarse, la crisis económica afectó a la Costa Caribe tanto como al resto de las regiones del país. Sin embargo, muestra repuntes importantes.

Durante lo que va corrido de 2010, las tres principales ciudades de la Costa Caribe -Barranquilla, Cartagena y Santa Marta, muestran comportamientos fluctuantes en diferentes aspectos de su economía.

Según el Centro Regional de Estudios Económicos (Cree), con sede en Cartagena, el año pasado hubo caída en la parte agrícola, minera, industrial y la construcción, mientras que el comercio se mantuvo mal en casi todo el año. Pero al principio de 2010 tuvo cierta mejoría, y el transporte de pasajeros tuvo un incremento.

Por su parte, el Boletín Económico Regional, de Fundesarrollo, determinó que tanto en Barranquilla como en Cartagena los fenómenos del desempleo y la inflación han bajado en lo que va corrido de 2010. Aunque el desempleo sigue bajando en Barranquilla, ubicando a la ciudad en los primeros puestos en cuanto a generación de mano de obra, el trabajo por cuenta propia registra la mayor participación: 49,3 por ciento, según datos de Fundesarrollo y la Cámara de Comercio.

El comercio es el sector que más genera empleo, con una participación del 32,7 por ciento. Pero se destaca el incremento del 8,1 por ciento del empleo industrial. Esto, según el Boletín, es positivo para la economía local, teniendo en cuenta que es uno de los sectores que ofrece mejor remuneración laboral en la ciudad. En Santa Marta, las actividades de comercio exterior y construcción experimentaron una dinámica importante, así como las exportaciones, que tuvieron un aumento, lo que sugiere una mejora en la productividad de la ciudad. Además, el Boletín confirmó que la región sigue siento la más visitada tanto por nacionales como por extranjeros.

Y no es extraño, ya que cuenta con todos los argumentos para ser una de las regiones más prósperas del país, con muchas ventajas y con grandes potencialidades por desarrollar.  
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1830

PORTADA

En la cuerda floja

La economía avanza a paso muy lento. Se necesita con urgencia un estartazo, pero el desánimo y el pesimismo limitan las posibilidades de una recuperación.