Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 2003/09/29 00:00

Universidad con calidad

Se ha consolidado el proceso por el cual se certifica la excelencia de los programas y las instituciones universitarias.

Este año cuatro universidades han estado de fiesta porque hicieron historia. Fueron las primeras en recibir la acreditación institucional del Consejo Nacional de Acreditación (CNA), lo que significa que son excelentes. La primera en obtenerla, en junio pasado, fue la Pontificia Universidad Javeriana de Bogotá. El pasado 5 de septiembre otras tres instituciones más la recibieron: la Universidad de Antioquia y Eafit de Medellín y la Fundación Universidad del Norte de Barranquilla.

La acreditación institucional es, como la acreditación de carreras específicas, un proceso voluntario en el que se evalúan los niveles de excelencia en una universidad. En los dos procesos la metodología es similar: hay unas etapas de autoevaluación, evaluación de pares académicos externos (profesores e investigadores de carreras o instituciones similares), evaluación final del CNA y reconocimiento público de alta calidad.

Sin embargo el eje de la acreditación de los programas está referido a los conocimientos y destrezas que deben desarrollarse según el campo profesional, en tanto que la institucional tiene como propósito examinar la institución como un todo mediante una evaluación de sus objetivos, misión, proyecto institucional, aporte a la sociedad, entre otros. Esta acreditación institucional no sustituye la de las carreras.

Actualmente están acreditados en Colombia 195 programas de pregrado de 45 instituciones diferentes, y es la Universidad de Antioquia la que cuenta con mayor número de programas certificados, un total de 27, y tiene además la acreditación institucional. Es también posible que una institución no haya obtenido aún el reconocimiento institucional, pero tenga uno o varios programas acreditados por su excelente calidad.

Cada carrera o cada institución se acredita por un número de años, lo que quiere decir que se considera que esa entidad o carrera tiene hoy un nivel académico que le garantiza mantendrá su calidad por ese período.

Ahora los estudiantes tienen esta certificación como una guía importante a la hora de escoger la carrera que van a estudiar y dónde la van a cursar. El esfuerzo de acreditar rinde así sus frutos y empuja a todas las instituciones a mejorar su calidad.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.